konzapata.com

¿Se quedará Venezuela con el petróleo bajo tierra?

lunes 29 de abril de 2019, 20:30h
Por Juan Antonio Avellaneda.- No cabe duda de que en los últimos años el mercado mundial de petróleo ha cambiado sustancialmente. ¿Cuáles factores se mueven? ¿Qué está pasando? ¿Y qué ocurre en Venezuela?
PDVSA con problemas operativos / Foto: @pdvsa
Ampliar
PDVSA con problemas operativos / Foto: @pdvsa

Hay que comenzar por decir que Venezuela se ubica con una producción por debajo del millón de barrilesdiarios. El conflicto en Libia no se soluciona y entra en otra fase. Irán sufre sanciones por parte de los Estados Unidos, y esas sanciones hubiesen disparado el precio del crudo. La realidad es que el precio indicativo del Brent se ha mantenido estable alrededor de los 70 dólares en el último año. Recordemos que en 2002 cuando ocurrió el paro petrolero en Venezuela, el Brent se disparó pasando de los 100 dólares. En aquel momento Venezuela era un gran operador de petróleo.

Dos grandes factores han cambiado la dinámica petrolera mundial.

En segundo lugar, la política del tercer gran productor, Estados Unidos. Desde la invención y masificación de la tecnología del “hydraulic fracking”, grandes yacimientos como el “Permian Basin” en Texas están siendo explotados. Solo esta cuenca produce 2 millones de barriles diarios. A esto agregamos que Barack Obama en su mandato permitió, luego de casi 40 años, que Estados Unidos vuelva a exportar hidrocarburos y su sucesor Donald Trump continuó con esta política. Esto ha ocasionado que Estados Unidos aumente la producción de crudo superando los 10 millones de barriles diarios.

En primer lugar, dos de los grandes productores, Rusia y Arabia Saudita, tienen un pacto de no agresión. Y los saudíes, además, en su plan de sacar a la bolsa de valores la empresa publica Saudi Aramco, han manifestado que quieren un mercado del crudo estable sin variaciones bruscas en el precio, siendo el rango de 60 y 80 dólares por barril, el indicado.

En segundo lugar, la política del tercer gran productor, Estados Unidos. Desde la invención y masificación de la tecnología del “hydraulic fracking”, grandes yacimientos como el “Permian Basin” en Texas están siendo explotados. Solo esta cuenca produce 2 millones de barriles diarios. A esto agregamos que Barack Obama en su mandato permitió, luego de casi 40 años, que Estados Unidos vuelva a exportar hidrocarburos y su sucesor Donald Trump continuó con esta política. Esto ha ocasionado que Estados Unidos aumente la producción de crudo superando los 10 millones de barriles diarios.

Por ello, para muchos analistas, el mundo del petróleo es hoy un juego a 3 bandas entre Arabia Saudita, Rusia y Estados Unidos.

ExxonMobil y Chevron, 2 de los gigantes energéticos mundiales enfocan casi toda su inversión de largo plazo en Estados Unidos, en esa famosa cuenca que cubre parte de Texas y Nuevo México. De hecho, la puja que se observa en Wall Street entre Chevron y Occidental Petroleum por Anadarko Petroleum es por sus activos en el Permian Basin.

Venezuela ha perdido totalmente su influencia mundial. De ser un operador importante, aquel que suministró el petróleo a los aliados en la Segunda Guerra Mundial, aquel que fundó la OPEP y aquel que garantizaba la estabilidad de precios cuando ocurrían conflictos en el Medio Oriente, hoy en día es visto como un país con grandes reservas. Pero con grandes reservas que algún día serán explotadas.

Para empresas como Chevron y Rosfnet la operatividad en Venezuela ha decaído considerablemente.Petropiar la empresa en la que participan PDVSA y Chevron, que opera en la Faja del Orinoco, informóque su producción se ha reducido en más del 60%. Campo Carabobo 2, la empresa constituida entre Rosneft y PDVSA en la misma Faja del Orinoco, ha visto reducir la producción considerablemente.

Pero la Casa Blanca va en serio. Comienza a presionar a...

Leer más

Cada vez que el CEO de Chevron, Michael Wirth es entrevistado en cadenas como CNBC o Bloomberg, el tema Venezuela siempre sale a relucir. En su última intervención como parte de los resultados trimestrales de la empresa sobre la presencia en Venezuela dijo: “Nosotros seguiremos operando en Venezuela, donde existe una enorme cantidad de reservas, y algún día comenzarán de nuevo a ser desarrolladas”.

Esta visión es compartida por todo el mercado petrolero. Que Venezuela es un país que ya no es un operador importante sino aquel con grandes reservas de crudo. Es casi que la misma visión de principios del siglo XX cuando se descubrió el petróleo en Venezuela.