konzapata.com

La realidad es que Maduro es un moroso que no paga y no podrá pagarle a nadie

jueves 05 de septiembre de 2019, 21:02h
Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Maduro puede hacer magia para evadir las sanciones. Los expertos de Maduro pueden recurrir a la experiencia de Cuba, o la experiencia de Corea del Norte, que llevan años inventándose fórmulas que les permiten sortear el cerco. El régimen de Nicolás Maduro puede obligar a los proveedores a abrir cuentas en bancos de Rusia, China o Turquía y países árabes y pagarles en moneda local. Maduro puede apelar al rublo, al yuan. Pero todo esto tiene una limitación. Y es que no hay ingresos. No hay recursos. Maduro se queda sin dinero.
Maduro se quedó sin dinero y no puede pagar ni las facturas petroleras / Foto: @NicolasMaduro
Maduro se quedó sin dinero y no puede pagar ni las facturas petroleras / Foto: @NicolasMaduro

Maduro no tiene divisas. Porque no hay producción petrolera. No hay ingresos petroleros. Las petroleras, ni siquiera las chinas, las grandes aliadas, no quieren seguir operando en Venezuela. Es que, por un lado, Maduro no paga, y por el otro, las sanciones de los Estados Unidos son una realidad que aprieta, que ahorca, que impacta en las cuentas, en la imagen, en las transacciones de empresas y bancos.

La Orden Ejecutiva dictada por Donald Trump a principios de agosto apuntaba en esa dirección. Bloquear la posibilidad de que otros países y empresas hagan negocios con Maduro. Trump lo está logrando.

El anuncio de la petrolera china, CNPC, de suspender actividades en la Faja del Orinoco, va a agravar el cuadro financiero de Maduro.

Lea esta nota completa en ALnavío.com