konzapata.com

10 de Enero: Maduro vive horas de alta presión internacional

jueves 03 de enero de 2019, 15:05h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- No es guerra fría. Maduro dice que ningún gobierno del mundo no tiene por qué no reconocer el nuevo periodo que comenzará este 10 de enero. Pero en el continente hay casi una sola voz. Nicolás Maduro deja de ser Presidente en esa fecha. Lo dicen, y al mismo tiempo los mandatarios y los cancilleres marcan línea. Que hay que hacer todo lo posible para que Venezuela vuelva a ser una democracia.
Para Duque y Pompeo el tema es Venezuela / Foto @RcnRadio
Ampliar
Para Duque y Pompeo el tema es Venezuela / Foto @RcnRadio

Con la llegada al poder de Jair Bolsonaro en Brasil, el ambiente se ha calentado mucho más en estos tres últimos días. Mike Pompeo, el jefe de la diplomacia de los Estados Unidos, ha contribuido a ello, sin medias tintas. Bolsonaro ya ha construido un grupo aliado con Chile, Colombia, Argentina. O mejor dicho, Estados Unidos y Brasil marchan juntos en la misma dirección.

En su visita a Brasilia, con motivo de la asunción de Bolsonaro, Pompeo no escatimó palabras que fueron recogidas por el nuevo presidente de Brasil. El secretario de Estado y el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Ernesto Araujo, expresaron el compromiso de un frente común contra los autoritarismos de la región. A saber, Venezuela, Cuba y Nicaragua.

El gobierno de Maduro ha rechazado la actitud intervencionista del gobierno de los Estados Unidos. Ha señalado que Pompeo ha llegado a América Latina a impartir órdenes a la región. Maduro también dijo que Bolsonaro le ha entregado Brasil a los Estados Unidos. Y ha señalado que Brasil, Colombia y Estados Unidos están unidos en un complot para sacarlo del poder. Voceros del Gobierno han dicho también que resistirán y que inclusive en caso de una agresión están dispuestos a dar la “madre de todas las batallas”.

Pompeo saltó de Brasilia a Colombia y con Iván Duque la tónica fue la misma. Antes en Brasilia había sostenido un encuentro con el canciller de Perú, Néstor Bardales. “El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que Pompeo analizó con el diplomático peruano "la necesidad de aumentar presiones" sobre el presidente venezolano Nicolás Maduro para mejorar las condiciones en el país”, reportó la agencia AP.

Este viernes 4 de enero, el Grupo de Lima volverá a reunirse y el punto a abordar es el caso Venezuela. Sobre Caracas pende la amenaza de que más países retiren su embajadores en clara señal del desconocimiento de Maduro. Está pendiente una reunión de la Unión Europea para decidir la línea de acción. Europa se decanta por más presión y al mismo tiempo negociación. La UE y la OEA también tienen previsto analizar la situación. El Vaticano tampoco le ha conferido el placet al nuevo embajador de Maduro. El saliente ya hizo maletas. La OEA por su parte celebrará una asamblea para volver sobre Venezuela y también sobre Nicaragua, dada la propuesta de aplicarle al régimen de Daniel Ortega la Carta Democrática.

El gobierno de Maduro ha rechazado la actitud intervencionista del gobierno de los Estados Unidos. Ha señalado que Pompeo ha llegado a América Latina a impartir órdenes a la región. Maduro también dijo que Bolsonaro le ha entregado Brasil a los Estados Unidos. Y ha señalado que Brasil, Colombia y Estados Unidos están unidos en un complot para sacarlo del poder. Voceros del Gobierno han dicho también que resistirán y que inclusive en caso de una agresión están dispuestos a dar la “madre de todas las batallas”. En un tono parecido se pronunció este martes Raúl Castro en el discurso por el 60 aniversario de la revolución cubana. Le pidió a los cubanos estar preparados para el peor escenario en virtud del deterioro de las relaciones con los Estados Unidos.

En enero más países pueden retirar embajadores de Caracas en represalia contra Maduro

El 10 de enero va en serio. Al menos para la comunidad internacional.

Leer más

Se acerca el 10 de enero y como ya dijo KonZapata, la Cancillería de Maduro no parece estar en pie de lucha. Es que la crisis económica también impacta al cuerpo exterior, que no reciben la paga a tiempo. En consecuencia, los empleados tienen que buscar otras opciones de ingresos y el trabajo disminuye. Para Maduro, los resultados no parecen estar de su lado. Los aliados son pocos, algunos muy distantes, y Nicaragua y Cuba también se encuentran bajo el foco, no así el caso de Bolivia, cuyo presidente, Evo Morales, ha optado por una dosis de pragmatismo, debido a los lazos económicos, “estratégicos”, que su país mantiene con Brasil y Argentina. El escenario es complicado. Al punto que Raúl Castro dijo que "La región se asemeja a una gran pradera en tiempos de sequía. Una chispa pudiera generar un incontrolable incendio que dañaría los intereses nacionales de todos". También señaló que "ninguna amenaza nos hará desistir de nuestra solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela. Deben cesar las acciones agresivas contra esta hermana nación. Como hemos advertido tiempo atrás, la reiterada declaración de Venezuela como una amenaza a la seguridad nacional de los Estados Unidos, los abiertos llamados al golpe militar contra su Gobierno constitucional, los ejercicios de entrenamientos militares desarrollados en las proximidades de las fronteras venezolanas, así como las tensiones e incidentes en la zona solo pueden conducir a una grave inestabilidad y a consecuencias impredecibles".

A Maduro lo recibe 2019 con un reto que promete ser...

Leer más