konzapata.com

3 lecciones para que a Guaidó no le pase lo de Macri

lunes 26 de agosto de 2019, 19:00h
Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- Con la derrota de Mauricio Macri en las llamadas primarias se acabó la luna de miel de los mercados financieros con Argentina. Los mercados están nerviosos porque el kirchnerismo y Cristina Fernández vuelven al poder en la fórmula de Alberto Fernández. La luna de miel acabó el 13 de agosto con un registro a la baja de 48% en la Bolsa de Valores de Buenos Aires. Esta debacle de Macri debe ser analizada por el equipo de Juan Guaidó por la Argentina que encontró Macri en diciembre de 2015 y lo que ocurre en Venezuela hoy.
El equipo de Guaidó debe analizar la debacle de Macri / Foto: @jguaido
El equipo de Guaidó debe analizar la debacle de Macri / Foto: @jguaido

En 2015 Argentina estaba en default de deuda externa. El modelo populista que en 2003 instauraron los Kirchner había creado distorsiones inmensas en la economía. Altos subsidios a los servicios públicos, controles de cambio y precio, gasto excesivo del gobierno, constantes déficits fiscales y una corrupción galopante llevaron a que la población de ese país buscara un cambio en las urnas dándole la victoria al reformista Mauricio Macri.

Mauricio Macri fue muy mal comunicador de su plan de reformas económicas. La subida de precios de la electricidad y el gas y la disminución de los subsidios no fueron, para muchos analistas, bien explicadas por Macri al pueblo argentino.

Luego de su victoria, Macri comenzó un plan de reformas económicas que buscaba sacar a la Argentina de ese hueco populista en que se encontraba. Pero se cometieron errores en el camino. Y estos errores de la Administración Macri son la explicación de la abultada derrota y el riesgo de que Argentina regrese al modelo populista de los Kirchner.

1-Mala comunicación. Mauricio Macri fue muy mal comunicador de su plan de reformas económicas. La subida de precios de la electricidad y el gas y la disminución de los subsidios no fueron, para muchos analistas, bien explicadas por Macri al pueblo argentino. No se supo crear la matriz de opinión de los efectos perversos de esas políticas populistas de 12 años de los Kirchner y que esos 12 años son los culpables de los males que vive Argentina. ¿Recuerdan a Hugo Chávez echándole toda la culpa a la IV República? Diciendo que todos los males venían del pasado. Y nadie se percataba de que Chávez estaba llevando a Venezuela al abismo.

2-Deuda externa. Los primeros recursos que obtiene Macri en los mercados financieros que le abren las puertas inmediatamente son dirigidos al pago de la deuda externa y a solucionar el default que vivía Argentina. Para muchos Macri tenía que haber sido más agresivo en dichas negociaciones buscando que esos recursos fueran a programas sociales que aliviaran el fuerte plan de austeridad que impuso. Aquí ya comienza a perder popularidad dado que la población veía cómo cumplía los compromisos y beneficiaba a Wall Street antes que a la población.

3-Falta de un programa social. Un programa con el plan de ajustes económico. Aquí se vuelve a los errores de los años 80 en los programas del FMI. El FMI le extendió 57.000 millones de dólares de crédito al gobierno de Macri (el mayor en la historia). Ciertamente ese dinero era para mejorar los números macroeconómicos, reservas internacionales, déficit fiscal, etc.; pero los números microeconómicos no mejoraron. La pobreza aumentó considerablemente, siendo hoy 33%.

La Venezuela que recibe Juan Guaidó es muy parecida:

La ayuda del FMI, el tema de la deuda externa y un programa de ajustes económico serán necesarios. Sin embargo, para evitar que esto no funcione como ocurrió en Argentina es bueno que se aprenda de los errores.

Default de deuda.

Altos subsidios a los servicios públicos.

Reservas internacionales en el suelo.

Una economía llena de distorsiones.

Producción petrolera en mínimos.

Infraestructura colapsada.

Inflación.

La ayuda del FMI, el tema de la deuda externa y un programa de ajustes económico serán necesarios. Sin embargo, para evitar que esto no funcione como ocurrió en Argentina es bueno que se aprenda de los errores. Positivamente vemos cómo Ricardo Hausmann, asesor económico de Juan Guaidó, ha dicho que los recursos que se obtendrán no irán a pagar la deuda externa en default y es por esto que se está negociando una reestructuración desde ya. Igualmente se ha dejado claro que la ayuda humanitaria es lo primordial. Esperemos que se siga enviando mensajes como estos y se comunique con claridad el mensaje de Juan Guaidó.