konzapata.com

¿Cómo entra Venezuela en la estrategia geopolítica de Donald Trump?

martes 04 de junio de 2019, 22:23h
Aníbal Romero (ALnavío).- 1) ¿Qué es para una gran potencia un interés vital? 2) ¿Es la Venezuela de hoy un interés vital para Washington? 3) ¿Cuáles son las implicaciones de las respuestas que articularé para la lucha por la liberación de Venezuela?
Trump usa mecanismos de presión distintos a la guerra “en caliente” / Foto: Casa Blanca
Trump usa mecanismos de presión distintos a la guerra “en caliente” / Foto: Casa Blanca

El propósito de estas notas es contribuir a esclarecer el marco geopolítico de la crisis venezolana. Indagaré el tema con referencia a la actual estrategia de seguridad nacional de los Estados Unidos, y abordaré tres interrogantes: 1) ¿Qué es para una gran potencia un interés vital? 2) ¿Es la Venezuela de hoy un interés vital para Washington? 3) ¿Cuáles son las implicaciones de las respuestas que articularé para la lucha por la liberación de Venezuela?

¿Qué es un interés vital?

Desde la perspectiva de una gran potencia y en términos generales, un interés vital es aquél por cuya defensa se está dispuesto a ir a la guerra “en caliente”. Al respecto caben varias precisiones. La primera es que la defensa de un interés vital no siempre requiere una guerra “en caliente”, sino que puede también lograrse mediante la disuasión y el bluff, es decir, mediante una amenaza de guerra “en caliente” que resulte creíble al adversario. Por ejemplo, durante la Guerra Fría (1946-1991), impedir una invasión soviética a Europa Occidental fue un interés vital para Estados Unidos y sus aliados de la OTAN. Esta invasión nunca se produjo y quedó sin respuesta la pregunta: ¿Habría estado de veras dispuesto Washington a arriesgar una guerra nuclear, si los soviéticos se aventuraban a atacar? Dicho de otra manera: ¿Estaban los diversos Presidentes norteamericanos de ese tiempo realmente dispuestos a sacrificar Nueva York, Los Ángeles, Chicago y Miami, entre otras ciudades de millones de habitantes, para defender Múnich, Roma, París y Londres? Es posible, pero no podemos estar seguros de ello. Lo cierto es que la disuasión y el bluff funcionaron.

Siga leyendo esta información en ALnavío.com