konzapata.com

Qué es lo que persigue Maduro con el censo poblacional

lunes 16 de septiembre de 2019, 22:30h
Zenaida Amador (KonZ).- La realización de un censo poblacional es una actividad normal en cualquier país. De hecho, cada 10 años se realizan para llevar un mejor seguimiento de la realidad demográfica, realizar las tareas de planificación estratégica propias de todo Estado y dar paso a respuestas que satisfagan las necesidades básicas de la sociedad. Esa es la norma general, salvo en naciones como Venezuela.
El censo de Maduro se perfila como otro esquema de control social / Foto: @NicolasMaduro
Ampliar
El censo de Maduro se perfila como otro esquema de control social / Foto: @NicolasMaduro

El último Censo de Población y Vivienda de Venezuela se efectuó en 2011 y tocaría realizar un nuevo estudio en 2021. Sin embargo, en junio del año pasado el régimen de Nicolás Maduro decidió adelantar el proceso para acompasar sus resultados con el desarrollo del Plan de la Patria Socialista 2019-2025, según se anunció entonces.

Ahora, en medio de la terrible crisis política e institucional que sacude al país, sus funcionarios anuncian que el censo está por comenzar, algo que enciende las alarmas en la población por sus características.

No hay que olvidar que la Milicia fue una iniciativa de Hugo Chávez a partir de la idea de armar a la sociedad civil, algo que formalizó en 2008 sin lograr que ese cuerpo paralelo lograra una acogida favorable en el seno de la Fuerza Armada Nacional (FAN). Nicolás Maduro, por su parte, ha venido potenciando más y más a la Milicia en la medida en que crece su desconfianza en la institución castrense.

Ricardo Menéndez, ministro de Planificación de Maduro, es el líder del proceso y quien ha explicado que parte del proceso del censo comenzará a efectuarse este mes de septiembre, pero lo que más destaca de sus anuncios es que entre los empadronadores se contarán efectivos de la Milicia Bolivariana, representantes de lo que el chavismo llama “el poder popular” y del Movimiento Somos Venezuela, algo que tradicionalmente hacían funcionarios del Instituto Nacional de Estadísticas y jóvenes voluntarios.

No hay que olvidar que la Milicia fue una iniciativa de Hugo Chávez a partir de la idea de armar a la sociedad civil, algo que formalizó en 2008 sin lograr que ese cuerpo paralelo lograra una acogida favorable en el seno de la Fuerza Armada Nacional (FAN). Nicolás Maduro, por su parte, ha venido potenciando más y más a la Milicia en la medida en que crece su desconfianza en la institución castrense.

A este cuerpo Maduro le ha ido delegando funciones que antes cumplían las FAN, como por ejemplo el control de la producción y distribución de alimentos. Ahora serán formados para hacer el empadronamiento junto a miembros del Movimiento Somos Venezuela, que es la unidad partidista creada por Maduro para llevar el control de las ayudas económicas y becas que reparte su gobierno. Los líderes del poder popular, por su parte, son los representantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) que cumplen roles de seguimiento en las comunidades.

Es decir, que quienes estarán a cargo de realizar el censo son personas identificadas con los esquemas de control social del régimen de Nicolás Maduro. Frente a ello Elías Santana, que dirige la organización ciudadana llamada Micondominio.com, asegura que el perfil de los empadronadores genera preocupación en la población.

El rearme de una fracción de las FARC y la posibilidad de que...

Leer más

Además, Ricardo Menéndez ha hecho un gran énfasis en la necesidad de dividir el censo en dos fases, para darle prioridad al “registro de las unidades inmobiliarias” y luego al empadronamiento propiamente dicho.

Menéndez explica que en el barrido inicial de hogares, comercios y locales se colocarán etiquetas con un código QR que se identificará con la cédula inmobiliaria. Entre las virtudes, según dijo, se cuenta que escaneando el código QR cualquier ciudadano podrá entrar a la plataforma del Estado para pagar servicios públicos, hacer trámites en notarías y en los CLAP.

Este comentario podría reforzar la idea del reparto focalizado de las ayudas económicas en función de la fidelidad política de las familias. No hay que olvidar que el PSUV utiliza la llamada Red de Acción y Articulación Sociopolítica (RAAS) para hacer control “casa por casa” en las comunidades acerca de quiénes son “votos duros” del chavismo y quiénes no, a efectos de jugar con la logística electoral a la hora de efectuar comicios, algo que suele ligarse a la amenaza de que los vecinos desleales dejarán de recibir ayudas, becas y perderán el acceso a los CLAP.

“Nuestra Constitución contempla que las elecciones a la...

Leer más

Por otra parte, Menéndez aseguró que “el código (QR) servirá para autoempadronarse, para entrar al servicio de información estadístico y geográfico y poder llenar su planilla de información, es decir, que cuando vaya después el empadronador no tiene que hacer de nuevo todas las preguntas y ya queda registrada esa persona”.

En un país donde alrededor de cuatro millones de personas han huido debido a la crisis, donde muchos han dejado sus viviendas cerradas a la espera de que las circunstancias cambien para poder regresar, este afán del régimen de Maduro también enciende las alarmas.

Ante esto, el abogado Juan Manuel Raffalli explica que la propiedad inmobiliaria ya está inscrita en los Registros Públicos y en el Catastro Municipal, por lo que despierta suspicacia este interés de las autoridades.

“Pretenden ponerle un código QR a nuestras casas. Eso es un mecanismo de control inmobiliario, cuyos fines últimos o potenciales desconocemos”, sentenció.