konzapata.com

Así funcionan las finanzas informales con las que sobrevive el chavismo

lunes 29 de abril de 2019, 22:00h
Por Orlando Zamora.- Las economías socialistas al destruir la institucionalidad de los mercados e irrespetar la iniciativa y propiedad de los particulares, una vez colapsadas, arriban a un manejo destemplado de sus finanzas accidentadas.
Maduro despilfarra el oro de Venezuela / Foto: @NicolasMaduro
Ampliar
Maduro despilfarra el oro de Venezuela / Foto: @NicolasMaduro

Ocurrió en Cuba, desde el principio, y se acentuó luego del abandono soviético en 1990, cuando quedaron bien atrás, los valiosos ingresos formales, heredados del capitalismo, percibidos de fuentes tradicionales como el azúcar, tabaco y turismo. Se inauguró entonces la etapa de la supervivencia económico-financiera.

Cuba necesitaba con urgencia dólares para adquirir alimentos y materias primas El poder castrista se las ingenió para conseguir dólares como fuera.

Por ejemplo, el Ministerio del Interior, usando diversas instancias como la embajada cubana en Panamá, creó el Departamento “Moneda Convertible”, dirigido por Antonio “Tony” De La Guardia -luego fusilado- para desarrollar pactos de comercio que facilitaran evadir el bloqueo, triangulando equipos y mercancías.

Por su parte, Manuel Antonio Noriega, ex dictador panameño, trafica a gran escala visas a cubanos, obteniendo así fabulosas ganancias. Cuba por esto recibía significativas entradas en moneda extranjera. Al final desembocaron en operaciones de legitimación de capitales y manejos dudosos en el submundo de los narcóticos. Por esto ajustician al general Arnaldo Ochoa, héroe nacional.

El diputado Américo De Grazia denunció que alrededor de...

Leer más

Este es el caso Venezuela

La Venezuela actual en medio de su profunda ruina económica aún dispone de decenas de alternativas financieras superiores a las que tenía la Cuba de Fidel Castro. A pesar de que año y medio de sanciones económicas le impiden hoy al régimen chavista lo siguiente:

Transar y emitir en EE.UU., nuevas deudas de la República o de PDVSA. Renegociar deudas. Acudir a su mercado de acciones o percibir dividendos en esa Nación.

Negociar en Estados Unidos y en su entorno, la estancada y nada exitosa cripto moneda petro.

Realizar operaciones con petróleo a través del sistema financiero de EE.UU.

Acudir al sistema de pagos global bajo influencia estadounidense SWIFT.

Comercializar o realizar cualquier tipo de negocios con oro en territorio norteamericano.

Tampoco puede acceder a 1.100 millones de dólares en oro bajo custodia del Banco de Inglaterra. Ni a 1.700 millones de dólares retenidos en Portugal.

Emplear cuentas de corresponsalía con Bancos estadounidenses ni con Bandes.

Transportar hidrocarburos en 40 bancos específicamente identificados.

Realizar operaciones en dólares entre el BCV y el sistema financiero de EE.UU.

Transar con el FMI sus 400 millones de dólares en derechos especiales en giros.

Al BCV se le imposibilita intervenir en el Dicom. Las personas jurídicas expuestas también a los efectos del riesgo reputacional frenan su demanda de divisas.

Ante esto, el régimen chavista trata de sobrevivir innovando precariamente los mecanismos de búsqueda de moneda extranjera.

A mediados de abril llegaron las sanciones contra el BCV. Un...

Leer más

Veamos algunas de esas nuevas prácticas financieras:

Guardando las distancias comparativas entre Venezuela y Cuba, la primera puede “inventar” muchísimo más. Ambas, tienen en común la destrucción de mercados, la institucionalidad para que este funcione (Venezuela: PDVSA, BCV, TSJ, propiedad privada), en Cuba se nacionalizó desde kioscos de prensa hasta los centrales azucareros.

