konzapata.com

Singapur supera a Estados Unidos como el país más competitivo del mundo

jueves 10 de octubre de 2019, 16:00h
Carlos Deseda (KonZ/Rendivalores).- El ranking de competitividad del Foro Económico Mundial (FEM), ubicó en primer lugar a Singapur. Supera a Estados Unidos que ahora se ubica en el segundo puesto por una diferencia de 1,1 puntos. El índice, publicado este miércoles, hace un balance del panorama competitivo, midiendo factores como la estabilidad macroeconómica, la infraestructura, el mercado laboral y la capacidad de innovación.
Singapur ocupa el primer lugar en el ranking de competitividad del FEM / Flickr: dronepicr
Ampliar
Singapur ocupa el primer lugar en el ranking de competitividad del FEM / Flickr: dronepicr

Singapur, Estados Unidos, Hong Kong, Holanda y Suiza conformaron el grupo de los cinco países más competitivos del mundo. Hong Kong subió cuatro puntos respecto al informe del año pasado, a pesar de que la crisis política está afectando la economía. El centro financiero asiático recibió altas calificaciones por su estabilidad y sus políticas macroeconómicas, así como por su sistema financiero, sin embargo, la capacidad de innovación fue insuficiente.

En Estados Unidos se observó una creciente incertidumbre entre los líderes empresariales y aseguraron que la apertura comercial ha disminuido. Sin embargo, sigue siendo una “potencia de desarrollo”, ocupando el primer lugar en dinamismo empresarial y el segundo en capacidad de innovación.

Fuente: Bloomberg

El informe señaló que Singapur y Vietnam parecen beneficiarse de las tensiones comerciales mundiales a través de la desviación del comercio. Vietnam saltó 10 puestos desde el año pasado para ubicarse en el 67 de 137 países.

Las importaciones estadounidenses desde Vietnam aumentaron 36% en los primeros cinco meses de este año, ya que las empresas han estado cambiando la fabricación de China a la vietnamita y otros países del sudeste asiático para evitar aranceles elevados.

En Estados Unidos se observó una creciente incertidumbre entre los líderes empresariales y aseguraron que la apertura comercial ha disminuido. Sin embargo, sigue siendo una “potencia de desarrollo”, ocupando el primer lugar en dinamismo empresarial y el segundo en capacidad de innovación.

En línea con otras organizaciones, la opinión del FEM es que, si bien el estímulo monetario ayudó a sacar a la economía global de la recesión, no fue la solución a todos los problemas.

Con una nueva desaceleración de las economías emergentes, la política fiscal ha sido subutilizada, por lo que el FEM solicitó un mayor apoyo por parte de los gobiernos, particularmente en inversiones para aumentar la productividad. Además, agregan que los bancos centrales deben echarle la culpa a la débil productividad, ya que los billones de dólares en estímulos mantienen vivas a las empresas fantasmas, a veces desplazando a las empresas más fuertes.

Dado que los recursos de la política monetaria están agotados, dijo que el estímulo impulsado por la inversión sería una “acción apropiada para reiniciar el crecimiento en las economías avanzadas estancadas”.

La intensificación del comercio y las tensiones geopolíticas están alimentando la incertidumbre en todo el mundo, advirtió el informe del FEM. Esto frena la inversión y aumenta el riesgo de choques de oferta: interrupciones en las cadenas de suministro mundiales, picos repentinos de precios e interrupciones en la disponibilidad de recursos clave.