konzapata.com

La Bolsa de Valores de Caracas no se rinde

lunes 22 de abril de 2019, 15:43h
Por José Miguel Farías (@Rendivalores).- Venezuela atraviesa actualmente la mayor crisis económica de su historia, y lo que es peor aún, cada día parece que las expectativas de un cambio se alejan. Recientemente el Banco Mundial, en su informe semestral, informó que las condiciones socioeconómicas del país continuarán deteriorándose en los próximos meses.
Gustavo Pulido asegura que la de Caracas Bolsa seguirá apostándole a Venezuela / Foto: KonZapata
Ampliar
Gustavo Pulido asegura que la de Caracas Bolsa seguirá apostándole a Venezuela / Foto: KonZapata

En su carta anual el pasado mes de diciembre, la Bolsa de Valores de Caracas de mano de su presidente Gustavo Pulido, expresaba que a pesar que Venezuela se encontraba atravesando la mayor caída del Producto Interno Bruto (PIB), la mayor devaluación de la moneda y la mayor pérdida del poder adquisitivo -variables que habrían sacado de contienda a cualquier actor del mercado- el corro capitalino seguía apostando por hacer negocios y mantener su operatividad en el país.

Apostaba Pulido porque los problemas no sean eternos y que, a través de una labor eficiente, tanto la institución como el país saldrían de esta coyuntura tan adversa. Y a pesar de que algunos podrían refutar que usualmente el comportamiento de los mercados financieros van atados al desarrollo y a la estabilidad política y económica de los países, el caso venezolano es completamente atípico en algunos aspectos.

Incluso con la brutal intervención que sufrió el mercado de capitales venezolano en 2010, la actividad y las operaciones en la Bolsa de Valores de Caracas nunca se detuvieron, razón por la cual la institución ha sido capaz de mantenerse de pie. Y a pesar de que es notorio que no se han alcanzado los volúmenes transados en épocas pasadas, la tendencia en los tres últimos años indica una importante alza. De hecho, desde 2017 hasta el primer trimestre del presente año, los volúmenes diarios se han incrementado en más de 500%, pasando de aproximadamente 99.000 dólares diarios a más de 500.000 dólares para el año en curso.

En los últimos años, las empresas que cotizan en la BVC han logrado abatir desde controles de cambio, expropiaciones, intervenciones e incluso durante gran parte del 2018, fueron capaces de aguantarle el pulso a la terrible hiperinflación que aun azota al país.

Asimismo, en el primer trimestre de 2019 -y a pesar de todos los problemas estructurales que atraviesa el país a causa de la crisis eléctrica- la Bolsa ha logrado superar en su conjunto, a la tasa de inflación acumulada y a la apreciación del tipo de cambio, lo cual sin dudas, no es poco decir.

¿Cómo es posible que la Bolsa de Valores de Caracas haya logrado sobrevivir?

Incluso con la brutal intervención que sufrió el mercado de capitales venezolano en 2010, la actividad y las operaciones en la Bolsa de Valores de Caracas nunca se detuvieron, razón por la cual la institución ha sido capaz de mantenerse de pie. Y a pesar de que es notorio que no se han alcanzado los volúmenes transados en épocas pasadas, la tendencia en los tres últimos años indica una importante alza. De hecho, desde 2017 hasta el primer trimestre del presente año, los volúmenes diarios se han incrementado en más de 500%, pasando de aproximadamente 99.000 dólares diarios a más de 500.000 dólares para el año en curso.

La importancia de los mercados de valores: su éxito es sinónimo de crecimiento

Es importante entender que, los modelos que analizan la evolución de una economía hacen especial énfasis en el efecto positivo de la acumulación del capital sobre el progreso de las economías. Para ello, deben existir mercados de capitales desarrollados que canalicen adecuadamente los ahorros hacia la inversión. Mercados de capitales poco desarrollados, con problemas de información y, sobre todo con baja liquidez, pueden originar menor acumulación de capital y menor crecimiento económico. Por eso es tan importante la presencia de los incentivos adecuados para la cotización pública y la comercialización de acciones de empresas.

Desafíos y oportunidades a los que se enfrenta la Bolsa de Valores de Caracas

Foto: KonZapata

Los obstáculos a los que se enfrenta el mercado de capitales son enormes. Hay que tomar en cuenta, que según el último informe del Banco Mundial, en 2018 el PIB real del país se contrajo 17,7% y es probable que caiga 25% en el 2019. Esto se traduciría nada más y nada menos que en una caída acumulada del PIB del 60% desde el 2013. Tal situación, y el panorama de contracción tan agresivo, hace inviable pensar en un auge del mercado de capitales en el corto y mediano plazo.

Es importante tomar este punto en consideración, dado que en medio de un empequeñecimiento tan notorio de la actividad económica, junto a la vigencia de los controles de cambio y de precios que limitan la operatividad de nuestra economía, es improbable que el mercado de capitales entre en una fase de crecimiento orgánico. Asimismo, el hecho de una contracción tan grande del aparato productivo limita enormemente la capacidad de ahorro de la población y afecta muy negativamente los resultados financieros de las empresas.

Desde esta vitrina, y como miembros activos del mercado de valores venezolano, es necesario que el público inversor esté advertido. Si bien es cierto -dado que muchos actores del mercado lo destacan- que si hacemos un estudio comparativo de la relación entre el tamaño de las Bolsas de Valores y el PIB de los distintos países del continente pareciera que aún tenemos mucho margen de crecimiento. Y es indudable que éste debe venir sobre las bases de la confianza y la transparencia.

Asimismo, resulta imperativo generar acercamiento de empresas públicas y privadas hacia el mercado de capitales. De igual forma, hay que dinamizar y adecuar el marco jurídico local a los estándares de los mercados internacionales y promover la cooperación con distintas entidades bursátiles latinoamericanas, de manera tal que podamos hacer nuestras las mejores prácticas corporativas.

Desde el pasado 11 de febrero entró en vigencia la última...

Leer más

Por último, es vital recuperar la inversión privada en el país para reforzar la economía. La necesidad de promover a la Bolsa de Valores de Caracas como instrumento de ahorro e inversión se hace imperativa ante la crisis económica del país. El hecho de que este mecanismo haya sido quizás el mejor instrumento para luchar contra la inflación en los últimos años, junto a las nuevas directrices que permitan reimpulsar su funcionamiento, pueden ser el inicio de una nueva apertura del mercado de capitales venezolano.