Por lo narrado no es nada casual que el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, anunciara hace días en plena ONU lo siguiente: Venezuela aprende a burlar el bloqueo con países que han enfrentado a las sanciones como Cuba, Irán, Rusia. “Estamos intercambiando información para ver cómo lo han hecho ellos”.

Demolido el ingreso petrolero, el tributario, el financiero externo y en pleno estallido cambiario, el régimen se las ingenia para paliar con las exportaciones de oro la abrupta pérdida sustancial del ingreso petrolero.

Los caminos que le quedan son los de la improvisación, la corrupción, “raspar la olla” y llevar las finanzas del Estado a el terreno de lo informal. Chávez lo anticipó, sin presenciar el derrumbe de PDVSA. Anunció el Arco Minero y la Faja Petrolera como apoyos financieros alternos del proceso. Auguró ingresos del Arco por 20.000 millones de dólares en 10 años.

Las operaciones con el oro

En realidad, Nicolás Maduro exprimió los activos de PDVSA, los del BCV, se endeudó con chinos y rusos. Allí concluyó la fase formal de lo que quedaba de la institucionalidad financiera. Dilapidó en 6 años 14.000 millones de dólares contenidos en las reservas de oro del viejo respaldo monetario, hoy casi inexistente.

El oro propiedad de la Nación se manejó en 3 vertientes: la primera fue el oro monetario, registrado en las reservas internacionales del BCV. Extraoficialmente valorado ahora por algunos analistas, incluyendo al diputado José Guerra, en 5.000 millones de dólares.

La segunda vertiente y la más compleja de auditar, cuantificar y vigilar es el oro extraído del llamado Arco Minero Simón Bolívar de casi 112.000 kilómetros cuadrados al sur del país. Allí intervienen concesionarios privados que han cancelado con divisas sus derechos de explotación, algunas de las 16 grandes empresas militares como Camimpeg.

Ya no cabe duda de que el régimen de Maduro está...

Leer más

La menor y tercera fuente de oro comercializable la constituyen activos diversos de objetos y monedas conformadas esencialmente en oro, en poder del Ejecutivo y el BCV valorados en limitadas e imprecisadas decenas de millones de dólares. No constituirían una parte sustancial del posible oro exportado en los últimos 6 años.

Los flujos del Arco Minero podrían explicar algunas de las transacciones en oro de proporciones medias (negociadas posiblemente en Turquía, Emiratos Árabes y otros destinos) en comparación con el voluminoso oro de las reservas internacionales colocado en los mercados internacionales o perdidos por incumplimientos de canjes swaps.

Adicionalmente Nicolás Maduro “incentiva” la productividad de las empresas mineras básicas con la presencia de la Vicepresidenta Delcy Rodríguez y del abogado Pedro Maldonado, en la región minera de Guayana, éste último, que proviene de coordinar el mecanismo cambiario del Dicom, ahora nombrado como jefe de comercialización y finanzas de las 30 empresas de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG).

Varios de los sindicatos mineros alertan que la verdadera intención del Ejecutivo es la venta de importantes porciones de materias primas existentes como hierro, acero, briquetas, aluminio, alambrón, lingotes de aluminio, bobinas, para enfrentar la escasez de divisas, percibiendo por esta vía más de 300 millones de dólares.

Se ha mencionado que la asignación de participaciones sin licitaciones a empresas mixtas o no, sobre las áreas de la Faja Petrolera y el Arco Minero brindan flujos en divisas importantes.

También las ventas en ciertos puertos de islas cercanas a Venezuela con descuentos de hidrocarburos, así como el traslado a Moscú de las oficinas de comercialización de PDVSA para utilizar las redes bancarias de esa Nación y burlar las medidas de presión de EE.UU.

El ministro Jorge Arreaza advirtió que no revelará los mecanismos comerciales para evadir las sanciones impuestas a Venezuela para no alertar a los EE.UU. y sus aliados.