konzapata.com

Guaidó se anota una gran victoria en los mercados financieros mundiales

lunes 20 de mayo de 2019, 22:00h
Por Juan Antonio Avellaneda.- El equipo de Juan Guaidó responsablemente salvó a Citgo. Y con estatransacción tiene los argumentos hoy en día para sentarse con acreedores, empresas, bancos y entes correspondientes, con el fin de buscarle una salida al desastre de la deuda externa que dejan los 20 años de chavismo.
Guaidó pagó y cumplió su palabra / Foto: @AsambleaVE
Guaidó pagó y cumplió su palabra / Foto: @AsambleaVE

El miércoles pasado Bloomberg publicó en sus terminales que los 71,5 millones de dólares correspondientes al pago de los intereses vencidos del polémico bono PDVSA 2020 ya estaban comenzando a ser recibidos por los tenedores de ese papel.

Pocos minutos después, Alejandro Grisanti, director ad-hoc de PDVSA, confirmaba a Bloomberg lainformación ya que el pago de los intereses se estaba ejecutado.

Tal como lo expliqué la semana pasada, esta era y es la decisión correcta. Hoy podemos decir que Juan Guaidó salvó a Citgo de ser embargada por fondos de inversión. Pero más aún, concluimos que Juan Guaidó es reconocido por un poder mundial, el poder del dinero.

Con este pago, Juan Guaidó es reconocido en los mercados financieros mundiales como Presidente de Venezuela. Y esta es una gran victoria. De trascendencia.

Juan Guaidó hoy es el Presidente legitimo de Venezuela para los mercado financieros. Para cumplir coneste pago, el dinero fue enviado a los agentes de pagos (bancos corresponsales) y estos depositan en las cuentas de los tenedores de bonos. Estos agentes de pagos han sido acusados por Nicolás Maduro de retener pagos de deuda en 2018, y el que esta operación haya sido completada de una forma rápida y fluida demuestra que para los bancos internacionales, los fondos de inversión y otros agentes financieros,la firma de Juan Guiado es la que cuenta.

Este pago de intereses se convierte en la primera transacción financiera del Gobierno de Juan Guaidó y ella tiene las siguientes implicaciones:

En primer lugar, se afirma con hechos concretos lo dicho por el Gobierno de Juan Guaidó desde enero,cual es la necesidad de preservar los activos de Venezuela en el exterior. Recordemos que este bono no es de Citgo, es de PDVSA, pero atado al 50,1% de Citgo como garantía, y por las características legales del bono, y que un poco más de 90% esté en manos institucionales (fondos de inversión), el haber incumplido este pago hubiese provocado demandas de los fondos y probablemente la perdida de control de Citgo.

En segundo lugar, esto no significa que se pagarán los intereses vencidos y vencimientos de los otros bonos de PDVSA y Venezuela en default. El equipo de Guaidó ha sido muy claro en que la inmensa deuda externa debe ser refinanciada y reestructurada. Esto fue un caso puntual de este PDVSA 2020 por sus características. De hecho, ya Guaidó acaba de designar asesor con el fin de preparando el terreno para la reestructuración de la deuda.

En tercer lugar, el pago fue realizado, como explicó Alejandro Grisanti a Bloomberg, con dinero de unas cuentas por cobrar de PDVSA congelado en los Estados Unidos. Es decir, los intereses de esta deuda de PDVSA fueron pagados con dinero que en condiciones normales también se hubiese usado para este propósito. Demuestra seriedad en el equipo de Guaidó en estos temas, así como no queda duda de que la protección de activos financieros (dinero efectivo) en el exterior se está llevando exitosamente.

En cuarto lugar, Juan Guaidó hoy es el Presidente legitimo de Venezuela para los mercado financieros.Para cumplir con este pago, el dinero fue enviado a los agentes de pagos (bancos corresponsales) y estos depositan en las cuentas de los tenedores de bonos. Estos agentes de pagos han sido acusados por Nicolás Maduro de retener pagos de deuda en 2018, y el que esta operación haya sido completada de una forma rápida y fluida demuestra que para los bancos internacionales, los fondos de inversión y otros agentes financieros, la firma de Juan Guiado es la que cuenta.

De hecho, Bloomberg, en una de sus notas se hizo eco de las palabras de Mike Conelius, manager del fondo mutual T Rowe Price (uno de los mayores tenedores del bono): “Con el incentivo correcto, se podrá levantar suficiente dinero para ayudar a PDVSA hacer el próximo pago”, demostrando que estos gigantescos fondos mutuales dejan la puerta abierta a una reestructuración inclusive de este PDVSA 2020, que en octubre de este año deberá ser honrado no solo en otros 71,5 millones de dólares de intereses sino con unos 800 millones de dólares de amortización.

Este pago de casi 900 millones parece cuesta arriba para la nueva PDVSA, pero con este buen paso, hay seis meses para sentarse a negociar con ese 90% de tenedores del PDVSA 2020 que no son más de 6 fondos mutuales.

El economista Francisco Rodríguez ha escrito inclusive este fin de semana una idea interesante busca proteger a Citgo de los acreedores vía apoyo de organizaciones internacionales como la ONU y entes multilaterales. Porque no se trata solo de los tenedores de este bono. También Crystallex, Conoco y Rosfnet pudieran crear casos para tomar Citgo.

El equipo de Juan Guaidó responsablemente salvó a Citgo. Y con esta transacción tiene los argumentos hoy en día para sentarse con acreedores, empresas, bancos y entes correspondientes, con el fin de buscarle una salida al desastre de la deuda externa que dejan los 20 años de chavismo.