konzapata.com

El asilado venezolano que salió del refugio fotografiando a masajistas, bailarinas y trabajadoras sexuales en Madrid

viernes 16 de agosto de 2019, 16:00h
David Placer (ALnavío).- Llegó a España sin dinero ni trabajo para solicitar asilo político. Terminó en un refugio para personas sin techo. Salió a la calle a buscar trabajo de todo tipo para ahorrar y traer a su familia. En la última semana logró conseguir trabajo fijo y casa, el logro al que aspiran más de 1.000 venezolanos tutelados por el gobierno español y que deben abandonar los refugios en breve
El fotógrafo venezolano Jack Bocaranda salió del refugio en Madrid tras descubrir negocios que pasaban inadvertidos en España.
El fotógrafo venezolano Jack Bocaranda salió del refugio en Madrid tras descubrir negocios que pasaban inadvertidos en España.

Llegó a Madrid hace año y medio con dinero para pocos días, sin conocidos ni contactos. Y la necesidad y las ganas por traer rápidamente a su esposa y sus tres hijos fueron el motor que lo impulsaron a buscar trabajo de cualquier cosa.

Fotógrafo de profesión, Jack Bocaranda salió a la calle a buscar trabajo o dinero hasta debajo de las piedras. Repartió flyers en los locales del centro de Madrid y pedía a sus amigos que acudieran allí a tomar algo, porque cobraba comisiones en función de la clientela que captase. Entraba en cualquier tienda ofreciendo sus servicios y hacía fotos a los food trucks asentados en las afueras de los estadios de fútbol. Les regalaba una tarjeta y se presentaba como fotógrafo.

Siga leyendo esta información en ALnavío.com