konzapata.com

Estados Unidos envía tropas a Ucrania y Rusia a Venezuela: la nueva guerra fría

lunes 06 de mayo de 2019, 15:27h
Por Juan Antonio Avellaneda.- El pasado 2 de Mayo arribaron a Ucrania un poco más de 130 soldados de la famosa división creada en la Segunda Guerra Mundial y artífices de las maniobras en Irak, US Army 101st Airborne Division. Esto como parte del acuerdo de entrenamiento militar entre Estados Unidos y Ucrania. ¿Y qué más?
Trump contra Putin en una nueva guerra fría / Foto: Sputnik
Ampliar
Trump contra Putin en una nueva guerra fría / Foto: Sputnik

El arribo de tropas norteamericanas a Ucrania no es nuevo. Cada 9 meses los Estados Unidos cambian el personal militar en este país. Sin embargo, llama la atención, según lo señala un articulo del Kvyv Post,que esta vez se haya enviado a esta unidad de élite al país ex soviético.

Desde febrero de 2014, cuando Rusia intervino militarmente a Ucrania, y tomó posesión de la región de Crimea, este llamado país bisagra entre Europa y Rusia se ha convertido para muchos expertos en diplomacia en el nuevo campo de batalla de guerra fría entre la Casa Blanca y el Kremlin.

Venezuela, desde principios del Siglo XX, fue un aliado de los Estados Unidos. Casi todo el armamento comprado era proveniente de los Estados Unidos, existían acuerdos de cooperación entre ambosEstados, los alumnos más destacados de la Academia Militar de Caracas iban hacer cursos a la Escuela de las Américas en el Estado Georgia, uno de ellos, por cierto, Vladimir Padrino López, actual ministro de la Defensa; y los pilotos de F-16 participaban en entrenamientos en la Academia Top Gun en San Diego.

Y es que gracias al soporte militar, hoy Ucrania tiene el segundo ejército más grande de Europa, uno de los mayores presupuestos militares de la región (compras todas a los Estados Unidos) y una manifestación clara de pertenecer a la OTAN.

Desde ese 2014, Ucrania vive una diaria tensión entre la amenaza constante de una intervención militar rusa ante la fuerte presencia militar norteamericana.

Venezuela hoy es una Ucrania pero con los protagonistas en roles opuestos. Hay una fuerte presencia militar de Rusia, y una diaria amenaza de intervención militar por parte de los Estados Unidos.

Venezuela, desde principios del Siglo XX, fue un aliado de los Estados Unidos. Casi todo el armamento comprado era proveniente de los Estados Unidos, existían acuerdos de cooperación entre ambos Estados, los alumnos más destacados de la Academia Militar de Caracas iban hacer cursos a la Escuela de las Américas en el Estado Georgia, uno de ellos, por cierto, Vladimir Padrino López, actual ministro de la Defensa; y los pilotos de F-16 participaban en entrenamientos en la Academia Top Gun en San Diego.

Desde la llegada de Hugo Chávez al poder, esto cambió, ocasionando que en la actualidad Rusia sea el mayor proveedor de armamento y entrenamiento militar en Venezuela.

La alta presencia militar norteamericana en Ucrania y la alta presencia militar rusa en Venezuela así como los intereses económicos y geopolíticos de Rusia en Ucrania y de Estados Unidos en Venezuela no pueden ser vistos como hechos independientes.

Para muchos expertos, Vladímir Putin ha conseguido en Venezuela un punto de negociación sobre Ucrania, es decir la Guerra Fría que se inició en el 2014 hoy incluye a Caracas. De hecho el pasado viernes, el presidente Donald Trump informó que sostuvo una llamada telefónica con su homólogo Vladímir Putin en la que trataron tres temas: Venezuela, Ucrania y la trama rusa en la elecciones de los Estados Unidos.

No cabe duda de que en los últimos años el mercado mundial...

Leer más

Saber qué se negocia entre estas dos potencias o las intenciones ciertas de ambas, es imposible, a pesar de la gran cantidad de hipótesis y análisis de expertos sobre estos ejes Estados Unidos -Ucrania y Rusia-Venezuela.

Pero sí parece que de haber una solución pactada entre Rusia y Estados Unidos sobre Venezuela, el tema Ucrania será parte del mismo. Ucrania y Venezuela, dos países de alta importancia geopolítica por su ubicación geográfica, con recursos naturales y con dos altos presupuestos militares, son hoy los dos campos de batalla de la nueva guerra fría entre Estados Unidos y Rusia.