konzapata.com

El BCV le falló a Maduro en los cálculos para detener el dólar y la inflación

viernes 30 de agosto de 2019, 19:00h
Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- El BCV se había fijado un mes de plazo. Un mes para detener la escalada del dólar y parar la inflación. Pero ya van seis meses y la inflación sigue -un poco más aplanada pero alta- y la subida de la divisa no se detiene. Los pronósticos apuntan hacia arriba.
El BCV se había fijado un mes de plazo para detener la escalada del dólar / Foto: @BCV_ORG_VE
Ampliar
El BCV se había fijado un mes de plazo para detener la escalada del dólar / Foto: @BCV_ORG_VE

En la cúpula del BCV estaban convencidos de que el plan iba a funcionar. Así se lo vendieron a Nicolás Maduro. Así se lo vendieron también a la banca y a algunos actores económicos. El presidente del BCV, Calixto Ortega Sánchez, exhibía con orgullo el plan. Y las curvas. Y los gráficos. Y mostraba cómo en otros países se había alcanzado lo que se perseguía. Algunos banqueros le ofrecieron el beneficio de la duda. Pero también analizaban que lo que estaba haciendo el BCV por un lado, restringiendo la liquidez a través del encaje, lo destruía PDVSA, inyectando recursos al circuito financiero.

El plan es del BCV. El plan para atacar la hiperinflación y atacar la subida del dólar. Como se sabe, comenzó al cierre del primer trimestre de 2019. El Banco Central de Venezuela calculó que los objetivos serían alcanzados en un mes. Pero ya se llegó a septiembre y la inflación sigue indetenible, aunque con menos velocidad. El BCV basó los pronósticos en la política de encaje. En la perversa política del encaje para limitar el crédito en la banca y que este no se desplazara hacia la compra de dólares, que el dólar no subiera, y que la subida no repercutiera en los precios.

En la cúpula del BCV estaban convencidos de que el plan iba a funcionar. Así se lo vendieron a Nicolás Maduro. Así se lo vendieron también a la banca y a algunos actores económicos. El presidente del BCV, Calixto Ortega Sánchez, exhibía con orgullo el plan. Y las curvas. Y los gráficos. Y mostraba cómo en otros países se había alcanzado lo que se perseguía. Algunos banqueros le ofrecieron el beneficio de la duda. Pero también analizaban que lo que estaba haciendo el BCV por un lado, restringiendo la liquidez a través del encaje, lo destruía PDVSA, inyectando recursos al circuito financiero.

Cada semana que pasa los alertas crecen en volumen...

Leer más

Pero si Calixto Ortega Sánchez, defendía el plan, más lo hace la vicepresidenta Ejecutiva, que dicen, fue la que en realidad le vendió la idea a Maduro, y es la que cree en ese programa, y lo mantiene, pues ahora el encaje en efectivo será usado para adquirir papeles de la deuda pública. Sohail Hernández, dicen fuentes en el BCV, no acepta otra directriz. Mantiene el plan y no hay quien le discuta a pesar de los resultados. Técnicos del BCV dicen: Llegó de la nada. Ocupa un lugar de alta responsabilidad en el instituto emisor. Cree que tiene la verdad consigo. No escucha. No consulta.

El BCV coloca a los bancos no al borde del abismo sino...

Leer más

La inflación en julio, según el índice que lleva la Asamblea Nacional, cerró en 33,8%, alcanzando un acumulado de 1.579,2%. En las estadísticas que reveló el BCV después de años de secretismo, la inflación cerró 2018 en 130.060,2%, pero el Parlamento señala que fue de 1.698.844,2%. Mientras, el dólar sigue subiendo, luego de una pausa de semanas. El dólar oficial se acerca al dólar paralelo y los pronósticos son aterradores. Por lo demás, la economía está dolarizada de facto.