konzapata.com

El defensor del Pueblo de Colombia acusa a Ecuador y Perú de parecerse al régimen de Maduro por separar a los venezolanos

jueves 05 de septiembre de 2019, 16:02h
Carlos Moreno (KonZ).- Carlos Alfonso Negret, titular de la Defensoría del Pueblo de Colombia, califica de un “acto agresivo diplomático” las posturas de Ecuador y Perú de asfixiar a los venezolanos en sus fronteras. Llegó a comparar a ambos gobiernos con el de Maduro por evitar la “libre movilidad” de las personas.
El defensor del Pueblo de Colombia exigió a Perú y Ecuador abrir las fronteras / Foto: Defensoría del Pueblo
El defensor del Pueblo de Colombia exigió a Perú y Ecuador abrir las fronteras / Foto: Defensoría del Pueblo

El visado que exigen con rigurosidad los gobiernos de Lenín Moreno en Ecuador y de Martín Vizcarra en Perú, representan un muro que separa familias y Colombia también se resiente. El propio Carlos Alfonso Negret, titular de la Defensoría del Pueblo de Colombia, ha acusado a ambos gobiernos de parecerse al régimen de Nicolás Maduro al evitar “la libre movilidad de las personas”, según reporte de la agencia EFE.

Según el gobierno de Colombia en 2020 la migración de venezolanos a ese país puede ubicarse en dos millones de personas. Cifras de la ONU aseguran que ahora el éxodo se cifra en 4,3 millones en todo el mundo, el más dramático de la historia de América Latina.

Negret lanza estas declaraciones en un contexto complicado para Colombia. Según el gobierno, 1,4 millones de venezolanos han llegado a su territorio huyendo de la crisis económica y social profundizada por el régimen de Maduro, y se estima que para el año próximo la cifra aumente a 2 millones. Más de 4,3 millones han salido del país, según cifras actualizadas de Naciones Unidas.

Christian Krüger, director de Migración Colombia, secunda las declaraciones y sostiene que la exigencia de un visado en las fronteras “no frena a una población que migra por hambre y necesidad. Por el contrario, estas medidas lo que ocasionan es que el migrante deba recurrir a redes de tráfico o la corrupción, para poder lograr sus objetivos”.

En Ipiales, una ciudad de Colombia fronteriza con Ecuador, Krüger pesca un dato dramático sobre la situación de los migrantes venezolanos y dice que el 80% de los 542 venezolanos que están distribuidos en los seis albergues de la localidad, forman parte de un núcleo familiar que está roto. Los padres o las madres están ahora están en un país diferente a Ecuador.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú anuncia el...

Leer más

“La decisión del gobierno ecuatoriano no sólo está limitando la movilidad de estas personas, quienes no tienen 50 dólares para poder pagar la visa que exigen, sino que además está desintegrando las familias, ya que las autoridades ecuatorianas no están permitiendo el paso, ni siquiera, de aquellos venezolanos que tienen visas de otros países como Perú o Chile”, dijo Krüger.

El pasado 26 de agosto Ecuador implementó el requisito de la visa a los migrantes de Venezuela, y Perú anunció el pasado martes que su imposición de visado se complementaría con un reforzamiento de la frontera para evitar el cruce de venezolanos.