konzapata.com

La nueva fiebre del oro es consecuencia de la inestabilidad económica mundial

miércoles 11 de septiembre de 2019, 18:00h
Samuel Castillo (KonZ/Rendivalores).- El oro está rozando precios máximos luego de seis años, ya que los bancos centrales, incluyendo la Reserva Federal, han recortado sus tasas de interés como signos de una desaceleración en medio de la guerra comercial entre Estados Unidos y China; es por esto que los países están buscando diversificar sus reservas internacionales para mitigar riesgos, y tener un menor porcentaje de divisas bajo sus dominios. Podemos observar países como Rusia, China, Kazajstán y Polonia, los cuales han estado entre los mayores compradores de oro en los últimos dos años, y se espera que las existencias mundiales aumenten durante un tiempo.
El oro está rozando precios máximos luego de seis años / Foto: Pixabay
Ampliar
El oro está rozando precios máximos luego de seis años / Foto: Pixabay

Si analizamos a Rusia, ha cuadruplicado sus reservas de oro en la última década buscando diversificarse y particularmente alejarse de los activos estadounidenses, un movimiento que ha dado sus frutos en los últimos tiempos, ya que, debido a la creciente demanda de este activo, su precio se ha visto beneficiado de forma notable. En el último año, el valor del oro de la nación ganó 42% ubicándose en 109.500 millones de dólares y el metal ahora constituye la parte más grande de las reservas totales de Rusia desde el año 2000.

(Fuente: Bloomberg)

Las reservas de oro de Rusia ascienden a más de 2.200 toneladas, lo que la posiciona como el quinto país con mayores tenencias a nivel mundial, y actualmente representan cerca del 20,7% de sus reservas internacionales totales.

El valor de las reservas de divisas de Rusia aumentó un 9,5% el año pasado, por debajo de las ganancias observadas en lingotes.

Según Bloomberg, el banco central ruso ha comprado alrededor de 106 toneladas de oro en lo que va de año. Esto equivale a un 19% menos que en el mismo período de 2018, pero todavía más que cualquier otra nación.

Según Bloomberg, el banco central ruso ha comprado alrededor de 106 toneladas de oro en lo que va de año. Esto equivale a un 19% menos que en el mismo período de 2018, pero todavía más que cualquier otra nación.

Sin embargo, en su búsqueda por diversificarse y desprenderse en lo posible de activos estadounidenses, ha incurrido en pérdidas debido a las fluctuaciones cambiarias, como por ejemplo cuando el año pasado, el banco central ruso transfirió cerca de 100.000 millones de dólares para cambiarlos a euros, yenes y yuanes, y desde entonces la moneda china ha caído, y el euro alcanzó mínimos con respecto a dos años la primera semana de septiembre. A su vez también perdió la oportunidad de participar en el rally en los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Si pasamos a verificar a China, el país asiático ha añadido casi 100 toneladas de oro a sus reservas desde finales del año pasado, siendo bastante consecuentes en medio de un repunte de los precios y la creciente y pronunciada guerra comercial con Washington. La suma ingresada de agosto fue de 5,91 toneladas, tras la adición de unas 94 toneladas en los ocho meses anteriores.

(Fuente: Bloomberg)

Los principales índices de acciones globales han presentado...

Leer más

Mercados Financieros

Cuando analizamos los mercados emergentes, como es el caso de la India, los fondos mutuales de dicho país empezaron a invertir en ETF’s ajustados al comportamiento del oro, los cuales en agosto registraron las mayores sumas negociadas desde 2012, por un valor de 1.450 millones de rupias -20 millones de dólares-. Según Bloomberg, los activos netos administrados por los 12 fondos de oro del país ascendían a 57.990 millones de rupias -800 millones de dólares- al 31 de agosto. Las tenencias de ETF´s de oro a nivel mundial están cerca de las más altas desde 2013, según los datos recopilados por Bloomberg.

(Fuente: Bloomberg)

Los países están viendo el oro como un activo refugio ante la incertidumbre que se aproxima a nivel mundial debido a las tensiones comerciales, y todas las repercusiones sobre las divisas que estas tendrán, ya que a su vez evitan verse sometidas al riesgo cambiario por devaluaciones de los demás países al mantener sus monedas bajo sus arcas.