konzapata.com

Maduro recurre a Putin pero Putin tiene problemas para ayudarlo

miércoles 07 de agosto de 2019, 16:02h
Por Caleb Zuleta (KonZ).- Nicolás Maduro recurre a Rusia. Maduro quiere que Rusia siga apoyándolo en esta etapa en la que el gobierno de Donald Trump ha decidido escalar las sanciones, aumentar la presión, para echarlo del poder. Pero Vladímir Putin también tiene problemas. Putin sufre el reclamo de elecciones libres. La comunidad internacional también toma nota de lo que ocurre en Rusia.
Por ahora la ayuda de Rusia a Maduro son puras palabras / Foto: Sputnik
Ampliar
Por ahora la ayuda de Rusia a Maduro son puras palabras / Foto: Sputnik

La administración de Donald Trump ya no aguanta más a Nicolás Maduro. Ni a su gobierno “canalla”, sostenido por el poder cubano, “parásito”. Ahora Trump enfila todas las baterías contra Maduro. Decreta el bloqueo. Decreta más sanciones. Y apunta hacia Rusia, apunta hacia China, les advierte a estas dos potencias que no les conviene seguir apoyando a Maduro.

Por el otro es que el clima político se le revuelve a Putin. Hay elecciones municipales este 8 de septiembre y el presidente ruso de pronto se ha encontrado con un ambiente de protestas inédito. Vladímir Putin quiere consolidar la plataforma que representa su partido, Rusia Unida, pero se ha encontrado con esta situación. Ante esto, el régimen de Putin invalida candidaturas –como lo hace Maduro en Venezuela- y maneja la autoridad y las reglas electorales a su antojo, como lo hace también Maduro en Venezuela. Sin embargo, Moscú ha salido a protestar, pidiendo elecciones libres, y demostrando que ya es tiempo de cambios en Rusia.

China guarda silencio. Todavía. Pero Rusia tuvo una respuesta rápida a la Orden Ejecutiva de Trump que congeló todos los activos de Venezuela en Estados Unidos. Habló el canciller Seguéi Lavrov señalando que lo que hace Washington con Maduro es terrorismo económico. La misma expresión que había usado la Cancillería de Maduro en un comunicado.

La Vicepresidenta Ejecutiva de Maduro, Delcy Rodríguez, apeló al apoyo de Rusia, y al menos el respaldo verbal viene por vía de Lavrov que rechaza la escalada de las sanciones. ¿Pero qué más puede hacer Rusia? ¿Enviar dinero? ¿Abrir operaciones con el régimen de Maduro? Rusia no va a aportarle recursos frescos. Maduro le debe a Rusia. Y aunque Putin diga que Maduro paga a tiempo, la verdad es que la ayuda contante y sonante de Moscú no se ha incrementado.

Los bancos rusos sufren el mismo problema que los bancos occidentales. Tienen que ser cuidadosos con las operaciones que se realicen con empresas o particulares vinculados al régimen de Maduro. Los bancos rusos deben disponer de personal dedicado a ello. Y esto agota. Esto aumenta los costos. Por esta vía, el apoyo puede ser limitado, y cuidado si nulo en este periodo de alta tensión y sanciones al máximo. La advertencia de los Estados Unidos para los Estados y las empresas que hagan negocios con Maduro son en serio. El Asesor de Seguridad de la Casa Blanca, John Bolton lo ha dicho: O hacen negocios con Maduro o hacen negocios con Estados Unidos. Esto por un lado.

Venezolanos y rusos tienen una misma aspiración: participar...

Leer más

Por el otro es que el clima político se le revuelve a Vladímir Putin. Hay elecciones municipales este 8 de septiembre y el presidente ruso de pronto se ha encontrado con un ambiente de protestas inédito. Putin quiere consolidar la plataforma que representa su partido, Rusia Unida, pero se ha encontrado con esta situación. Ante esto, el régimen de Putin invalida candidaturas –como lo hace Maduro en Venezuela- y maneja la autoridad y las reglas electorales a su antojo, como lo hace también Maduro en Venezuela. Sin embargo, Moscú ha salido a protestar, pidiendo elecciones libres, y demostrando que ya es tiempo de cambios en Rusia.

Las naciones de Occidente saben lo que ocurre en Moscú. Como saben lo que ocurre en Venezuela, con Maduro. Y por ello Maduro recurre a Putin, y alaba a Putin y al sistema ruso, y Lavrov declara que Rusia es un actor confiable en la arena internacional, y que el pecado de Venezuela es que apoya a un líder legítimo como Maduro que es inconveniente a los intereses de los Estados Unidos. La verdad es que Maduro no es legítimo. ¿Y Putin?

Por ahora la ayuda de Rusia a Maduro son puras palabras. Puro relato. Una narrativa que se hace más débil en la medida en que a Putin se le incrementen sus propios problemas.