konzapata.com

Por el precio del pan mida la destrucción chavista del bolívar

viernes 18 de enero de 2019, 15:00h
Por Orlando Zamora.- Este miércoles, el Dicom, precio oficial del dólar, sobrepasó los 1.000 bolívares soberanos. Desmiente esta cotización lo del dólar en el cielo ocasionado por una manipulación inducida. Este jueves, la canilla de pan se situó en 1.000 bolívares soberanos. Con los 8 ceros restados por las reconversiones monetarias de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, el precio sería de 100.000.000.000. Cien mil millones de bolívares. Es un simple pan.
Hugo Chávez comenzó el desastre nacional. / Flickr: Hugo Chávez
Ampliar
Hugo Chávez comenzó el desastre nacional. / Flickr: Hugo Chávez

¿Qué es esto? ¿Qué hizo el chavismo para llegar a esta locura? La locura de que la moneda, el bolívar, no valga nada. Veamos:

El kilo de carne de res se vende en 8.000 bolívares soberanos. Hace siete años se producía para que cada venezolano consumiera 17 kilos de carne por año. Hoy sólo se generan 4 kilos por persona. Un millón de reses por diversas razones se han fugado a Colombia. Antes se importaba el 33% de la demanda nacional.

¿En dónde se han sembrado más “soluciones habitacionales”? ¿En los espacios ocupados por la inflada Misión Vivienda Venezuela o en las áreas verdes invadidas en autopistas, carreteras, tomas para implantar fundos zamoranos a lo largo de todo el país? Saquen cuentas claras, se produjeron más ranchos que viviendas “dignas”.

Dos litros de leche líquida se adquieren en 2.900 bolívares soberanos porque está claro lo siguiente: en vez de producir 10 millones de litros diarios, sólo se obtienen cuatro millones. El pollo está en 4.000 bolívares soberanos el kilo; es decir, 400.000 millones de bolívares con los 8 ceros eliminados por las reconversiones monetarias de Hugo Chávez y Nicolás maduro.

Los huevos por cartón están en 7.000 bolívares soberanos. El canciller Jorge Arreaza los quería hace tres años en 400 bolívares fuertes y con contribuyó a pulverizar su precio por los controles impuestos.

A todas estas, el Gobierno no quiere hablar el lenguaje del dólar. No lo necesitamos, sostienen que no existe, quitémoslo de nuestras cabezas, insiste Nicolás Maduro. Así piensan los chavistas porque son incapaces de generarlos en el escenario de la economía productiva.

Así PDVSA ya no los produce como antes, porque cada día explota menos el sub suelo venezolano, no tiene la materia prima para hacer brotar el oro negro: dólares, sin una fuente de financiamiento en esa divisa, PDVSA no levantará cabeza.

De la antes poderosa Guayana de las empresas básicas, tampoco brota un dólar. Sidor está ahora técnicamente con producción cero. Bauxiven de producir hace 10 años 5,6 millones de toneladas, produce hoy 95.000 toneladas anuales. Ferrominera se encamina hacia manos chinas.

La destrucción del servicio bancario es un hecho. El segundo y tercero bancos nacionales son los que han cerrado más cajeros electrónicos y sucursales.

Abreboca: EL BCV al no recibir el 62% de los dólares...

Leer más

Alguien recordará que hace 10 años con sólo una llamada telefónica a Amexclusivas o a cualquier tarjeta de crédito se adquirían y llegaban a casas y oficinas computadoras, electrodomésticos, cámaras o lo que sea. Hoy la Banca es una sombra de su pasado. Nos ofrecía antes créditos para casas y carros accesibles a todos los asalariados del país.

Quién no recuerda las revistas del mundo automotor venezolano que promocionaban 10 grandes marcas de vehículos y cincuenta modelos de todo tipo y tamaño. Era Venezuela la tercera grande productora automotriz de América Latina. Maduro promete el regreso a esos tiempos pero sin dólares, ni confianza, ni mercados, ni sueldos suficientes.

La tragedia agrícola es para llorar. De 27 millones de hectáreas cultivables, el chavismo-madurismo sólo hace medio producir 7 millones de hectáreas. Regalaron 4 millones de hectáreas y no hay maíz, la gente vuelve a la cola del pan y cada dos o tres días los precios varían.

A todas estas, el Gobierno no quiere hablar el lenguaje del dólar. No lo necesitamos, sostienen que no existe, quitémoslo de nuestras cabezas, insiste Nicolás Maduro. Así piensan los chavistas porque son incapaces de generarlos en el escenario de la economía productiva.

La mafia oficial del trigo juega con los precios, la corrupción a través del mercadeo de códigos obligatorios para acceder al trigo oficialista hace desastres con los panaderos.

El oro de Guayana antes era vigilado por el Estado y la producción ilegal estaba mejor controlada, hoy es parte del juego de mafias que lo explotan a discreción, hasta la guerrilla colombiana del ELN se desplaza 500 kilómetros para ejecutar sus fechorías expoliadoras del metal. Empresas turcas y chinas por concesiones oficiales explotan el precioso mineral.

Maduro con billardos inorgánicos sin respaldo productivo ofrece la millonaria Misión Venezuela Bella para 50 ciudades en un país sin hospitales dignos, que transporta en perreras a sus ciudadanos, que recoge la basura con camiones inapropiados, si lo hacen.

Venezuela en apariencia mejorará su ornato urbano sin agua, ni gas, y muchos apagones, aunque se erogaron 35.000 millones de dólares en decenas de proyectos eléctricos.

Hasta 1.000 bolívares soberanos pagan los conductores en la capital del primer estado petrolero del país para echar gasolina en sus vehículos.

Sin Gaceta Oficial, los transportistas comienzan a cobrar el pasaje urbano entre 40 y 50 bolívares soberanos, mientras que los motorizados por pocas cuadras cobran 150 bolívares soberanos y 360 por distancias mayores. Desaparecieron en estos años las líneas de buses, de busetas y el Metro se estancó, luego de invertirse más de 13.000 millones en proyectos. Todos paralizados hoy día.

¿En dónde se han sembrado más “soluciones habitacionales”? ¿En los espacios ocupados por la inflada Misión Vivienda Venezuela o en las áreas verdes invadidas en autopistas, carreteras, tomas para implantar fundos zamoranos a lo largo de todo el país? Saquen cuentas claras, se produjeron más ranchos que viviendas “dignas”.

En 20 años las gestiones de Hugo Chávez y Nicolás Maduro...

Leer más

Torino Economics estima que las importaciones venezolanas caerán a su mínimo desde 1946.

El país se quedó sin ferris, flota mercante, aviones, carros bomberos, ambulancias, flotas recolectoras de basura. Eso sí, hay bastantes patrullas, 100 tanquetas chinas antimotines, el Sebin en Caracas tiene tres grandes edificios: en los Chaguaramos, Plaza Venezuela y el Helicoide.

La tragedia narrada se fraguó en un país que percibió entre los años 1999-2018 la bicoca de 1.374.402.000.000 dólares y el doble de eso en impuestos, créditos y ventas de activo.

Qué destrucción institucional, cambiaria, monetaria y la profunda afectación de la planta industrial, puede explicar esta situación extrema que sacude la Nación. La explicación se enfoca en la acción criminal del ensayo político-económico chavista, sostenido en la creación de un partido militar, además del robo mayor, jamás visto, en la historia venezolana. La corrupción como razón última del poder.