konzapata.com

Cae la Bolsa de Caracas, cae el dólar oficial, cae el dólar paralelo, ¿qué hay que hacer?

viernes 20 de septiembre de 2019, 19:00h
Carlos Deseda (KonZ/Rendivalores).- La Bolsa de Valores de Caracas, junto a los tipos de cambio oficial y paralelo, han sufrido una caída significativa desde principios de septiembre, como consecuencia de una desaceleración en el incremento semanal de la liquidez monetaria que se produjo a finales de agosto, y una supuesta venta masiva de dólares por parte de PDVSA.
La Bolsa de Valores de Caracas ha sufrido una caída significativa en septiembre / Foto: Venevision
Ampliar
La Bolsa de Valores de Caracas ha sufrido una caída significativa en septiembre / Foto: Venevision

El indicador de la Bolsa de Valores de Caracas (IBC) acumula al cierre de la jornada del jueves, seis días consecutivos cayendo, alcanzando una alarmante disminución de 27,1%, y ubicándose en 48.061,26 puntos. Además, su nivel máximo se registró el pasado 5 de septiembre cuando se ubicó en 62.004,30 puntos. Desde entonces, la caída registrada se ubica en 29,01%.

Esta venta masiva de acciones en el mercado nacional se puede ver influenciada por los intereses que poseen los inversionistas en comprar divisas a bajo costo, ya que el caso del dólar acumula una caída de 24% desde su nivel máximo alcanzado el 3 de septiembre.

¿Por qué vemos una caída tan significativa en el tipo de cambio?

El pasado 6 de septiembre, el Banco Central de Venezuela publicó un aumento semanal en la liquidez de tan sólo 1,75%, mientras que la inflación registrada por la Asamblea Nacional para el mes de agosto fue de 60%. De esta manera, el incremento del dinero circulante para ese periodo no fue suficiente para cubrir toda la demanda, ya que nos encontramos con bienes y servicios más costosos y una menor cantidad de bolívares para adquirirlos. Es por ello, que parte de la población se vio obligada a vender una mayor cantidad de divisas para poder cubrir sus necesidades.

La liquidez monetaria –la cantidad de dinero circulante en una economía- juega un papel muy importante en la dinámica macroeconómica del país, exhibiendo un alto grado de correlación con el comportamiento del tipo de cambio.

El pasado 6 de septiembre, el Banco Central de Venezuela publicó un aumento semanal en la liquidez de tan sólo 1,75%, mientras que la inflación registrada por la Asamblea Nacional para el mes de agosto fue de 60%. De esta manera, el incremento del dinero circulante para ese periodo no fue suficiente para cubrir toda la demanda, ya que nos encontramos con bienes y servicios más costosos y una menor cantidad de bolívares para adquirirlos. Es por ello, que parte de la población se vio obligada a vender una mayor cantidad de divisas para poder cubrir sus necesidades.

Asimismo, el economista José Manuel Puente, profesor del IESA, mencionó una venta de dólares por parte de PDVSA para cumplir compromisos de pago en moneda nacional, por lo que grandes montos de divisas entraron al mercado cambiario, generando presiones a la baja del tipo de cambio en un contexto de contracción real de la liquidez monetaria.

¿Y qué debemos hacer?

Para los empresarios venezolanos que disponen de bolívares en sus ingresos, es una excelente oportunidad para adquirir divisas a precios muy bajos. Mientras que, las personas que cuentan con divisas para adquirir sus necesidades básicas habrán sufrido una pérdida en su poder de compra, ya que muchos de los productos y servicios fueron ajustados a precios elevados. Por tanto, es conveniente recortar gastos y mantenerse al margen por el mayor tiempo posible.

¿Cuál es la mejor opción para los inversionistas de la BVC?

Para los inversionistas con tendencias a largo plazo, y que observan grandes rendimientos reales en su portafolio, es buen momento para liquidar sus ganancias y convertirlas en moneda dura, mientras que para los inversores que llevan poco tiempo en el mercado y experimentaron esta caída, es conveniente esperar, ya que las presiones que genera la inestabilidad económica venezolana permiten predecir que esta situación no permanecerá por mucho tiempo.