konzapata.com

Cuando Elías Jaua negó la investigación de un gobernador corrupto

martes 11 de diciembre de 2018, 18:00h

Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Jesus Aguilarte Gámez se convirtió en el primer ejemplo de un gobernador electo removido por el dedo presidencial. Por el dedo de Hugo Chávez. Y es que la situación en Apure no daba para más. Mala gestión. Un mundo oscuro de complicidades. Asesinatos. Infidelidades sentimentales e infidelidades políticas y partidistas. A pesar de lo evidente, a pesar de las denuncias ante la Fiscalía General y la Contraloría General de la República, Aguilarte ni estaba preso ni tenía prohibición de salida el país. Por el contrario, podía darse el lujo de entrar y salir del país a su antojo.

Elias Jaua no dice todo lo que sabe / Foto: Wikipedia
Ampliar
Elias Jaua no dice todo lo que sabe / Foto: Wikipedia

Chávez lo remueve en febrero de 2011. Aunque todo se manejó como una renuncia. Fue sustituido por el capitán Ramón Carrizales, que antes había sido vicepresidente, y antes, mucho antes, jefe de la guarnición de Elorza a donde llegó el joven Chávez en los tiempos que era capitán. Carrizales también es amigo de Diosdado Cabello, a quien Chávez encargó de manejar la situación, el caso Aguilarte.

Hay que admitir que bien, Chávez lo removió. Pero no lo investigaron. Y lo removieron saltándose las leyes. Obligándolo a renunciar. Porque Aguilarte no quería irse. Y Chávez le pedía que le cediera paso a otro si no podía con el cargo. Y Aguilarte decía entonces lo que Rafael Ramírez dice ahora de su gestión en PDVSA: que todo lo hizo con el respaldo de Chávez.

Todo este cuento porque Elías Jaua ahora dice que Chávez investigó la corrupción. Que Chávez la castigó. Y que el chavismo es honesto, según se lo dijo a BBC News.

Hay que recordar que Jaua era vicepresidente Ejecutivo cuando se dan los hechos con Aguilarte. Y Jaua, que se lamenta ahora que la corrupción ha sido y es un problema, pero que no ve dónde realmente ha estado el problema, olvidó por completo que cuando fue a la Asamblea Nacional ese año a presentar Memoria y Cuenta, cierra la posibilidad de que Aguilarte sea investigado.

Hay que admitir que bien, Chávez lo removió. Pero no lo investigaron. Y lo removieron saltándose las leyes. Obligándolo a renunciar. Porque Aguilarte no quería irse. Y Chávez le pedía que le cediera paso a otro si no podía con el cargo. Y Aguilarte decía entonces lo que Rafael Ramírez dice ahora de su gestión en PDVSA: que todo lo hizo con el respaldo de Chávez.

Pero este asunto va con Jaua. Pues en la Asamblea Nacional ¿qué dijo?

–No lo vamos a investigar –señaló ante la plenaria de la Asamblea Nacional, dominada entonces por el chavismo, mayoría que era un muro. Una pared protectora.

1-¿En qué se diferencian Jesús Aguilarte Gámez y...

Leer más

Jaua lo apuntó, tajante, en respuesta a una pregunta de la diputada de Apure, Miriam de Montilla. La parlamentaria aprovechaba la interpelación de Jaua y del tren Ejecutivo sobre la gestión del año anterior, 2010.

Así Jaua decretaba lo evidente: Aguilarte estaba a salvo del paredón político. Por supuesto, Jaua no iba atreverse a dar tajante respuesta si la misma no ha sido consultada arriba, con Hugo Chávez, que seguía protegiendo a uno de sus muchachos. En el chavismo, la protección se convirtió en impunidad y bajo ella se cobijaron todos los que operaron en Cadivi, en los gobiernos regionales, en el gobierno central, en PDVSA, en Corpoelec, y paremos de contar. Así Jaua hoy diga lo contrario. Después Aguilarte fue asesinado en Maracay.

Otra vez miente Elías Jaua. Y miente sobre un tema...

Leer más