konzapata.com

Publicado en 2017

Hacia dónde apunta el discurso de la lealtad del general Padrino López

viernes 11 de enero de 2019, 20:00h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- No hay que pasar por alto el último evento de Maduro con la Fuerza Armada. No hay que pasar por alto el discurso del general Padrino López. Nace el nuevo Maduro. Con una Fuerza Armada que lo arropa. Y lo protege. Es el Maduro, señala el general, al que hay que reconocer el liderazgo. El que ha enfrentado la adversidad. La “vileza” de las “fuerzas del mal” que han querido imponerse.
Hacia dónde apunta el discurso de la lealtad del general Padrino López

Hay que volver sobre el acto militar en la Escuela de la Guardia Nacional celebrado el 8 de noviembre. Uno de los más significativos de los últimos tiempos. Porque fue una declaración de apoyo total del generalato a Nicolás Maduro, y también al modelo, al chavismo, y a la Fuerza Armada en cuanto a lo que encarna, y a la tarea que está dispuesta a llevar en cabo en defensa del sistema, del régimen, del “Presidente legítimo”, y vaya, de la Constitución y la Asamblea Nacional Constituyente, que es, según el general Vladimir Padrino López, el poder soberano. Ya en esta nota que publicamos el 10 de noviembre nos acercamos al significado del evento:

Al acto hay que observarlo en sus detalles. Hay que ver la puesta en escena. Desde el saludo de bienvenida hasta la despedida. Y no hay que sacarlo de contexto. Que tiene mucho que ver con la realidad. Con la realidad de que la Oposición no ha logrado fracturar a la Fuerza Armada. Con la realidad de que el acto se celebra en el recinto de la Guardia Nacional, el componente hoy más poderoso, la maquinaria que estructuraron Maduro y el general Néstor Reverol, y el componente que se declara a sí misma guardiana del honor. Hay que observarlo en la realidad política. Un Maduro que sale fortalecido. Pero un Maduro que encara ahora el problema de la deuda externa. Lo cual es más crisis. Y para ello debe contar con el respaldo de la Fuerza Armada.

Todo importa en el acto. Y cuanto y más, el discurso del ministro Padrino López, afincado en la lealtad, proponiendo que la lealtad se incorpore al marco jurídico, y aunque se excusa de que quizá se “exceda” en la propuesta, no deja de señalar que se trata de la lealtad hacia un proyecto, hacia ese proyecto fundado por Hugo Chávez, liderado ahora por Maduro, y que produjo desde su seno, “parió”, a la nueva Fuerza Armada. “Lo demás es antibolivarianismo”, dice el general. O lo que es lo mismo: Lo demás son los demás. Mientras que ellos son la patria, el chavismo, el bolivarianismo, el antimperialismo. Son la esencia porque ese cuerpo militar, fue “parido por la revolución bolivariana”.

A Maduro le atribuye el “tino de estadista” al haber propuesto la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que logró la paz, porque en ella reside el pueblo soberano, y esto es clave en su opinión. Y es que la paz no es sólo consecuencia de la propuesta de Maduro sino de la voluntad del pueblo mayoritario, con lo cual está afirmando, Padrino López, que la ANC fue votada en mayoría. De ese modo, la ANC ha derivado en anillo protector.

Es el nuevo escenario. El que dibuja Padrino López. Primero, revalorizando a una Fuerza Armada refundada en el espíritu de Chávez. Segundo, en el caso de la Guardia Nacional, definiéndola como un templo de honor y de virtudes. Tercero, todo tiene que ver con Maduro. El Presidente legítimo. El estadista. Al que hay que reconocer el liderazgo. El que ha enfrentado la adversidad. La “vileza” de las “fuerzas del mal” que han querido imponerse.

Para salir airoso, para estar allí, rodeado de los generales, de los almirantes, de las almirantas, etc., se necesita mucho. Y ese mucho en palabras de Padrino López es fuerza espiritual, la misma fuerza espiritual que hace falta para dirigir a la Fuerza Armada “que usted tiene al frente”. De allí entonces el agradecimiento a Maduro por el ejercicio de mando, y por el apoyo a la Fuerza Armada que le ha brindado apoyo que incluye, por supuesto, el aspecto operacional.

Dicho todo esto, Padrino López lo afirma y lo confirman los aplausos del auditorio pintado de verde oliva: “Puede sentirse seguro de la Fuerza Armada… Estaremos con usted para que esta patria sea vibrante en la democracia y en la prosperidad”. Pero esta prosperidad no es sólo material, aclara, es también espiritual. “El socialismo es una de las formas para llegar a puerto seguro”, asoma.

Para rematar, sin dudar, sin que le tiemble la voz, Padrino López hace una comparación recurriendo a Simón Bolívar, cuando en Carúpano en 1814 decía que “dichosísimo aquel que corriendo entre la política, la guerra y las calamidades públicas se presenta victorioso y con su honor intacto, usted como presidente de la República ha preservado en su honor y nosotros como Fuerza Armada Nacional Bolivariana hemos preservado el honor en medio de tantas dificultades y lo vamos a seguir preservando”.