konzapata.com

El BCV lo tiene todo para ser el búnker que esconda a Nicolás Maduro

viernes 26 de abril de 2019, 22:30h
Por José Manuel Rotondaro.- Tradicionalmente, los directivos del Banco Central de Venezuela trataban de mantener la institución con un bajo perfil. Pero en las últimas semanas, el BCV ha estado en la palestra pública por razones equivocadas.
Los edificios del BCV lo tienen todo para ser un refugio del poder. / Foto: albaciudad.org
Ampliar
Los edificios del BCV lo tienen todo para ser un refugio del poder. / Foto: albaciudad.org

Una de ellas, la aún no aclarada decisión de impedir el ingreso de los empleados a las instalaciones en Caracas. Inicialmente percibida como una reacción lógica, compartida por otros despachos oficiales, a la falta de electricidad y agua.

Pero a pesar de que el suministro energético se ha restablecido en el centro de la ciudad, si bien con severas restricciones, la prohibición de entrar a las oficinas se ha mantenido, lo cual da pie a varias especulaciones sobre las verdaderas razones.

Algunas son poco plausibles, como es la de evitar que se filtren movimientos extraños en las bóvedas del BCV, en especial la que almacena el oro. Esta teoría luce improbable cuando cualquier movimiento de los camiones necesarios para transportar el metal sería fácilmente observado desde los edificios de apartamentos que circundan al BCV.

Otra, con mayor sustento y lanzada inicialmente en KonZapata, es que el régimen ha convertido las edificaciones del BCV que ocupan dos manzanas completas en el búnker de Maduro.

¿Qué pasa en el BCV? El primero en hacer la denuncia...

Leer más

Dijo KonZapata entonces: “Pero en lo tercero que se piensa es que el BCV es una especie de búnker. Un búnker ubicado cerca del Palacio de Miraflores. Un búnker en la ruta al Palacio. Un bunker estratégico. Con ubicación estratégica. Hubo un tiempo que se conjeturó, también, que varios edificios públicos, y varios edificios expropiados, fueron “habilitados”, “acondicionados” o “preparados” con dispositivos de seguridad, previendo disturbios, marchas, e inclusive un estado de insurrección general que ponga en peligro el poder, el poder instalado en el Palacio de Miraflores. Todo esto se pensó luego de los sucesos de abril de 2002 que echaron a Hugo Chávez del poder, de aquella insurrección popular que movilizó, tal vez, un millón de personas”.

El complejo arquitectónico reúne las condiciones para albergar a la élite madurista.

Amplios espacios subterráneos.

La torre de mayor altura en la zona, 24 pisos.

Torre con un helipuerto en la azotea.

Varios pasillos que conectan los diversos edificios tanto en forma elevada como por debajo de la tierra.

Un pozo de agua.

Una planta eléctrica con tanques de combustibles de reserva.

Dormitorios.

Al menos dos cocinas con amplio espacio de almacenamiento en frío.

Conexión directa y redundante con la red de telecomunicaciones de alta velocidad.

Un arsenal y polígono de tiro.

El edificio sede cuenta con resguardo ante potenciales ataques aéreos por los cuatro costados.

Dos cifras han salido a la luz. Que el país ha pagado al...

Leer más

En fin, pese a que seguramente no estuvo en la mente del arquitecto Tomás José Sanabria cuando diseñó los edificios que bordean la avenida Urdaneta, la idea de refugiarse en el BCV tiene sentido lógico.

No hay que olvidarlo. Todas las opciones están sobre la mesa. Y a pesar que de la opción militar, la intervención militar, se habla menos, ella no está descartada. Los expertos no la descartan. Tampoco la élite madurista la descarta. O son los que menos la han descartado. De hecho, Rusia sigue hablando de ello. Cuba sigue hablando de ello. Se recordará el énfasis con el que se expresó el jefe cubano de las misiones cubanas en Venezuela, sobre los “soldados”, los “médicos, dispuestos a defender a Venezuela de cualquier agresión. Son 20.000.