konzapata.com

Los apagones agravan la situación económica de Venezuela

jueves 28 de marzo de 2019, 18:00h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Torino Economics señala en un reciente informe que la crisis eléctrica en Venezuela “se traduce en una caída adicional de 1,05% en el PIB con respecto a la ya esperada contracción de 27,4% para 2019”. Son cálculos que remiten al primer apagón del 7 de marzo. Y después vino el segundo y llegó el tercero.
Maduro ahora se inventa otra historia sobre el apagón. / Foto: @NicolasMaduro
Maduro ahora se inventa otra historia sobre el apagón. / Foto: @NicolasMaduro

Las pérdidas de ese primer apagón las ubica Torino Economics en poco más de 1.000 millones de dólares. ¿Y en cuánto se ubicarán las pérdidas de los apagones de esta semana? Otros expertos hablan de 600 millones de dólares, lo cual indica, siguiendo el patrón de Torino Economisc, que se está en la evidencia de la pérdida de otro medio punto del PIB. Y solo en cuestión de días.

Lo peor es que los apagones seguirán, pues PDVSA, está demandando más energía al no disponer de equipos nuevos de generación propia, lo cual le coloca más presión al sistema, sobrecargándolo. De hecho, operaciones de la propia PDVSA se han visto paralizadas a raíz de los apagones.

Francisco Rodríguez, Economista Jefe de la firma escribe: “En la medida en que la industria petrolera no pudo reemplazar sus generadores, comenzó a aprovechar la red eléctrica del país con mayor intensidad, lo que contribuyó a la sobrecarga del sistema”.

Refiere Torino Economics al apagón “más largo de la historia de Venezuela”, el del 7 de marzo. La interrupción del servicio eléctrico se extendió por 4 días, pero algunas regiones “experimentaron hasta seis días consecutivos sin electricidad”.

En el informe LatAm de esta Semana, Venezuela a Oscuras, Torino Economics apunta “las posibles causas detrás de este evento y estima las pérdidas económicas registradas”. Ya se sabe. Para el régimen de Nicolás Maduro, el apagón se debió a un ataque cibernético por parte de los Estados Unidos. Para los expertos independientes, un incendio en las torres de transmisión. O sea, falta de mantenimiento. Lo que corrobora lo que un proveedor eléctrico le señaló a KonZapata cuando se produjo el siniestro.

En un artículo publicado en The New York Times y escrito por Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Economics y el experto Jorge Alejandro Rodríguez, se señala queLas causas del primer apagón ahora son muy claras. Un informe exhaustivo escrito por el director de la Escuela de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Central de Venezuela muestra que el apagón ocurrió a consecuencia de un incendio iniciado cerca de las tres líneas de transmisión de energía eléctrica del complejo hidroeléctrico de Guri, en la región sureste de Venezuela. Ese complejo cuenta con varias represas y estaciones eléctricas que producen en conjunto un 80 por ciento de la energía exportada al sistema nacional; por lo tanto, su desconexión puede producir un apagón nacional. La falta de poda adecuada de la vegetación pudo haber aumentado las probabilidades de incendio, aunque este tipo de fenómenos pueden iniciarse casi en cualquier lugar. También hay que recordar que no se trató del primer apagón nacional ocurrido en Venezuela. En suma, el problema no radica tanto en el hecho de que haya ocurrido un apagón, sino en que las autoridades tardaron más de cuatro días en resolverlo”.

Torino Economics explica “que aunque los bajos niveles de operación en el sistema termoeléctrico son un problema de larga data, una de las razones que contribuyó a la crisis fue la baja disponibilidad de gas y diésel como consecuencia tanto de la disminución de la producción de PDVSA como a las sanciones adoptadas el 28 de enero por Estados Unidos y que impidieron la compra de derivados petroleros a entidades con sede en ese país. Asimismo, apunta que estas sanciones probablemente también dificultaron mucho más la importación de equipos tradicionalmente suministrados por proveedores con sede en los EEUU”.

Francisco Rodríguez escribe en el reporte de Torino Economics: “En la medida en que la industria petrolera no pudo reemplazar sus generadores, comenzó a aprovechar la red eléctrica del país con mayor intensidad, lo que contribuyó a la sobrecarga del sistema”.

Este es un aspecto de primer orden. Eso que escribe Francisco Rodríguez. Porque indica que la situación seguirá igual. No habrá manera de ubicar nuevos equipos por lo que los siniestros seguirán sucediendo. De hecho, se repitió este lunes, y cuando se creía que el servicio se estabilizaba, este martes, el país sufrió otro interrupción eléctrica. Aun el miércoles seguían las fallas en buena parte del país.

En el texto publicado en The New York Times afirman los autores que “el país se vio imposibilitado de mantener o remplazar sus generadores eléctricos y comenzó a explotar más las fuentes hidroeléctricas del país, con el consiguiente aumento del riesgo de sobrecargar el sistema”. Y apuntan: “Es evidente que la escasa inversión, la falta de mantenimiento y la crisis económica del país, acentuadas por la corrupción y los absurdos subsidios a la electricidad, son las principales causas. En este sentido, (Hugo) Chávez y (Nicolás) Maduro sin duda son los principales responsables del derrumbe del sector eléctrico”. Y están ahora las sanciones impuestas por los Estados Unidos, que hacen imposible reemplazar equipos, adquirir equipos en el exterior y manejar recursos financieros en el exterior.

El régimen de Maduro mantiene el discurso de la guerra y el sabotaje eléctrico. Ahora Maduro señala que el incendio registrado en un transformador en el patio de máquinas de la represa de Guri se debió a un ataque con fusil. Esto para evitar que se diga que alguien penetró la instalación custodiada por fuerzas militares. “Ha sido un ataque terrorista brutal, un ataque con fusil contra un área vital del Sistema Eléctrico Nacional… tenemos las balas y estamos en el proceso de determinar el calibre y quiénes son los responsables“, dijo Maduro. “Nunca en la vida se había suscitado un evento igual. Quien lo hizo fue un mercenario asesino mandado por la oposición golpista que sabía lo que estaba habiendo lo que estaba atacando esta área vital para la transmisión eléctrica del país”.

El colapso del sistema eléctrico nacional en los últimos días es...

Leer más

Torino Economics coloca como los sectores más afectados a la industria, al sector público, la banca, la agricultura, comunicaciones y comercio.

Todavía no se han establecido las pérdidas por el segundo y tercer apagón. Los primeros cálculos indican que suman 600 millones de dólares. Y tomando en cuenta los números de Torino Economics, ya puede establecerse otro impacto adicional en el PIB, de menor cuantía, pero impacto al fin y al cabo. Medio punto esta vez. Con lo cual la pérdida sería de 1,5 puntos del PIB en apenas días. Este será un trimestre en negro, mucho más negro, para la economía de Venezuela.