konzapata.com

Mientras PDVSA pierde terreno los sauditas se acercan al Caribe

martes 18 de diciembre de 2018, 15:00h
Por Bernardo Rodríguez (@Rendivalores).- El gobierno de Curazao se está planteando entregar a la empresa Motiva Enterprises las operaciones de la refinería Isla, que actualmente se encuentran en manos de PDVSA.
PDVSA puede poner punto final en  refinería Isla / Foto: Wikipedia
Ampliar
PDVSA puede poner punto final en refinería Isla / Foto: Wikipedia

Las Antillas Holandesas han dejado de ser un paraíso para Petróleos de Venezuela para pasar a convertirse en la jurisdicción elegida por gran parte de los acreedores que reclaman deuda con la estatal venezolana.

Esto es debido en gran parte, a la facilidad estratégica con la que se pueden incautar los activos de la petrolera venezolana desde esta locación.

El periódico Antillians Dagblad destacó que Venezuela prometería cooperar en la transición de la refinería de la isla a un nuevo operador. A su vez, el periódico afirmó que pese a las muestras de interés por parte de la petrolera venezolana en continuar sus actividades en el vecino país, la candidata más fuerte y predilecta por el gobierno de Eugene Rhuggenaath es Motiva Enterprises, empresa que a su percepción cuenta con solidez financiera y amplia experiencia en la producción de crudo.

PDVSA cuenta con una lista de preciados activos en el Caribe holandés, una lista que incluye desde refinerías hasta facilidades de almacenamiento.

Una de ellas, la refinería Isla de Curazao se mantiene inactiva hasta la fecha, luego de que detuvo actividades de producción y comercialización de crudo en mayo de 2018 debido a una disputa legal entre PDVSA y ConocoPhillips.

A principios de este año, el gobierno de Curazao empezó un proceso de licitación en búsqueda de empresas que cumplieran con los requerimientos necesarios para la operación de las instalaciones de la refinería. Preliminarmente, el gobierno caribeño se ha decidido por la compañía Motiva Enterprises como reemplazo de PDVSA para reactivar la refinería cuya capacidad actual de producción es de 335.000 barriles de petróleo por día (bpd).

Motiva Enterprises, subsidiaria estadounidense de Saudi Refining, filial del gigante petrolero Saudi Aramco, empezaría actividades –en caso de firmarse los acuerdos necesarios- en la refinería Isla hacia 2020, ya que la concesión de PDVSA vencería el 31 de diciembre de 2019. Dicha acción podría adelantarse de darse un acuerdo entre las partes involucradas.

El periódico Antillians Dagblad destacó que Venezuela prometería cooperar en la transición de la refinería de la isla a un nuevo operador. A su vez, el periódico afirmó que pese a las muestras de interés por parte de la petrolera venezolana en continuar sus actividades en el vecino país, la candidata más fuerte y predilecta por el gobierno de Eugene Rhuggenaath es Motiva Enterprises, empresa que a su percepción cuenta con solidez financiera y amplia experiencia en la producción de crudo.

Para sobrevivir a la crisis, la estrategia de Telares de...

Leer más

La pérdida de estas instalaciones que se destinaban a almacenamiento, refinación y distribución del crudo venezolano, representa un retroceso más en el proceso de expansión –o quizá, de sobrevivencia- de una maltrecha PDVSA, que se sigue debilitando y perdiendo terreno en el mercado internacional de hidrocarburos.

Igualmente los activos de la estatal venezolana en las islas de Bonaire y San Eustaquio han estado amenazados por el conflicto con la empresa ConocoPhillips que busca recuperar sus inversiones en Venezuela.