konzapata.com

¿Qué es lo que permite la Orden Ejecutiva de Trump a empresas y bancos de Venezuela?

martes 03 de septiembre de 2019, 21:03h
Por Caleb Zuleta (KonZ).- La firma Econométrica se fue al detalle de la Orden Ejecutiva dictada por Donald Trump a principios de agosto, y se fue al detalle de las licencias generales emitidas luego por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y esto fue lo que encontró.
La Orden Ejecutiva de Trump crea incertidumbre entre los empresarios venezolanos / Foto:  Gage Skidmore
La Orden Ejecutiva de Trump crea incertidumbre entre los empresarios venezolanos / Foto: Gage Skidmore

A un mes de la Orden Ejecutiva el impacto comienza a sentirse, y las quejas se escuchan entre los empresarios venezolanos. Por ello hay que seguir la pista de la medida de la Casa Blanca. Dice Econométrica que la Orden Ejecutiva de Donald Trump no constituye un bloqueo total contra el país, a menos que sean propiedades establecidas en los Estados Unidos, y vinculadas al régimen de Nicolás Maduro o a personas y empresas relacionadas con este o figuras sancionadas por las autoridades de los Estados Unidos..

El universo empresarial venezolano se queja de las consecuencias de la Orden Ejecutiva. Y no es para menos. Hay todo un escenario de incertidumbre de lo que se puede y no hacer. Pero, además, limita su campo de acción, así el expediente y la historia de las empresas no tengan nada que ver con el régimen de Maduro ni estén involucrados en operaciones dudosas. El caso es que hay temor en el presente y temor hacia el futuro. De hecho, empresarios, banqueros, se han visto con la sorpresa de cuentas bancarias bloqueadas tanto en Estados Unidos como en Europa, y han pasado por el trámite de demostrar una historia que no tiene que ver con el chavismo.

Apunta que “la Orden Ejecutiva no prohíbe cualquier transacción que involucre la realización de los negocios oficiales del gobierno estadounidense. Así como también, aquellas transacciones relacionadas con el suministro de artículos como alimentos, ropa y medicamentos destinados a aliviar la crisis humanitaria de Venezuela. En este sentido, los estadounidenses y el gobierno de Venezuela pueden exportar y reexportar artículos a Venezuela, siempre que las transacciones no involucren a personas o entidades sancionadas o ciertas actividades prohibidas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés)”.

El universo empresarial venezolano se queja de las consecuencias de la Orden Ejecutiva. Y no es para menos. Hay todo un escenario de incertidumbre de lo que se puede y no hacer. Pero, además, limita su campo de acción, así el expediente y la historia de las empresas no tengan nada que ver con el régimen de Maduro ni estén involucrados en operaciones dudosas. El caso es que hay temor en el presente y temor hacia el futuro. De hecho, empresarios, banqueros, se han visto con la sorpresa de cuentas bancarias bloqueadas tanto en Estados Unidos como en Europa, y han pasado por el trámite de demostrar una historia que no tiene que ver con el chavismo.

-Todo se contaminó -es la expresión de un empresario, en referencia a que cualquiera está expuesto a realizar una operación que luego resulte inconveniente y afecte las transacciones de la empresa. Es una manera de ser sancionadas.

Por ejemplo, dice Econométrica que “debido a que la Orden Ejecutiva no define cuáles son las empresas que tienen relación con el gobierno de Venezuela, la misma pudiese tener efectos importantes sobre la economía venezolana. En primer lugar, las transacciones comerciales entre empresas venezolanas y extranjeras se verán reducidas por la incertidumbre de que estas últimas sean sancionadas. Así como también, pudieran verse afectadas las transferencias en especies y el suministro de refinados de petróleo como por ejemplo, la gasolina”.

Pero como la intención es limitar las operaciones del régimen de Maduro, la firma insiste en que “el objetivo de la sanción es cortar toda transacción o asistencia material, tecnológica y financiera entre el gobierno de Nicolás Maduro y sus aliados más importantes, entre ellos: China, Rusia y Turquía. Luego de entrar en vigencia esta medida, el banco turco Ziraat Bank cerró la cuenta de BCV, mientras que PetroChina canceló la importación de 5 millones de barriles de crudo venezolano. Esto a pesar de que a partir del 4 de septiembre vencen las licencias que permiten realizar dichas transacciones”. Es decir, mañana vencen las licencias.

Econométrica fue al detalle de las licencias, las emitidas el 6 de agosto por el Departamento del Tesoro. Y encontró un espacio de lo que se puede hacer. De lo que pueden hacer las empresas e instituciones. ¿Cuáles? Lo dice la firma. Copiamos aquí la relación textual:

“1) Transacciones relacionadas con la emisión de deuda, acciones y títulos de valores (Licencia 2A) y otras transacciones (Licencia 7C) con Pdvsa Holding, Citgo, o sus subsidiarias, siempre que algunas de estas empresas estén involucradas.

2) Transacciones relacionadas con bonos de la República de Venezuela, Pdvsa u otras empresas e instituciones, las cuales deberán realizar las empresas o ciudadanos no-estadounidenses (Licencia 3F y 9E) y bonos de Pdvsa 2020. (Licencia 5)

3) Transacciones relacionadas con la exportación o reexportación de productos agrícolas, medicamentos, dispositivos, piezas de repuesto y actualizaciones de software médicos. (Licencia 4C)

4) Transacciones que involucren a Pdvsa, S.A necesarias para el mantenimiento de las operaciones en Venezuela de Chevron; Halliburton; Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford International, hasta el 25 de octubre de 2019. (Licencia 8C)

5) Transacciones entre las siguientes entidades de la banca pública venezolana (Banco de Venezuela, Banco Bicentenario, Banco del Tesoro y BCV) con las empresas MasterCard, Visa, American Express, Western Union y Moneygram, hasta el 22 de marzo de 2020. Prohibidas a través de BANDES Venezuela y Uruguay. (Licencia 15B)

El aparataje institucional controlado por el chavismo reclama...

Leer más

6) Todas las transacciones que involucren al Gobierno de Venezuela en relación con la recepción y transmisión de telecomunicaciones, así como también, de correo y paquetes entre los Estados Unidos y Venezuela. (Licencia 24)

7) La exportación o reexportación, directa o indirecta, de servicios, software, hardware y tecnología relacionados con las comunicaciones a través de Internet desde EEUU por personas estadounidenses. (Licencia 25)

8) La provisión y recepción de servicios médicos de emergencia y otros servicios médicos. (Licencia 26) y cualquier transacción que involucre al Gobierno de Venezuela en operaciones portuarias y aeroportuarias. (Licencia 30)

9) Transacciones con el Gobierno de Venezuela relacionadas con patentes, marca registrada, derechos de autor u otra forma de protección de propiedad intelectual. (Licencia 27) y aquellas necesarias para la liquidación de operaciones, contratos u otros acuerdos que involucran al Gobierno de Venezuela, los cuales están autorizados hasta el 4 de septiembre de 2019. (Licencia 28)

10) Transacciones que involucren a la Asamblea Nacional, incluido sus miembros, y el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, y cualquier funcionario autorizado para actuar en nombre del gobierno de Venezuela. Se prohíben aquellas con cualquier miembro de la Asamblea Nacional Constituyente. (Licencia 31)”.