konzapata.com

Señales que envía la nueva polarización entre México y Brasil

lunes 03 de diciembre de 2018, 13:00h
Por Juan Antonio Avellaneda.- Este fin de semana fue la toma de posesión de la Presidencia de México. Llegó Andrés Manuel López Obrador. En un mes exacto toma posesión el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Así se abre una nueva era en Latinoamérica. Los dos países más importantes de la región tendrán dirigentes de tendencias totalmente opuestas.
López Obrador apoya a Maduro / Twitter: @NicolasMaduro
Ampliar
López Obrador apoya a Maduro / Twitter: @NicolasMaduro

Este hecho solo había ocurrido en los años 80 pero bajo una dictadura militar de derecha en Brasil y una de centro izquierda (PRI) en México. Pero hoy ambos países llevaron democráticamente al poder a un Lopez Obrador de una izquierda clásica y a un Bolsonaro de derecha, o de ultraderecha, como dicen algunos.

Hechos como que Brasil es la octava economía de mundo y México la quinceava, que el peso mexicano es la moneda de mercados emergentes más líquida del mundo, que los mercados de valores de ambos países son de los 5 más importantes en los índices de mercado emergentes mundiales e, incluso, las ubicaciones geográficas en la región, hacen que esta polarización política sea tema de análisis en todo el mundo financiero.

Hay una clara señal de que López Obrador se convierte en la nueva bandera de la izquierda latinoamericana. El que fue fundador del Foro de Sao Paulo le da una nueva vida a este grupo de pensamiento de izquierda que se había visto afectado por los escándalos de Lula Da Silva y la crisis del modelo venezolano.

Esta polarización ya comienza a provocar noticias. La toma de posesión de Lopez Obrador y la que viene de Bolsonaro han dado y darán muchos mensajes.

Vimos en México un apoyo de toda la izquierda continental. Fotos de Evo Morales, Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro juntos y de ellos con López Obrador.

Por primera vez en varios años no asiste el presidente de los Estados Unidos a ese acto de toma de poder de su vecino natural. Donald Trump tiene como excusa la reunión del G-20 y por cosas de la vida ahora la muerte de George Bush.

Hay una clara señal de que López Obrador se convierte en la nueva bandera de la izquierda latinoamericana. El que fue fundador del Foro de Sao Paulo le da una nueva vida a este grupo de pensamiento de izquierda que se había visto afectado por los escándalos de Lula Da Silva y la crisis del modelo venezolano.

Por su parte, Bolsonaro toma posesión el primero de enero como es tradición en Brasil y ya el polémico Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, aseguró su presencia. Y Donald Trump es muy probable que asista también, así como no se espera la presencia de Evo Morales a pesar de que Brasil es el principal socio comercial de Bolivia. Las señales geopolíticas son obvias.

Los últimos casos de corrupción, el del banquero Matthias.

Leer más

En esta nueva Latinoamérica, México y Brasil llevarán la voz cantante en la geopolítica con ideas y posiciones políticas radicalmente opuestas. López Obrador y Bolsonaro serán los que marcarán las noticias. Venezuela pierde importancia geopolítica. Por lo tanto, hay que estar atento a las posturas que tomen ambos países en foros como la OEA y la ONU.

Por lo pronto, los mercados parecen ya moverse. Mientras el peso mexicano se ha devaluado, el real brasileño se ha fortalecido. Sera un interesante 2019 para la región.