konzapata.com

Por qué Diosdado Cabello descarta la base militar rusa

miércoles 19 de diciembre de 2018, 21:00h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- La noticia prendió como pólvora. No es un tema nuevo, tal como lo explicó ayer el diario ALnavío. Se viene hablando de una base militar rusa desde hace meses, pero se trata de una propuesta que el propio embajador de Venezuela en Moscú ya había descartado en septiembre. Lo mismo dijo este martes Diosdado Cabello.
Cabello quiere más de una base rusa en Venezuela / Foto: correodelorinoco.gob.ve
Ampliar
Cabello quiere más de una base rusa en Venezuela / Foto: correodelorinoco.gob.ve

Lo cierto es que los diarios rusos que mantienen una línea editorial cercana al gobierno ruso del presidente Vladímir Putin, no han dejado de hacer bulla con el tema militar, la cooperación militar entre Caracas y Moscú, y ahora con el aterrizaje de los aviones TU-160, y más aún con la supuesta base rusa.

Qué es lo que dice el tratado. "Delimita los territorios que estas aeronaves pueden sobrevolar con su armamento. La formación de una base aérea con los Tu-160 en el país latinoamericano supondría una violación del tratado... Por esta razón no lo hicimos y los aviones volaron allí sin su armamento. Simplemente pusieron a prueba sus características de vuelo y la experiencia de la tripulación en su habilidad de manejar la nave en un entorno desconocido".

El tema es de revuelo, en virtud del actual escenario. Por los ruidos de guerra. Por los ruidos y amenazas de intervención militar en Venezuela. Por las tensiones entre los gobiernos de Nicolás Maduro e Iván Duque en Colombia. Por el nuevo gobierno de Brasil de Jair Bolsonaro. Por ello siempre dijimos que lo que trajeron los aviones rusos fue más provocación que otra cosa. A Putin le gusta provocar. Y Nicolás Mauro se aprovecha de ello. Se apoya en ello. La Fuerza Armada hace lo propio. Maduro para enviar mensajes a quienes se supone plantean la intervención militar para derrocarlo, para cambiar de régimen. La Fuerza Armada, en voz y letra del general Vladimir Padrino López, para hacerle creer al mundo de que cuenta con Rusia, con la defensa de Rusia, con el apoyo militar de Rusia. Por ello aterrizaron los aviones en Venezuela. ¿Pero podían quedarse? Eso es lo que se analiza en los diarios rusos.

Lo que escribimos hace una semana fue lo siguiente: “Esto trajeron los aviones rusos. Por ahora la polémica. Por ahora la provocación. Por ahora titulares. Por ahora las fotos de las naves aterrizando en el aeropuerto de Maiquetía. Por ahora los himnos de Rusia y Venezuela sonando en conjunto. Por ahora los pilotos vestidos de naranja recibidos como héroes. Por ahora la expectativa. Por ahora el ruido”.

¿Y qué es lo que dicen los diarios rusos? Por ejemplo, Sputnik señala que "la visita de los bombarderos estratégicos rusos Tu-160 a Venezuela causó un gran revuelo entre algunos medios que incluso empezaron a elaborar hipótesis sobre su posible emplazamiento en el país latinoamericano".

Pero no podían quedarse. Lo explica el especialista militar ruso Alexéi Leonkov. Señala el experto que "uno de los aspectos fundamentales que no permiten el emplazamiento de los bombarderos estratégicos rusos en Venezuela es el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, START".

Qué es lo que dice el tratado. "Delimita los territorios que estas aeronaves pueden sobrevolar con su armamento. La formación de una base aérea con los Tu-160 en el país latinoamericano supondría una violación del tratado... Por esta razón no lo hicimos y los aviones volaron allí sin su armamento. Simplemente pusieron a prueba sus características de vuelo y la experiencia de la tripulación en su habilidad de manejar la nave en un entorno desconocido".

La guerra ya llegó. Ya está aquí. Por ahora es verbal...

Leer más

Es lo que decía el ministro de Defensa de Rusia, Seguéi Shoigu, a propósito de la visita que le efectuara en Moscú Padrino López: que estos vuelos a distancia lo que permiten es entrenar a los pilotos y probar los equipos.

"Así, fueron dos los objetivos principales de la visita. El primero, la demostración de las capacidades de la maquinaria militar rusa. Lo segundo que quedó demostrado es la disposición de prestar ayuda y cooperar con otros países en el ámbito militar y técnico". Eso dice Leonkov.

Lo que pasa es que fue en Caracas donde se empeñaron en darle otra connotación con el propósito de mostrar fuerza y respaldo.

Ahora, explicando por qué no se quedaron en Venezuela, Leonkov nos lleva a otro punto. El de base militar. Es decir, esta no puede ser posible porque violaría el tratado Start. Supondría violar la letra de ese tratado. Por lo que Estados Unidos tendría argumentos para reaccionar. En consecuencia, ni emplazamiento permanente de los TU-160 ni base militar.

De modo que por ahora hay que considerar la versión del presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello: “Sale una noticia por ahí: Rusia prepara la instalación de una base militar en La Orchila. Ojalá fuera verdad, no una, dos, tres, cuatro, diez”.

En septiembre pasado, el propio diario Sputnik recogía esta información: “EEUU continuará implementando el nuevo tratado START y verificará que Moscú cumpla el acuerdo, dijo la subsecretaria de Estado para Control de Armas y Seguridad Internacional, Andrea Thompson. Por su parte, el subsecretario adjunto de Políticas del Departamento de Defensa, David Trachtenberg, declaró que el Gobierno de EEUU estima que Rusia se mantenga en total cumplimiento del Nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, START”.

De todas maneras, en las últimas semanas, el Start ha entrado en un estado de riesgo porque ambas potencias se acusan mutuamente de violarlo.

De pronto ya no es sólo la ayuda económica por parte de...

Leer más