konzapata.com

¿Son “soldados” o “médicos” los 20.000 cubanos que están en Venezuela?

miércoles 17 de abril de 2019, 16:01h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Dos cifras han salido a la luz. Que el país ha pagado al poder cubano en 16 años solo por concepto de la Misión Barrio Adentro, 120.000 millones de dólares. Y que en Venezuela en 18 años han actuado más de 225.000 cubanos. ¿Pero son funcionarios o “soldados”, como ahora lo anuncia en Caracas el jefe de las misiones cubanas?
Maduro se ufana de una cifra y no sabe lo que dice. / Foto: Nicolás Maduro
Ampliar
Maduro se ufana de una cifra y no sabe lo que dice. / Foto: Nicolás Maduro

Maduro sabe que la ayuda humanitaria es un golpe que lo acerca más a la derrota. Nicolás Maduro sabe que el ingreso de la ayuda humanitaria patenta el fracaso del modelo chavista, y el fracaso de su propio gobierno. La ayuda humanitaria no es una fórmula de cooperación. Es el auxilio a un país destruido, sin sistemas de salud, transporte, eléctrico, sin producción de alimentos. Es un país con la infraestructura destruida. Sin agua potable. Es un país cuya producción petrolera sigue en declive. Es un país que expulsa a su gente. Es un país saqueado. Es un país en ruinas.

Y porque Maduro sabe todo esto, y sabe que la foto de los camiones de la ayuda humanitaria de la Cruz Roja Internacional entrando a Caracas, le da la vuelta al mundo, replica o, mejor dicho, intenta replicar poniendo como modelo de atención sanitaria la Misión Barrio Adentro. Pero en el acto de réplica de Maduro celebrado ayer se cuelan algunas cifras.

Ese número, 20.000, es inquietante, tomando en cuenta la cifra global de estos 16 años. ¿Es 2019 el año con más cubanos en el país? Vale la pregunta. Porque ese número de cubanos es todo un ejército de ocupación. De hecho, el propio jefe cubano así lo reconoce cuando afirma que los funcionarios cubanos son “soldados”. Soldados “dispuestos a defender Venezuela de cualquier agresión externa”. Son soldados para defender a Venezuela “de los gringos y contra cualquiera que se meta”. Y señaló que los cubanos son soldados alistados en el ejército de usted, en referencia a Maduro que fue quien le dio la palabra en el acto celebrado este martes.

La primera verdad es que 225.000 cubanos han actuado en las misiones en Venezuela en 18 años. Y en la Misión Barrio Adentro, 145.00 en 16 años. Son cifras reconocidas, admitidas y dichas en Caracas por el doctor Julio García, que es el jefe de misiones cubanas en el país. Quien además señala que ese volumen de gente solo es superado por Angola, donde los cubanos llevan 40 años. Se supone que 11 misiones cubanas tienen actividades en Venezuela. Y Barrio Adentro es la de más impacto. Y se supone que en la actualidad hay alrededor de 20.000 cubanos, según lo anunció Raúl Castro la semana pasada en un discurso en La Habana. De 19.000 habla García.

Esos números, 20.000 o 19.000, son inquietantes, tomando en cuenta la cifra global de estos 18 años. ¿Es 2019 el año con más cubanos en el país? Vale la pregunta. Porque ese número de cubanos es todo un ejército de ocupación. De hecho, el propio jefe cubano así lo reconoce cuando afirma que los funcionarios cubanos son “soldados”. Soldados “dispuestos a defender Venezuela de cualquier agresión externa”. Son soldados para defender a Venezuela “de los gringos y contra cualquiera que se meta”. Y señaló que los cubanos son soldados alistados en el ejército de usted, en referencia a Maduro que fue quien le dio la palabra en el acto celebrado este martes. Y hay que tomar nota. Es un ejército de ocupación desplegado por todo el país. Y hay que tomar en cuenta la seguridad y la soltura con la que habla el jefe cubano. El tal doctor García.

Habló más de la cuenta el doctor García. Y habló en esos términos porque el jefe cubano se siente jefe en Venezuela. Se siente con poder en Venezuela. Allá Maduro que le entrega tal vocería, y llega al punto de pedirle algunas “instrucciones” y tiene el cubano García que corregirlo: No damos instrucciones, recibimos instrucciones de usted, le apuntó a Maduro. ¿Quién puede creer esto? ¿Quién le da instrucciones a quién?

