konzapata.com

La Sudeban enfila el foco sobre los presidentes de bancos

miércoles 30 de enero de 2019, 15:00h
José Antonio Bautista.- La Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario, Sudeban, endurece las responsabilidades de todos los empleados de la banca, desde su máximo nivel jerárquico hasta los trabajadores de inferior rango en sus obligaciones de identificar, mitigar y reportar los riesgos de Legitimación de Capitales, Financiamiento al Terrorismo y Financiamiento de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva. Sin embargo, atrás quedaron las obligaciones exclusivas del personal subalterno y la asignación de las responsabilidades por incumplimientos a las áreas especializadas en la materia.
Los banqueros cada vez más acosados por el gobierno de Nicolás Maduro. / Foto: asobanca
Ampliar
Los banqueros cada vez más acosados por el gobierno de Nicolás Maduro. / Foto: asobanca

En una exhaustiva regulación sobre esta materia, la Resolución número 083.18 de la Sudeban, publicada en la Gaceta Oficial del 17 de enero de 2019, no deja dudas sobre las responsabilidades de todas las dependencias y empleados de las entidades bancarias, pero resaltan las del presidente y las de los miembros de las Juntas Directivas quienes tendrán la última responsabilidad en el cumplimiento de las normas contra legitimación de capitales de los bancos que representan. Esto es, se establece una responsabilidad objetiva a los directivos, quienes independientemente de su participación u omisión directa en los hechos, responderán por las deficiencias que en esta delicada materia incurran sus bancos.

La Sudeban persigue resultados. Establece obligaciones específicas a las instituciones bancarias y no acepta justificaciones de su incumplimiento. Los directivos de los bancos deben involucrar y responsabilizar a las dependencias y empleados de todos los niveles que en cualquier forma puedan contribuir a prevenir, controlar y detectar los intentos de legitimar capitales, financiar el terrorismo o financiar la proliferación de armas de destrucción masiva. Todos deben estar capacitados y concientizados para identificar, mitigar y reportar los riesgos.Sin embargo, atrás quedaron las obligaciones exclusivas del personal subalterno y la asignación de las responsabilidades por incumplimientos a las áreas especializadas en la materia.

En efecto, el presidente de la institución bancaria, o quien haga sus veces, será responsable no solo de proponer a la Junta Directiva la designación de los responsables del cumplimiento exigidos por la normativa para cada una de las áreas sensibles en materia de legitimación de capitales, sino que deberá asegurar que el Sistema Integrado de Administración de Riesgos de la institución funcione debidamente y que las políticas normas y procedimientos así como las decisiones emanadas de la Junta Directiva sean conocidas y aplicadas por las instancias que corresponda, debiendo conocer de primera mano los informes anuales y trimestrales elaborados por el Oficial de Cumplimiento de la institución.

Por su parte, la Junta Directiva debe garantizar la ejecución de tales controles en la prevención de legitimación de capitales, financiamiento al terrorismo y financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva, asegurando desde el establecimiento y cabal funcionamiento del Sistema Integrado de Administración de Riesgos, hasta la aprobación, supervisión y seguimiento de políticas, normas, procedimientos, planes, programas, códigos, parámetros de segmentación y cualquier otro mecanismo vinculado con la administración de riesgos, para lo cual deberá aprobar una partida presupuestaria específica e identificable dentro del presupuesto general de la entidad, designada anualmente para garantizar la ejecución de tales tareas.

Además de estar previstas expresamente tales obligaciones, la Resolución indica que los directores deberán asumir en forma individual y por escrito el compromiso institucional para prevenir la legitimación de capitales el cual deberá estar inserto en el expediente de cada uno de los miembros.

La Sudeban persigue resultados. Establece obligaciones específicas a las instituciones bancarias y no acepta justificaciones de su incumplimiento. Los directivos de los bancos deben involucrar y responsabilizar a las dependencias y empleados de todos los niveles que en cualquier forma puedan contribuir a prevenir, controlar y detectar los intentos de legitimar capitales, financiar el terrorismo o financiar la proliferación de armas de destrucción masiva. Todos deben estar capacitados y concientizados para identificar, mitigar y reportar los riesgos.Sin embargo, atrás quedaron las obligaciones exclusivas del personal subalterno y la asignación de las responsabilidades por incumplimientos a las áreas especializadas en la materia. La normativa involucra al ente como un todo y dirige el foco a quienes conducen la entidad, quienes por su rol directivo deberán garantizar el cumplimiento integral de la normativa y, en su defecto, responder por ello.

La Sudeban acaba de girar una nueva circular. Y allí deja...

Leer más

La Resolución número 083.18, publicada en la Gaceta Oficial del 17 de enero de 2019, mediante la cual se dictan las Normas Relativas a la Administración y Fiscalización de los Riesgos Relacionados con la Legitimación de Capitales, Financiamiento al Terrorismo y Financiamiento de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva Aplicables a las Instituciones del Sector Bancario, entrará en vigencia a los 180 días continuos siguientes a su publicación y deroga y sustituye a la Resolución número 119-10 de fecha 9 de marzo de 2010, que regulaba similar materia pero que no incluía los aspectos relativos al Financiamiento de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva.