konzapata.com

Víctor Vargas: el banquero que cruzó la línea roja de operador político del chavismo

lunes 16 de septiembre de 2019, 15:50h
Juan Carlos Zapata (ALnavío).- Un documento de hace más de un lustro apunta que el malogrado Banco del Orinoco NV era prioritario en el esquema de Víctor Vargas Irausquín. Tanto que, según el escrito, el banquero prefirió operar un banco en Curazao antes que en Nueva York. Esta decisión que no cuadra en la mente de ningún otro banquero tiene su historia. Un relato que todavía no llega al final pero que apunta que no será feliz. De hecho, lo que era prioridad hoy es otra cosa. Para Vargas, el Banco del Orinoco ya no existe. Es un banco fantasma.
Para Víctor Vargas, el Banco del Orinoco ya no existe / Foto: BOD
Para Víctor Vargas, el Banco del Orinoco ya no existe / Foto: BOD

El Banco del Orinoco ha sido intervenido y la decisión ha provocado un efecto en cadena. Cayó el Orinoco y se llevó el Allbank de Panamá. Cayeron ambos, y la situación del instituto padre en Venezuela, el Banco Occidental de Descuento, ha sido objeto de otra medida de intervención que, la autoridad, de forma sorpresiva intenta negar 24 horas después de haberla tomado, lo cual arroja más sombras sobre el banquero. Aunque sorprenda, no debe extrañar lo que hace la Superintendencia de Bancos de Venezuela, Sudeban, pues se trata de Víctor Vargas, un hombre cercano al régimen, y cuyos movimientos dejan atónito a más de uno.

Desde joven, Víctor Vargas, exempleado bancario, quería ser banquero. Y lo logró. No sólo eso, se convirtió en referencia. Se convirtió en un hombre rico, y así él mismo lo reconoce, y lo afirma. Millonario de gustos y gastos excéntricos. En 1990, cuando todavía no se le conocía como potentado, después de haber vendido el modesto Banco Barinas, quiso incursionar en el mercado de los Estados Unidos, adquiriendo el Capital National Bank de Nueva York. Pero cometió un error. Le mintió a la Reserva Federal, FED, sobre la naturaleza de la operación, la cual consistía en una toma de control. Pero también -apuntan fuentes allegadas al equipo del banquero-, sin tener responsabilidad directa en ello, se ve inmerso en una maraña de averiguaciones por fraude, autopréstamos y hasta lavado de activos. Asesores jurídicos de Víctor Vargas han detallado que “con ocasión de la compra del Capital National Bank, el Dr. Vargas y su equipo de trabajo detectaron irregularidades cometidas por los anteriores administradores de esta institución”, y, añaden, son Vargas y su equipo, los que las detectan y ponen sobreaviso a las autoridades de los Estados Unidos, las cuales inician “el procedimiento de investigación” que concluye en el arreglo que lo eximía de “toda responsabilidad”. Inclusive, apuntan los abogados, el Board of Governors de la Federal Reserve System, “se obligó a no intentar acción adicional alguna contra” Vargas “por los hechos objeto de investigación”, en el entendido de haber quedado “establecido que el Dr. Vargas no cometió infracción alguna contra las leyes norteamericanas”, y de allí que las mismas autoridades hayan “emitido un release a favor del Dr. Vargas, es decir, un descargo de toda responsabilidad por los hechos investigados”.

Lea esta nota completa en ALnavío.com