konzapata.com

Empeora el panorama de la deuda argentina

martes 23 de abril de 2019, 16:00h
Por Daniel Teixeira – @Rendivalores. Los bonos denominados en dólares emitidos por el gobierno argentino, se comercian en su mayoría por debajo de su valor par, ubicándose alrededor del 75%.
Mauricio Macri tiene un reto electoral / Foto: President of Russia
Ampliar
Mauricio Macri tiene un reto electoral / Foto: President of Russia

Aun cuando ese país cerró un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 56.000 millones de dólares y mantiene reservas internacionales de 76.700 millones de dólares, los inversionistas han perdido confianza en el mercado.

El escenario político ha forzado al actual presidente a tomar medidas para mantener la estabilidad cambiaria, utilizando fondos otorgados por el FMI para comprar pesos. En el corto plazo, se espera ayudará a mantener su popularidad hasta la elección de octubre, pero la medida amenaza la relación con el mismo fondo y la situación frente a los compromisos adquiridos para 2020, lo que no agrada a los inversionistas.

La prima de riesgo exigida por los inversionistas -en comparación con la de los bonos del tesoro de los Estados Unidos- asciende a 8,58%, la más alta desde 2014. Esto demuestra la incertidumbre del mercado sobre la capacidad de pago de la deuda por parte del gobierno argentino.

Dicha perspectiva surge de las dificultades económicas que afronta ese mercado -la recesión de 2018, políticas económicas restrictivas y una tasa anualizada de inflación aun sobre el 50%- y la incertidumbre de una reelección de Mauricio Macri por una vuelta al poder de Cristina Fernández.

El escenario político ha forzado al actual presidente a tomar medidas para mantener la estabilidad cambiaria, utilizando fondos otorgados por el FMI para comprar pesos. En el corto plazo, se espera ayudará a mantener su popularidad hasta la elección de octubre, pero la medida amenaza la relación con el mismo fondo y la situación frente a los compromisos adquiridos para 2020, lo que no agrada a los inversionistas.

El mercado de deuda argentino pareciera ser la expresión de la incertidumbre política en torno al país sudamericano. Teniendo un historial de fuertes políticas intervencionistas, el avance en las encuestas de Cristina Fernández –y el retroceso de Macri- preocupa a los inversionistas. Lo que se puede confirmar con el aumento del precio de las permutas de incumplimiento crediticio (Credit Default Swaps, CDS), las cuales son una medida de riesgo país más sensible a la incertidumbre política que a la económica o institucional, que marcan una probabilidad de impago de 49% para los próximos 5 años.