konzapata.com

En qué mundo vive este senador ruso para hablar así de Maduro y las sanciones

lunes 19 de agosto de 2019, 18:13h
Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- En qué mundo vive. Sí, en qué mundo vive este senador ruso que le acaba de plantear al mundo que le imponga sanciones a los Estados Unidos por el bloqueo contra Maduro. Se llama Konstantín Kosachov. Es el jefe del Comité de Asuntos Internacionales del Senado. Y según se lee en el diario ruso Sputnik, dijo que "es momento de que la verdadera comunidad internacional imponga sanciones por la coerción económica a actos políticos para complacer a las fuerzas externas".
Konstantín Kosachov repite el libreto de Maduro. / Foto: Sputnik
Ampliar
Konstantín Kosachov repite el libreto de Maduro. / Foto: Sputnik

El parlamentario de Moscú lo plantea por la revelación que hiciera hoy el sitio Axios de los Estados Unidos, de que Donald Trump al menos habría planteado la posibilidad de un bloqueo naval a Venezuela, pero también en referencia a las sanciones, a la Orden Ejecutiva, que restringe las operaciones del régimen de Nicolás Maduro.

El senador Kosachov, y no podía ser de otra manera, se ubica en la línea de la vocería rusa de considerar que son las sanciones y no la mala gestión de Maduro la que provoca muertes en Venezuela en Venezuela. El senador no ha leído el Informe Bachelet, que señala que la crisis humanitaria que sufre el país comenzó antes de que se decretara la primera sanción. Otra cosa es que la situación tiende a agravarse. O tal vez sí lo leyó, y lo pasa por alto para mentir con descaro cuando dice que el “bloqueo fue la causa de la muerte de al menos 40.000 venezolanos en los últimos tres años”.

El senador Kosachov, y no podía ser de otra manera, se ubica en la línea de la vocería rusa de considerar que son las sanciones y no la mala gestión de Maduro la que provoca muertes en Venezuela en Venezuela. El senador no ha leído el Informe Bachelet, que señala que la crisis humanitaria que sufre el país comenzó antes de que se decretara la primera sanción. Otra cosa es que la situación tiende a agravarse. O tal vez sí lo leyó, y lo pasa por alto para mentir con descaro cuando dice que el “bloqueo fue la causa de la muerte de al menos 40.000 venezolanos en los últimos tres años”.

Dijo que “con todo, después acusan al Gobierno venezolano de crueldad y de ineficiencia económica, un Gobierno al que le privan de fondos por disposición de Occidente que luego atribuye esas medidas a la comunidad internacional”. La verdad es que ya, antes de las sanciones, el régimen de Maduro no podía acudir a los mercados financieros internacionales porque destruyó la economía y la producción petrolera y se quedó sin capacidad de pago. Maduro anunció que iba a reestructurar la deuda externa, y tampoco lo logró. Y este anuncio lo hizo antes de las sanciones. Las sanciones son un instrumento de presión para que Maduro acepte elecciones libres en Venezuela.

La propuesta de Kosachov, por supuesto, no encontrará eco en la comunidad internacional. Por el contrario, en Turquía y China ya ha habido reacciones de bajar el ritmo de negocios con el régimen de Maduro. Esa ha sido la posición de Ziraat Bank, el mayor banco por activos de Turquía, que le cerró la cuenta al Banco Central de Venezuela, la cuenta que el instituto emisor de Venezuela mantenía en aquella institución. Por otra parte, la Corporación Nacional de Petróleo de China, CNP, ha dejado de transportar crudo de Venezuela. Todo esto porque el mensaje de los Estados Unidos ha sido muy claro: O los gobiernos y las empresas hacen negocios con Maduro o lo hacen con Estados Unidos. Pero no con ambos. En la mira, también se encuentra la empresa rusa, Rosneft, que mantiene operaciones en Venezuela, hecho que no debe desconocer el senador ruso.

Refleja Sputnik que “El parlamentario constató que no es la primera vez que Trump estudia la idea de un bloqueo marítimo a Venezuela, similar al impuesto a Cuba en 1962. Por el momento, dijo Kosachov, el Pentágono no considera realista esa opción ya que Venezuela no es una isla como Cuba y es poco probable que funcione. "Sin embargo, el mismo hecho de que esa idea peligrosa y absurda se rechace solo por razones técnicas no atenúa la situación".

Volvió Henry Ramos Allup. Volvió diciendo verdades. Enfocado...

Leer más

También “subrayó que Rusia y otros países que llevan a cabo una política exterior independiente condenan con firmeza cualquier medida de presión externa contra Venezuela, cuya única "culpa" fue atreverse a ser un Estado soberano y articular su propia política interna y exterior”.Aquí no es que se equivoca el senador. Lo que dice lo dice a propósito. Es parte del sistema de propaganda ruso. De vender a Maduro como un demócrata, un líder de la paz, un jefe revolucionario que defiende la soberanía de Venezuela. Maduro es un dictador. Usurpa el cargo de Presidente. Empobreció a Venezuela. Acabó con la industria petrolera. Generó una crisis humanitaria de proporciones nunca vistas. Y está a punto de entregar el dominio de las telecomunicaciones a una empresa china.

Henry Ramos Allup, secretario General de Acción Democrática, y ex presidente de la Asamblea Nacional, declaró nada más el viernes que “Maduro está de facto. Ocupando un poder para lo cual no fue electo y cuya titularidad reconocen apenas 5 países”, entre otros Rusia. “La elección de Maduro fue un simulacro electoral que no reconoce nadie”, con la excepción de Rusia, China, Cuba, Nicaragua y Bolivia, un club de naciones que pocas lecciones de democracia puede dar. Lo sabe el senador. ¿O acaso no vive en este mundo? Y si vive, no hace más que repetir el libreto de Maduro.