konzapata.com

El régimen de Maduro se viste de seda para engañar a Michelle Bachelet

viernes 21 de junio de 2019, 16:02h
Por Juan Carlos Zapata @periodistajcz.- Para recibir a Michelle Bachelet, el primer maquillaje se lo hizo todo el poder madurista a sí mismo. Las fotos son testimonio. Vestidos de traje y corbata. Vestidos de azul ejecutivo y con tonos más claros. Vestidos y como acabados de bañar. El rostro del poder despejado. Dispuesto para la sonrisa. Para el gesto amable. Nada de palabras duras. Nunca antes se han visto tan corteses. Solo cuando se reúnen con el ruso Igor Sechin, el hombre fuerte de Rosneft, se muestran iguales.
Qué experiencia  judicial pudo haber compartido Maikel Moreno con Bachelet / Foto: @MaikelMorenoTSJ
Ampliar
Qué experiencia judicial pudo haber compartido Maikel Moreno con Bachelet / Foto: @MaikelMorenoTSJ

Tareck William Saab, el fiscal ilegítimo, designado por la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente, informando de cómo el Estado actúa contra los violadores de los derechos humanos, incluso si estos son funcionarios del Estado. En sus manos, un informe, y que “bien detallado”, sobre la materia. Salta la fiscal General en el exilio, Luisa Ortega Díaz, y escribe: “Debe saber que está reunida con un criminal que usurpa un cargo público. Es por ese personaje que hoy el Ministerio Público no garantiza los derechos humanos de los venezolanos, sino que persigue a la disidencia y encubre crímenes de lesa humanidad”. Ya en dos citas previas, el ex ministro y ex presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, le ha aportado a Michelle Bachelet otra versión chavista sobre los derechos humanos, la persecución a la disidencia, y la privación de libertad de ex funcionarios sin derecho al debido proceso.

Se vistió el calculador Ricardo Menéndez, y en cuanto encargado de la planificación económica, dice que le señaló a Bachelet que “ en este momento, tenemos en el exterior más de 4.800 millones de euros (5.419 millones de dólares", retenidos, bloqueados. Aquí las cifras son peregrinas. Hace dos semanas hablaban de 1.700 millones de dólares retenidos. Y para el encargado de negocios en Ecuador, Pedro Sassone, son 140.000 millones de dólares lo que están bloqueados en bancos extranjeros. Esto lo afirmó hace un mes en rueda de prensa en Quito. Otros hablan de 30.000 millones bloqueados. No se sabe, pues. Habrá que creerle a Menéndez.

Se arregló Iris Valera, ¿qué pudo haber dicho sobre las cárceles? Las condiciones, la violencia, el pranato, el hacinamiento. Se colocó sobre el pecho toda la parafernalia del poder militar el general Vladimir Padrino López. Y dibujó una sonrisa amplia para la foto. Se guardó el discurso con el que le ha dicho a Nicolás Maduro que es un hombre de la paz y de gran fortaleza espiritual. No cabía en el uniforme. Los movimientos del cuerpo lo delataban.

El canciller Jorge Arreza mostró el rostro aburrido de siempre. Pero no escatimó en el verbo, para de entrada, en el recibimiento a la Alta Comisionada para de los Derechos Humanos de la ONU, mentir, a sabiendas que mentía, sobre un país que no existe. Lo sabe Bachelet. Su informe verbal ante la ONU, y el informe de la Misión Técnica, desmienten a Arreaza por anticipado. La ex presidenta de Chile se cuida hasta de los gestos corporales para no enviar mensajes que confundan.

Se vistió el calculador Ricardo Menéndez, y en cuanto encargado de la planificación económica, dice que le señaló a Bachelet que “ en este momento, tenemos en el exterior más de 4.800 millones de euros (5.419 millones de dólares", retenidos, bloqueados. Aquí las cifras son peregrinas. Hace dos semanas hablaban de 1.700 millones de dólares retenidos. Y para el encargado de negocios en Ecuador, Pedro Sassone, son 140.000 millones de dólares lo que están bloqueados en bancos extranjeros. Esto lo afirmó hace un mes en rueda de prensa en Quito. Otros hablan de 30.000 millones bloqueados. No se sabe, pues. Habrá que creerle a Menéndez.

En otra foto, Maikel Moreno. El presidente del Tribunal Supremo de Justicia. El magistrado de la mega conspiración para sacar del poder a Nicolás Maduro. Según y que habló con Bachelet de “experiencias judiciales”. ¿Cómo se explica esto? Tal vez de una sentencia que desaparecía la Asamblea Nacional Constituyente. Tal vez de las sentencias contra la legítima Asamblea Nacional. Tal vez sobre las sentencias para allanar la inmunidad parlamentaria de diputados opositores. Michelle Bachelet habrá tomado nota. Y habrá pensado: Mi experiencia no es la misma.

Foto: @MaikelMorenoTSJ

Quien parecía el mismo, era el general Néstor Reverol. Porque no puede poner otra cara. La del represor a la carta, bien como jefe de la Guardia Nacional, bien como ministro de Interiores. De todas maneras, se exhibió con traje oscuro a la medida y en una de las fotos oficiales, apuraba un gesto para acomodarse la corbata. Había que intentarlo. Como lo intentaba Aristóbulo Istúriz con una amplia sonrisa a la que, hay que decirlo, Michelle Bachelet correspondió. De todas maneras hay que recordar que ese es el mismo Istúriz de la masacre de Santa Elena de Uairén de finales de febrero.

Allí estaban, pues. Con los zapatos lustrados. Perfumados. Maquillados para la ocasión. El poder tiene sus códigos. El poder cruel se reviste de los propios. Y entre ellos, el engaño. Aunque nadie puede ocultar su rol, su verdadero rol, cuando la historia es real y hay mucha agua derramada, mucha sangre derramada. Y todo ese cuidado de la puesta en escena, no indica otra cosa que a Maduro y al régimen de Maduro les preocupa Bachelet. Lo que diga Bachelet.

Este chavista quiere que Michelle Bachelet vea muchas cosas...

Leer más