Raúl Castro fue quien reveló la semana pasada, con ocasión de la entrada en vigencia de la nueva constitución, que en Venezuela hay 20.000 cubanos. Lo dijo así:

“A los más de 20.000 colaboradores cubanos, el 61% de ellos mujeres, que se encuentran cumpliendo misión en Venezuela les trasmito nuestro profundo reconocimiento por su compromiso y consagración en la noble y profundamente humanitaria tarea que realizan al servicio de las familias de esa hermana nación”.

Colaboradores, dijo Castro. Funcionarios, dijo García. Soldados, reafirmó García. Y seguro que lo reafirmó no en sentido figurado, porque de inmediato afirmó aquello de soldados dispuestos para la defensa de Venezuela. Que se mantendrán firmes al lado de Venezuela en cualquier circunstancia. A esto hay que darle la debida lectura. Sin eufemismos.

Lo cierto es que los “soldados de Barrio Adentro”, frase del doctor García, son 20.000. Y ahora cabe recordar esta otra cifra: la avanzada de más de 2.000 supuestos médicos que arribaron en enero de este año a reforzar la presencia y la actividad en Venezuela. ¿Son médicos? ¿Son soldados? Hay que recordar que llegaron a pocos días de la juramentación de Juan Guaidó como Presidente Encargado. Y hay que empatar esto con lo que acaba de decir García: que son soldados para defender a Venezuela de cualquier agresor.

Cualquiera tiende a pensar que la magnitud de la presencia cubana en Venezuela tiene que ver con el control, con trabajos de inteligencia, con espionaje, con torturas, con represión, con escuchas. Lo hemos reseñado otras veces en KonZapata. Cómo actúa la inteligencia cubana. Hemos reseñado las declaraciones de Ramiro Valdés, jefe de la inteligencia cubana: que en ese cuerpo trabajan solo los convencidos, que la inteligencia no es un frente amplio, y que en Cuba nada se mueve sin que lo sepa el aparataje policial. Es la fórmula que aplican en el país.

Maduro y el jefe cubano tenían que aportar detalles de las misiones para intentar rebajarle importancia a la ayuda que viene a atender lo que ya no es crisis humanitaria sino tragedia, sino emergencia humanitaria, que es como la define Juan Guaidó.

Luego viene otra cifra que importa. Y aquí la cita es del diario Correo del Orinoco:

Que solo en la Misión Barrio Adentro el país ha destinado 120.000 millones de dólares. Maduro se llena la boca. Se ufana. Y casi grita: “Para que el mundo lo sepa (…) estamos hablando de más de 120 mil millones de dólares invertidos en el pueblo humilde, trabajador, la familia, el hogar, en quien lo necesita. Además, gracias a la Misión Barrio Adentro se ha salvado la vida de 1.779.015 compatriotas”.

Hay que leerlo bien. 120.000 millones. ¿Pero dónde están? ¿Qué se hicieron? ¿Dónde los resultados? Al término, el balance es negativo. Se puede observar que la relación precio-utilidad no se justifica. Porque si Barrio Adentro fuera efectiva, tanto en atención como en suministro de medicinas, en Venezuela no se estuviera muriendo la gente en los barrios, y no habría escasez de medicinas.

Al fin y al cabo, ¿qué se paga? ¿Médicos o soldados? Lo de hospitales, y laboratorios, y red de ambulatorios, y equipos, y medicinas, que se hubieran construido y comprado con toda esa cantidad de dinero.

Sobre la compra de medicinas cabe destacar que en 15 años Venezuela adquirió de Cuba más de 2.000 millones de dólares, según lo investigó el portal ArmandoInfo.com. Parece poco, y no lo es. Parece mucho y tampoco lo es, si se toma en cuenta aquella cifra global de los 120.000 millones de dólares. Pero esos 2.223 millones de dólares, que es la cifra exacta que aporta ArmandoInfo, sirvieron para destruir la producción venezolana de medicinas. El mundo estará asombrado por tanto derroche. Pues lo que salta a la vista es que pese a los 120.000 millones de dólares, el sistema sanitario se encuentra en el suelo. Y de allí la ayuda humanitaria. Por la crisis humanitaria.