konzapata.com

Más crisis: A PDVSA solo le quedan 22 taladros activos

jueves 20 de junio de 2019, 19:00h
Por Caleb Zuleta @CalebZuleta.- Por el número de taladros activos en la actividad petrolera se puede medir lo que ocurre con la producción que ya va en camino de bajar de los 700.000 barriles de diarios. PDVSA es una historia de desastre. Un desastre que comenzó más allá de 2014, cuando se hizo patente el declive del bombeo de crudo.
Manuel Quevedo no cumplió con la promesa de subir la producción / Foto: @MQuevedoF
Ampliar
Manuel Quevedo no cumplió con la promesa de subir la producción / Foto: @MQuevedoF

Dice Econométrica en su más reciente reporte que el número de taladros operativos en la explotación de petróleo y gas “es un buen indicador para poder estimar el valor de la inversión en exploración y producción de la industria petrolera”.

Reseña que “según el último reporte mensual que publicó la OPEP, en enero de 2016 el número de taladros activos se ubicó en 67, mientras que para marzo de ese año pasó a 71; sin embargo, no significó una mejora en la producción petrolera”. No hay que olvidar estos números.

71 taladros activos fue la mejor cifra de 2016. La producción declinaba.

Ya a partir de 2018, el problema se hace irreversible, y en paralelo, el derrumbe de la producción petrolera. La PDVSA que aceleró su deterioro. La PDVSA que rompió todos los pronósticos, pues cuando se decía que iba camino del millón de barriles diarios, cayó la producción a 900.000 y así en tendencia firme hasta los 700.000.

Luego, en 2017, el número de taladros bajó a 51. Eso es 24%, dice la firma.

Ya entonces, “esto podría explicar el desplome sostenido en la producción petrolera venezolana”.

En enero de 2018 el número de taladros activos fue de 48.

Ya a partir de 2018, el problema se hace irreversible, y en paralelo, el derrumbe de la producción petrolera. La PDVSA que aceleró su deterioro. La PDVSA que rompió todos los pronósticos, pues cuando se decía que iba camino del millón de barriles diarios, cayó la producción a 900.000 y así en tendencia firme hasta los 700.000. Pero el presidente de PDVSA, Manuel Quevedo, y Nicolás Maduro, vienen prometiendo que subirá la producción, cuando los indicadores señalan lo contrario.

De modo que en enero de 2019, “la disminución de taladros activos se ubicó en 27, lo que representa una caída de 44%”.

Y como si fuera poco, en abril, hace un par de meses, la cifra se ubicó en 22.

¿Puede caer más? Había una campaña publicitaria en la vieja PDVSA, Petróleo en gotas, que hoy adquiere este significado. Cae el número de taladros, gota por gota, pero la producción de petróleo cae a chorros.

Señala Econométrica que “esta disminución en la operatividad de la producción estaría explicada por una caída en los niveles de inversión. De manera que, si se quiere recuperar las magnitudes presentadas hace más de veinte años, es necesario invertir e incrementar la operatividad de los taladros”.

Es marzo y los pronósticos se cumplen. PDVSA...

Leer más

Apunta que “en el primer trimestre de 2019 la producción del crudo venezolano muestra un profundo deterioro. En enero de 2019 la producción promedio fue de 1,32 mbd, una caída del 22% en términos interanuales. Asimismo, según el último informe de la OPEP, la producción total de marzo fue de 850.000 barriles diarios, un declive del 31% respecto a febrero (1,23 mdb). Cabe destacar que, el colapso de la producción petrolera en Venezuela durante marzo de 2019 se acentuó como consecuencia de los apagones eléctricos registrados. En cuanto a la producción petrolera promedio de abril, esta se ubicó en 903.000 barriles diarios. En este sentido, la vertiginosa caída de la producción petrolera venezolana tiene su explicación en una gestión deficiente, que evidencia el estado de destrucción y atraso en el que se encuentra la industria”.