konzapata.com

Por qué China se aleja de Maduro y Rusia lo sigue apoyando

lunes 09 de septiembre de 2019, 21:00h
Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- Esta semana se conoció que la empresa china de ingeniería HuanQiu suspendió el proyecto de expansión de la planta mezcladora de crudo Sinovensa por falta de pago. Sinovensa es una empresa compuesta por 51% de PDVSA y 49% de la estatal china CNPC. Esta empresa opera uno de los bloques de la Faja del Orinoco y buscaba ampliar la capacidad de mejorar el crudo en su mezclador de 105.000 barriles diarios a 165.000. Sin embargo, por falta de pago de PDVSA esta ampliación queda suspendida.
Para Rusia, Venezuela es un tema geopolítico / Foto: Kremlin
Para Rusia, Venezuela es un tema geopolítico / Foto: Kremlin

Casi 100% del crudo de Sinovensa iba a China. Esta noticia se une a otras de las últimas semanas: que CNPC y otras refinerías chinas suspendían la compra de crudo venezolano como consecuencia de las sanciones económicas que impuso el Gobierno de los Estados Unidos.

Todo parece indicar que China, que llegó a prestar 67.000 millones de dólares a Venezuela en la época de Hugo Chávez, se aleja de Nicolas Maduro.

La falta de pago, las deudas atrasadas, la corrupción, parecen ser las razones lógicas de este alejamiento. De hecho, el enfriamiento de las relaciones ya lleva un tiempo.

Quizás las sanciones norteamericanas son una excusa perfecta para evitar un enfrentamiento directo por estos temas. China señala las sanciones económicas como causa del repentino fin de la compra de petróleo a Venezuela. Todo un estilo de la diplomacia china: buscar una salida por la tangente.

En los mercados se comenta que “Rosneft es el trader de PDVSA”. Y no olvidemos que la única deuda que ha cumplido este 2019 Nicolás Maduro es precisamente con esa firma rusa. En abril se conoció que de aquel préstamo que dio Rosneft por 1.800 millones de dólares ya se habían pagado unos 700 millones.

El interés de China en Venezuela era más comercial y menos geopolítico. Hoy, con la crisis en Hong Kong y la guerra comercial con los Estados Unidos, para el gigante asiático otro problema internacional (Venezuela) es innecesario. Se acabó el dinero, se acabó la relación.

En paralelo, mientras estas noticias se hacían públicas, surgían otras en sentido opuesto. Y es que la relación de Rusia con el régimen de Nicolás Maduro es cada vez más estrecha. En agosto todos los diluyentes petroleros que compró PDVSA los adquirió de Rusia. También en agosto, casi el 70% de las exportaciones de petróleo de PDVSA fueron a Rosneft. Esta empresa rusa se ha convertido en el manejador de la comercialización de petróleo venezolano en el mundo, inclusive sirviendo de intermediario con refinerías chinas.

La agencia Reuters publicó una nota donde señala que Rosneft toma el mercadeo y transporte de crudo de PDVSA, además de su comercialización mundial.

En los mercados se comenta que “Rosneft es el trader de PDVSA”. Y no olvidemos que la única deuda que ha cumplido este 2019 Nicolás Maduro es precisamente con esa firma rusa. En abril se conoció que de aquel préstamo que dio Rosneft por 1.800 millones de dólares ya se habían pagado unos 700 millones.

Maduro miente. Maduro miente a granel y en cantidad. Es una...

Leer más

Para Rusia, Venezuela es un tema geopolítico. Los rusos han sido expertos en brindar apoyo a países con el fin de obtener una pieza de negociación ante los Estados Unidos.

Mientras Rosneft se convierte en el operador de PDVSA, la Administración de Donald Trump amenaza a Rusia con sanciones que no se llegan a ejecutar. Es parte de todo ese tablero geopolítico que juegan Vladímir Putin y Trump.