konzapata.com

Así cojean las 8 mesas de diálogo planteadas por Jorge Rodríguez

martes 24 de septiembre de 2019, 16:02h
Carlos Moreno (KonZ).- Las ocho mesas complementarias de trabajo para ampliar el diálogo entre Nicolás Maduro y un sector de la oposición se instalan con enfoques sesgados de antemano. Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación, dicta la pauta de los debates, entre los que destaca el reconocimiento de la Asamblea Nacional Constituyente y las sanciones impuestas por EEUU. Dice que hay más partidos de oposición queriendo entrar al juego, pero descarta que sean Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática o Un Nuevo Tiempo.
Jorge Rodríguez dicta la pauta de los debates / Foto: AlbaCiudad
Jorge Rodríguez dicta la pauta de los debates / Foto: AlbaCiudad

Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación e Información de Nicolás Maduro, dice que en 20 días habrá resultados de las ocho “mesas de trabajo complementarias del diálogo” instaladas en Caracas.

Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación, afirma que el régimen se ha mantenido apegado a la palabra y el diálogo. No se refiere al fracaso de Barbados y Oslo, las negociaciones que eran reconocidas por la mayoría de la comunidad internacional. “Todas las puertas están abiertas y ojalá que la extrema derecha (refiriéndose a la oposición de los grandes partidos) pueda resolver sus problemas y separarse de Donald Trump, quien les ha hecho mucho daño político”.

Es una especie de ampliación del diálogo de Maduro para hacer propaganda. El pronunciamiento de Rodríguez, quien expuso el objetivo de las mesas, no deja duda. Ha pautado incluso el enfoque que tomarían los debates. Buscan legitimar la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), acusar a la oposición liderada por Juan Guaidó de negociar el Esequibo y también de apoyarse en grupos irregulares en la frontera.

También usarán esas mesas para debatir las sanciones de Estados Unidos y otros países. Y descartan que los grandes partidos de oposición entren en el diálogo con ellos.

“Tienen muchas discrepancias. Aunque lo primero que deberían hacer es quitarse la unción del Gobierno de Donald Trump”, dijo Rodríguez.

El diálogo promovido por Nicolás Maduro, más allá de estrategia propagandística, se enfrenta hoy a la estrategia hemisférica que se activó con el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) y que prepara nuevas sanciones.

Así plantea el ministro de Comunicación esta nueva fase del diálogo concertado con una fracción de la oposición a través de las mesas complementarias:

Primera mesa: Poder Electoral

Según Jorge Rodríguez, esta mesa se enmarca en los “acuerdos parciales ya establecidos” con los opositores Timoteo Zambrano (Cambiemos), Claudio Fermín (Soluciones por Venezuela), Felipe Mujica (MAS) y Luis Romero (Avanzada Progresista) y tratará los temas del Poder Electoral, su conformación, la representación proporcional y las garantías electorales.

Segunda mesa: Presos políticos

Aquí se conformará, según informó Rodríguez, una comisión para estudiar “todos los casos de las personas privadas de su libertad”. Y sostiene que los resultados se remitirán a la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz de la Asamblea Nacional Constituyente, el órgano liderado por Diosdado Cabello, para un dictamen final.

La Comisión de la Verdad de la ANC es la ruta más expedita que hallaron, según fuentes cercanas al ala de la oposición que negocia con Maduro, para liberar a los presos políticos. El único excarcelado hasta ahora es Edgar Zambrano, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional y aliado de Guaidó.

Y aunque han prometido la liberación de 60 presos políticos ya listados en un lapso breve, aún no se concreta la medida.

Tercera mesa: Soberanía e Integridad Territorial

Aquí el régimen propone evaluar el tema de la soberanía e integridad territorial, y Jorge Rodríguez dicta la pauta:

“Venezuela es, en los actuales momentos, un país amenazado por los poderes fácticos imperiales. Hemos visto con estupor cómo representantes de la extrema derecha han dicho estar dispuestos a entregar el territorio Esequibo a cambio de favores y hasta cómo han recurrido a grupos irregulares en nuestra frontera occidental”.

El ministro de Comunicación descarga su discurso, aún sin nombrarlo, en contra de Juan Guaidó. Fue el mismo Rodríguez quien acusó al líder de oposición de ser parte de un complot y de apoyarse en bandas criminales de Colombia para tener paso libre por las fronteras del estado Táchira.

El régimen dirigiría esta mesa a reforzar la denuncia de Nicolás Maduro contra Guaidó cuando lo señaló de negociar el territorio Esequibo, en disputa entre Venezuela y Guyana, un argumento que expuso para no regresar a la mesa de negociaciones con la oposición que facilitaba Noruega.

Cuarta mesa: Economía nacional

Así la denomina Jorge Rodríguez. Y lo que debería ser una discusión neurálgica es presentada como una campaña en contra de las sanciones.

“Aquí se evaluarán las brutales sanciones y medidas coercitivas unilaterales que han tomado desde la Administración de los EEUU y otros países en contra de Venezuela, la congelación de los recursos, la sustracción ilegal de los recursos que solamente les pertenecen a los venezolanos”.

Pero Rodríguez ni siquiera roza el objetivo central de la mesa, que es la propia economía, y apenas pronuncia frases como: “Se conformará una comisión para que elabore propuestas y consejos para tener vías de solución a los problemas que tengamos”.

Quinta mesa: Equilibrio Institucional

Con ello Nicolás Maduro busca mantener el reconocimiento a la Asamblea Nacional Constituyente. Jorge Rodríguez plantea esta mesa como una “mesa de equilibrio institucional” con el fin de alcanzar la “coexistencia y convivencia” de los poderes públicos y los derechos políticos de los ciudadanos.

Pero no reconoce en una sola línea a la legítima Asamblea Nacional, de mayoría opositora y liderada por Juan Guaidó.

Para el ministro de Comunicación, el punto a destacar de esta mesa es la discusión que pondrá el foco en el “funcionamiento de la Asamblea Nacional Constituyente”.

Sexta mesa: Derechos sociales

Aquí tratarían los “derechos sociales”, según Rodríguez, “un signo fundamental de Venezuela en los últimos años, el acento en lo social”.

Las comisiones que se conformen enfocarán el debate en los temas de servicios públicos como agua, salud, educación, electricidad y migraciones, cinco flancos en los que Maduro se ahoga, y donde Jorge Rodríguez hace sólo una vista rápida.

En las negociaciones el régimen de Nicolás Maduro tenía el...

Leer más

Séptima mesa: Partidos políticos

En esta mesa el régimen busca crear expectativa anunciando que varios partidos de oposición quieren entrar en el diálogo con Maduro.

“Ya hemos recibido solicitudes de más partidos de la revolución, pero también varias de partidos que están en la oposición y que quieren formar parte de los acuerdos y de las discusiones”, dijo Rodríguez

Descarta que sean los partidos Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática o Un Nuevo Tiempo porque “tienen discrepancias internas que deben resolver”, señaló.

Prefirió no nombrar a ninguno de los partidos de oposición que se integrarían al diálogo con el régimen. “Ya iremos sabiendo cuáles son, me he ido enterando por varias declaraciones”, dijo.

Octava mesa: Movimientos sociales

Una mesa para recibir las propuestas de los movimientos sociales.

“Tenemos una gran profusión de movimientos sociales como los movimientos afrodescendientes, los de sexodiversidad, los indígenas, los educadores, movimiento de mujeres, campesinos, estudiantes y movimientos juveniles. Todos ellos van a tener su correlato en esta mesa”, agregó Jorge Rodríguez.