konzapata.com

Por qué nunca llegó el estallido social que muchos esperaban

miércoles 12 de junio de 2019, 18:00h
Por Caleb Zuleta @CalebZuleta.- Es la indefensión aprendida. Mira las fotos. Mira las películas en las que aparecen filas de judíos a los que llevan a los hornos crematorios y ninguno hace nada. Ninguno se rebela. Eso es la indefensión aprendida. ¿Es esto lo que ocurre en Venezuela? ¿Por qué no se rebelan los venezolanos? Tanta crisis y, sin embargo, el esperado estallido social no llega, jamás llegó. ¿Jamás llegará?
El chavismo logró que la gente no encuentre razones para protestar
Ampliar
El chavismo logró que la gente no encuentre razones para protestar

Los judíos no protestaban pese a que eran vigilados por apenas 3 o 4 guardias. Así es el chavismo. Así es el madurismo. Así son estos regímenes. Apuntan al sometimiento. Y nada de lo que tú hagas ayuda a mejorar la situación. Tu situación.

¿Quién habla? Un dirigente político que prefiere mantenerse su nombre en reserva. Un dirigente que intenta explicar lo que algunos estudios revelan. La resignación del venezolano. El venezolano que optó por irse en vez de luchar por el cambio. El dirigente señala: El régimen ha logrado inculcar que si la gente lucha, en lugar de que se supere la situación, más bien acelera el proceso de aniquilamiento. Es como si te dijeran que la lucha se revierte contra ti.

Entonces la gente se paraliza. Espera que otros luchen por ti. Y esto en buena parte explica lo que dicen las encuestas. De gente inclinada por la intervención militar. La intervención militar es la opción de que otros resuelvan por ti.

¿Quién habla? Un dirigente político que prefiere mantenerse su nombre en reserva. Un dirigente que intenta explicar lo que algunos estudios revelan. La resignación del venezolano. El venezolano que optó por irse en vez de luchar por el cambio. El dirigente señala: El régimen ha logrado inculcar que si la gente lucha, en lugar de que se supere la situación, más bien acelera el proceso de aniquilamiento. Es como si te dijeran que la lucha se revierte contra ti.

Hay más crisis. Los barrios están en el suelo. La infraestructura de los barrios si era mala, ahora es peor. El servicio de aseo urbano no funciona. La basura es un problema que en el pasado desataba protestas. ¿Y hoy?

No hay margen para la lucha porque de los barrios ha desaparecido el cuadro familiar. Viven el abuelo con los nietos. Los niños que dejaron los padres que se fueron, que se marcharon, que forman parte del éxodo millonario. A ese anciano, la madre de los niños le envía dinero, y le dice: “Papá, cuídame los muchachos y no te metas en problemas. Que para eso te envío la remesa. Que me estoy matando de tanto trabajar”. Esta actitud complica el escenario de la protesta social. La anula. La apacigua. La desarticula.

Porque cada quien anda en lo suyo. Resolviendo. Y así se hace más patente la individualización. Cada quien dice: si yo no trabajo no como. Y ese si yo no trabajo no como, hay que multiplicarlo por millones. El resultado es que no hay espacio para la protesta. Y si la hay, son hechos aislados.

El régimen maneja esta situación. No le resulta difícil. Le quita la condición de ciudadano a la gente. Y si lo anulas como ciudadano ¿qué queda? El que cada quien ande en lo suyo. Y así es imposible explicarle a ese individuo que junto a otros pueden conseguir más agua, o que la resuelvan el problema de la basura. En el pasado trancaban las calles cuando no recogían la basura. Ya eso no ocurre. Más bien la gente se aferra a lo que llega. Y lo que llega es, por ejemplo, la bolsa Clap. Llega tarde e insuficiente pero llega. Y esa es otra forma de apaciguamiento. El Clap y la remesa apaciguan.

He hablado en los últimos días con políticos de la oposición...

Leer más

El chavismo llegó con la consigna de entregarle más poder a la gente. Y la verdad es que terminó quitándole poder. El chavismo hace que el Estado ataque los valores ciudadanos. Restringe las libertades. Los derechos. Los judíos marchaban a la muerte. En silencio.