konzapata.com

Esto es lo que olvidó Maduro sobre la OPEP

martes 12 de febrero de 2019, 18:00h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Nicolás Maduro quiere el apoyo de la OPEP, teniendo la comunidad internacional en contra, que no lo reconoce, que lo llama tirano y, de paso, reconoce a Juan Guaidó como Presidente. Maduro quiere que la OPEP haga una declaración política. Pero olvida un aspecto clave.
La Cancillería de Maduro no sabe de historia. / Foto: LHistoria
Ampliar
La Cancillería de Maduro no sabe de historia. / Foto: LHistoria

Y ese aspecto es que la OPEP no es una organización para hacer política. Un despacho de la agenciaReuters apunta que Nicolás Maduro “ha buscado el apoyo de la OPEP contra las sanciones impuestas por Estados Unidos contra PDVSA. Maduro argumenta el impacto de esas medidas sobre los precios y que los otros miembros de la OPEP pueden ser objeto de sanciones, también. Según la agencia, “la OPEP dice que le preocupan las normas petroleras, no la política”.

Rómulo Betancourt: -Es que la OPEP no es un pacto regional, ni de integración, ni hemisférico…Es una asociación de países productores de petróleo con el exclusivo fin de proteger los precios del producto. Desde el comienzo Venezuela advirtió que esta agrupación era exclusivamente de tipo económico y que se reservaba el derecho de autonomía de criterio político, el cual no debe intervenir en las decisiones de la OPEP.

Y allí está el meollo. A la diplomacia de Maduro, que no anticipó lo que se le venía encima si se juramentaba el 10 de enero para un segundo periodo, se le escapa ese detalle, pequeño detalle que rige en la OPEP desde que se fundó, desde que Venezuela fundó a la OPEP e inspiró los principios que la regirían.

Pareciera que en Cancillería el equipo de Maduro no ha estudiado el tema. No ha estudiado la historia.Rómulo Betancourt y Juan Pablo Pérez Alfonzo, cuando promovieron la fundación de la OPEP, lo hicieron a sabiendas de la diversidad política de los miembros. Y por ello pensaron en petróleo, en mercado, en precios.

En la entrevista que le hace Alicia Freilich de Segal al expresidente Betancourt para el libro La Venedemocracia, este lo expresa de manera precisa. Dice Betancourt:

-Es que la OPEP no es un pacto regional, ni de integración, ni hemisférico…Es una asociación de países productores de petróleo con el exclusivo fin de proteger los precios del producto. Desde el comienzo Venezuela advirtió que esta agrupación era exclusivamente de tipo económico y que se reservaba el derecho de autonomía de criterio político, el cual no debe intervenir en las decisiones de la OPEP.

Ese es el principio. Y la realidad de hoy también implica que Venezuela ya no es un poder en la OPEP. Es un productor marginal. La crisis de PDVSA, el derrumbe de la producción petrolera, viene de antes de las sanciones. La producción de crudo va camino al millón de barriles diarios aunque Maduro diga que ya alcanza los 1,5 millones y que en seis meses será de 2,5 millones de barriles diarios.

Por su parte, cito a El Nacional, Rick Scott, senador republicano por Florida, indicó este lunes que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no prestará ayuda a Nicolás Maduro para evadir las sanciones impuestas en su contra por el gobierno de Estados Unidos. “Afortunadamente la OPEP no ha caído en la trampa. ¡Maduro, tu tiempo se acabó!”, publicó Scott en Twitter, luego de que presuntamente la organización declinara realizar una declaración a favor de Maduro”.