konzapata.com

Ahora Donald Trump destapa una carta que impacta en el diálogo entre Guaidó y Maduro

miércoles 21 de agosto de 2019, 18:40h
Por Zenaida Amador (KonZ).- En la comunidad internacional se había logrado consenso alrededor de la necesidad de avanzar en las conversaciones entre representantes de Nicolás Maduro y de Juan Guaidó con mediación de Noruega. Incluso Rusia y China se sumaron a esta causa, pero Estados Unidos marcó distancia debido al uso ventajista que el chavismo le ha dado a los procesos de diálogo de los últimos años sin ánimo alguno de pactar una solución a la crisis del país.
Trump sorprende con una revelación impactante. / Foto: WC
Trump sorprende con una revelación impactante. / Foto: WC

“El tiempo del diálogo ha terminado, ahora es el momento para la acción”, afirmó el asesor de seguridad de la Casa Blanca, John Bolton, a propósito de la orden ejecutiva dictada por el presidente Donald Trump contra el régimen de Maduro a inicios de agosto.

Tales medidas abrieron una brecha en el ritmo que llevaban las conversaciones entre chavismo y oposición en Barbados, ya que, según Nicolás Maduro, tras esa orden no había condiciones para continuar sentándose a la mesa con dirigentes políticos que propician las sanciones de Washington.

El formato del diálogo se paralizó, pero los verdaderos acercamientos no cesaron.

Estados Unidos, que a lo largo de 2019 ha dicho en reiteradas ocasiones tener disposición de darle garantías a Maduro para facilitar su salida del poder, recientemente no ha guardado reserva sobre los contactos que se dan con el chavismo para facilitar este proceso.

Vale destacar que la declaración de Trump sobre el diálogo con altos personeros del chavismo se produjo cuando fue consultado por periodistas precisamente sobre estas presuntas conversaciones con Cabello, lo que parece confirmar la versión aun cuando el mandatario estadounidense no dio los nombres de los involucrados.

Trump reveló este martes que su gobierno tiene conversaciones a nivel muy alto con funcionarios del “régimen venezolano”. “No quiero decir con quién, pero estamos hablando con ellos a muy alto nivel”, dijo.

Previamente la agencia The Associated Press ya había informado que Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Maduro, sostuvo conversaciones secretas con una figura cercana al gobierno de Estados Unidos, las cuales tuvieron lugar en julio en Caracas. Cabello subestimó la versión afirmando que él se reúne con los dueños del circo, no con los que trabajan para él.

Vale destacar que la declaración de Trump sobre el diálogo con altos personeros del chavismo se produjo cuando fue consultado por periodistas precisamente sobre estas presuntas conversaciones con Cabello, lo que parece confirmar la versión aun cuando el mandatario estadounidense no dio los nombres de los involucrados.

En todo caso, el propio Maduro admitió este martes que “desde hace meses hay contactos de altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos de Donald Trump, y del gobierno que yo presido, bajo mi autorización expresa, directa”.

Según indicó, tales conversaciones buscan “un proceso de regularización del conflicto con el imperio norteamericano (…) Quiero hablar seriamente, y estamos preparados para dialogar y resolver”.

El comisionado especial de Estados Unidos para la crisis venezolana, Elliott Abrams, ha sido claro al hablar del tema: "lo único que se puede negociar con Maduro es cuáles son los términos de su salida".

Compromisos y sanciones

Tras los hechos del 30 de abril, cuando Juan Guaidó tomó una vía principal de Caracas en compañía de algunos militares exigiéndole a Maduro que cesara la usurpación de la presidencia de Venezuela, acción que se desvaneció por la falta de respuesta masiva desde las filas castrenses, Estados Unidos reveló que varios altos funcionarios de Maduro estaban alineados para facilitar el proceso y a última hora se echaron para atrás.

Cabello no va a conversar con Estados Unidos para salvarse él...

Leer más

Específicamente John Bolton mencionó que había conversado con figuras como el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino; el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno; y el comandante de la guardia de honor presidencial, Iván Rafael Hernández Dala. Todos estos estaban de acuerdo en que Maduro tiene que irse. “Se comprometieron a apoyar el derrocamiento de Maduro”, aseguró Bolton.

Al fallar las acciones del 30 de abril, Bolton afirmó que los militares debían aceptar la amnistía ofrecida por Guaidó a quienes favorezcan la restitución del hilo constitucional. Los instó a que “protejan la Constitución y eliminen a Maduro y los eliminaremos de nuestra lista de sanciones. Quédense con Maduro y húndanse con la nave”.

En varias oportunidades los voceros estadounidenses han hablado de estar dispuestos a flexibilizar las sanciones si cesa la usurpación del poder en Venezuela y han asomado beneficios para quienes faciliten el proceso.

Esto ha sido clave en los acercamientos que se han dado con funcionarios del chavismo, ya que más allá de las sanciones económicas y petroleras están las sanciones personales, que no sólo los cercan a ellos sino también a sus familiares. La petición recurrente del régimen venezolano es que se levanten las sanciones personales, y el planteamiento recurrente de Washington es que primero debe salir Maduro y se deben dar las condiciones para una transición democrática a un nuevo Gobierno.