konzapata.com

En Conatel no hay nada inocente

jueves 25 de abril de 2019, 16:01h
Por Orlando Zamora.- La Comisión Nacional de Telecomunicaciones, Conatel, fue creada año y medio después asumir Hugo Chávez el poder. En 2002 se asoma como todo un ente participativo. En realidad, enmascaraban los fines, que se evidenciaron poco tiempo después: la regulación de toda opinión adversa, un instrumento para articular retaliaciones, multas, advertencias contra los medios críticos e independientes.
Censura y autocensura es la marca del chavismo
Ampliar
Censura y autocensura es la marca del chavismo

Todo este proceso se consumó de forma progresiva, empleando mecanismos sustentados en un supuesto escrutinio “popular”, al cual apelarían los usuarios de los medios audiovisuales para corregir los posibles “desviaciones o excesos” de los propietarios de esos medios de comunicación al hacer “un uso indebido de la libertad de expresión”.

La lucha entre los medios audiovisuales contra la imposición hegemónica de la voz oficial fue uno de los principales escenarios del combate político-ideológico en el período de 2002 a 2010. El régimen no ganó al 100% esa pelea, pero avanzó mucho en la hegemonía comunicacional al propiciar el cierre de alrededor de 40 emisoras de radios y de RCTV en 2007. También impuso una autocensura comunicacional en gran parte de los medios vulnerables en lo financiero.

En adelante, hasta nuestros días, el régimen enfrascado en la lucha por conservar indefinidamente el poder, procura “perfeccionar los controles y democratizar” en forma más efectiva a la televisión. Y lo logró casi perfectamente: de las 17 señales de televisión abierta, difundidas por cable, controla 10 canales y otros 2 le son afines por los nexos políticos con sus accionistas. Dos se autocalifican de” neutros” y tres “marean” la censura.

Conatel carece en la práctica de autonomía funcional al estar adscrita al Ministerio para la Comunicación e Información. Lo extraordinario y engañoso es la supra representatividad del llamado “Directorio de Responsabilidad Social”. Encabezado por el director de Conatel e Integrado por cuatro representantes de ministerios afines, el Sundde, Instituto de la Mujer, Consejo del Niño, la Iglesia, dos usuarios de medios y un docente de las escuelas de comunicación social.

Pero le faltaba crear una logística de persuasión amplia, sentada con una base legal firme y clara. Que funcionara 24 horas como censores representativos de los “intereses” de la sociedad. Entonces surge la más completa ley de vigilancia y control de los medios audiovisuales conocida hasta ahora. Es la Ley de Responsabilidad Social en Radio Televisión y Medios Electrónicos.

En el 2010, a raíz de la promulgación de la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos que se presentó engañosamente como un proceso de democratización de los medios informativos, el régimen de Hugo Chávez retomó su vieja aspiración de neutralizar las voces disidentes.

La Ley parte de: “Para fomentar el equilibrio democrático entre sus deberes, derechos e intereses a los fines de promover la justicia social, la democracia, los derechos humanos”. O sea, el régimen aplica el alicate a nombre de la “democratización” de las señales UHF, VHF.

El artículo 11 le exige a las operadoras por suscripción “las facilidades tecnológicas que permitan el bloqueo de canales contratados”.

El mismo artículo le reserva al Estado hasta el 10% de los canales de difusión por suscripción, así como la difusión de servicios gratuitos, que se hicieron en el tiempo abusivos y adoptaron un carácter eminentemente ideológico a favor del régimen.

Éste usó luego esas ventajas para mensajes constantes, persistentes, de corte ideológico nada institucionales o representativos de algunos intereses de ciertas minorías. Por el contrario, se correlacionan con la línea oficial del partido oficial y del régimen.

El artículo 27 de la Ley indica que los mensajes que promuevan la alteración del orden público, inciten o hagan apología del delito, propaganda de guerra, fomenten la zozobra en la población, desconozcan a las autoridades legítimamente constituidas, comportan delitos administrativos y penales. Lo complejo de ello es demostrar tales faltas.

Conatel carece en la práctica de autonomía funcional al estar adscrita al Ministerio para la Comunicación e Información.

Lo extraordinario y engañoso es la supra representatividad del llamado “Directorio de Responsabilidad Social”. Encabezado por el director de Conatel e Integrado por cuatro representantes de ministerios afines, el Sundde, Instituto de la Mujer, Consejo del Niño, la Iglesia, dos usuarios de medios y un docente de las escuelas de comunicación social.

Para convalidar la unanimidad de esta “pluralidad” basta acceder a las páginas webs de Conatel y el Directorio mencionado y constatar su fidelidad ideológica al régimen y el empleo de las imágenes de Chávez y de otros emblemas de la revolución.

De la página web de Conatel se recogen estas premisas:

“No se tolerarán las irresponsables acciones mediáticas del 11 de abril del 2002 y del 2014 cuando se avaló la agresión al pueblo”.

“Hoy 27 de febrero de 2019 se cumplen 30 años de la rebelión del pueblo contra el paquetazo neoliberal”.

# Rebelión Antiimperialista. # En Venezuela venció la paz. # Venezuela Potencia Energética.

Diseminadas por todo el país, muchas comienzan a denunciar...

Leer más

Algunas de las actuaciones recientes de Conatel

El Directorio de Responsabilidad Social el día 22 de septiembre de 2015 rechazó los conceptos emitidos por el periodista César Miguel Rondón en Éxito Unión Radio 99,9 FM por considerarlos ofensivos a la figura presidencial y a la Fuerza Armada y lo censuró por guardar silencio ante las ofensas del alcalde de Cúcuta al gobierno Nacional. En los meses iniciales de 2019 este periodista sale del aire por presiones gubernamentales.

El 21 de enero del 2019 sale también del aire el programa del ex alcalde de Barquisimeto Alfredo Ramos que se trasmitía por la Radio Fe y Alegría de esa misma ciudad.

Hace pocos días cerraron en Villa de Cura, estado Guárico, la emisora Ambiente 96.1 FM a la cual le fueron incautados computadoras y equipos de cabina, y un trasmisor de audio.

En materia de censura internacional este es el inventario. En tiempos recientes han sacado del aire a CNN en español, a una de las señales de National Geographic, ambos canales de EE.UU., Antena 3 de España; de Colombia a Caracol TV, El Tiempo y NRT 24. También han suspendido temporalmente, por dos veces, en aparente advertencia DW, Deutsche Welle de Alemania.