konzapata.com

Los aviones que potencian los ruidos de guerra

viernes 01 de febrero de 2019, 18:00h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Desde que el asesor de seguridad, John Bolton, dejó ver una línea escrita en su libreta sobre tropas de los Estados Unidos a Colombia, ya nada podrá ser igual. En consecuencia, saltaron las alarmas en Bogotá cuando un avión de carga C17A Globe Master y un Boeing 737 aterrizaron en Catam, una base militar ubicada en la afueras de la capital colombiana. La Fuerza Aérea de Colombia señala que son operaciones de rutina. Pero el problema es el escenario actual. El problema son los tambores de guerra. El problema es la crisis en Venezuela. El problema es la amenaza de intervención militar. El problema es que todas las opciones están sobre la mesa, y buena parte de los venezolanos se creen que la opción militar es una de ella, y buena parte de Colombia también lo considera así, y el gobierno de Nicolás Maduro tampoco la descarta, y por ello es que los voceros de la Fuerza Armada, y los voceros del partido de gobierno, y los voceros del Gobierno, dicen estar preparados para plantarle cara al agresor. El agresor serían los Estados Unidos que contaría con aliados como Colombia y Brasil.
Bolton quiere que Maduro se vaya a una playa. / Foto: Sputnik
Ampliar
Bolton quiere que Maduro se vaya a una playa. / Foto: Sputnik

La crisis ha escalado y seguirá escalando. Hay quienes le dan muy poco tiempo al régimen de Nicolás Maduro, y hay quienes afirman que todavía faltan elementos que desencadenen el final. Pero lo cierto es que Juan Guidó y su plan han puesto contra las cuerdas a Maduro, cada vez más solo y más aislado, y frente a él, los Estados Unidos en posición de ataque directo. Este jueves, el propio Bolton envió este mensaje: "Le deseo a Nicolás Maduro y a sus principales asesores un largo y apacible retiro, viviendo en una playa agradable en algún lugar lejos de Venezuela. Ellos deberían aprovechar la amnistía del presidente Guaidó y avanzar. Cuanto antes mejor". El diario El Nacional, reseñó este jueves también que “Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, aseguró este jueves que no descartará la opción del apoyo militar por parte de Estados Unidos para terminar con el “cese de la usurpación por parte de Nicolás Maduro”, pero aspira no recurrir a ello”. Por lo que dicen Guaidó y Bolton, pareciera que aun se está en la etapa disuasiva de la presión. ¿Será así?

La crisis ha escalado y seguirá escalando. Hay quienes le dan muy poco tiempo al régimen de Nicolás Maduro, y hay quienes afirman que todavía faltan elementos que desencadenen el final. Pero lo cierto es que Juan Guidó y su plan han puesto contra las cuerdas a Maduro, cada vez más solo y más aislado, y frente a él, los Estados Unidos en posición de ataque directo.

Porque con todo lo que se dice, y con todo lo que se hace, y se escribe, y aparece en el horizonte, como es el caso de los aviones, el clima de tensión aumenta. Los aviones habrían partido de la base aérea de Dover, ubicada en Delawere. No son aviones cualquiera. Los C17 pueden transportar 102 fuerzas especiales de asalto o 134 soldados, más carga pesada. En total, registran una capacidad de 77 toneladas.

En diciembre, Rusia envió a Venezuela aviones TU-160, los conocidos como Cisnes Blanco, y ello originó la reacción inmediata de los Estados Unidos. Se supone que el TU-160 es el avión más potente del mundo.

Como se aprecia, los movimientos hacen que los tambores de guerra retumben con mayor fuerza. En Colombia también se ha producido un encuentro entre el comandante del Ejército Sur de EE.UU., general Mark Stammer, con el presidente Iván Duque y el ministro de la Defensa, Guillermo Botero. El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, ha dicho que su país estará siempre de lado de aliados como Colombia. Y el enemigo es Maduro y del grupo que lo apoya, el G-7, como identifica Guaidó al entorno presidencial, sobre los que el cerco se estrecha porque la consigna es que Maduro abandonará del poder por las malas o por las buenas. No es el río el que suena. Son los aviones.

La guerra ya llegó. Ya está aquí. Por ahora es verbal...

Leer más