konzapata.com

Rusia ahora está más preocupada por la gestión económica de Maduro

viernes 25 de octubre de 2019, 16:02h
Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Rusia reconoce que Maduro tiene un grave problema con la deuda externa. Y Maduro tiene otro gran problema con Rusia. Porque Rusia maneja la situación de Maduro y aun así Rusia no quiere soltarle dinero. No quiere ayudarlo con lo que Maduro necesita de manera urgente. Crédito externo.
Rusia está anticipando que Maduro no le pueda seguir pagando la deuda / Foto: @NicolasMaduro
Ampliar
Rusia está anticipando que Maduro no le pueda seguir pagando la deuda / Foto: @NicolasMaduro

Rusia se lamenta por Maduro, y se ofrece a ayudarlo con el problema de la deuda. Pero lo ayudará con asesores económicos. Lo ayudará con metodología. Pero ¿dinero? Rusia no concreta.

Ya van dos veces que Nicolás Maduro anuncia reestructurar la deuda externa. En la ocasión más reciente encargó al vicepresidente del Área Económica, Tareck El Aissami, que comenzara a preparar el terreno con los acreedores. Pero El Aissami no conoce del tema. Ni tampoco cuenta con un equipo. Ni menos posee una estrategia.

El viceministro de Finanzas de Rusia, Sergey Storchak, está...

Leer más

Aquí es cuando Rusia entra en acción. Y es por ello que Sergey Storchak, viceministro de Finanzas del gobierno de Vladímir Putin, anuncia que Moscú está preparado para brindarle apoyo “metodológico” al régimen de Maduro. Lo recogió la agencia rusa, Tass, este jueves. Y Bloomberg, por su lado, agregó que el funcionario habló de enviar asesores económicos a largo plazo. Se trataría de un equipo completo de asesores económicos que trabajarían no sólo el punto de la deuda externa sino también aspectos macro y microeconómicos.

Lo anterior confirma:

El fracaso de Maduro como jefe de la Economía.

El fracaso del equipo económico, el que tiene.

El fracaso del régimen. Las cifras del BCV constatan la tragedia económica.

El fracaso de los asesores externos, ecuatorianos, cubanos y españoles.

El fracaso del expresidente Rafael Correa en calidad de asesor económico.

Rusia, por su parte, detecta que “Venezuela tiene un gran problema con los prestamistas extranjeros”. El viceministro de Finanzas señala que “por supuesto, todos están preocupados por las relaciones con prestamistas comerciales privados e inversores institucionales, principalmente aquellos que tienen grandes volúmenes de bonos venezolanos y PDVSA en sus carteras de préstamos”.

Rusia, por su parte, detecta que “Venezuela tiene un gran problema con los prestamistas extranjeros”. El viceministro de Finanzas señala que “por supuesto, todos están preocupados por las relaciones con prestamistas comerciales privados e inversores institucionales, principalmente aquellos que tienen grandes volúmenes de bonos venezolanos y PDVSA en sus carteras de préstamos”.

En las palabras de Sergey Storchak hay una confesión. Cuando dice “todos”, debe incluir a Rusia, a la que Maduro le debe 3.000 millones de dólares, y aunque ha pagado, se ha puesto al día, Moscú puede estar viendo con preocupación el futuro inmediato. De allí que tenga que meterle la mano con urgencia a Maduro.

Por lo pronto esa ayuda será con asesoría, y metodología, y el equipo económico, a ver de qué manera el Palacio de Miraflores puede recuperar la producción petrolera, abatir la inflación, aumentar la producción de alimentos, etc. En fin, enderezar la economía. En lo macro y en lo micro. Si hay éxito, Maduro podrá pagar. Y si no, seguirá en default con los bonos. Y entrará en default con Rusia, que ya le refinanció la deuda.

Pero claro. Entiende el viceministro de Finanzas ruso que no sólo basta con la economía. Pesan también las condiciones políticas. Al menos para abordar el problema de la deuda.

“Hablamos de que tan pronto como las condiciones maduren, estaremos listos para trabajar con ellos y brindarles apoyo metodológico”, dijo el ruso.

La economía venezolana al cierre de 2019 será 60% más...

Leer más

Ahora, como bien escribió este jueves en el diario ALnavío Daniel Gómez, las condiciones que maduren no pueden ser otras que Maduro controle de manera rotunda el poder, que Juan Guaidó salga del juego político, que se levanten las sanciones económicas y Maduro pase a controlar la Asamblea Nacional, que es el único poder reconocido como legítimo por la comunidad internacional. Es la Asamblea Nacional la que debe aprobar las operaciones de crédito. Y mientras exista el conflicto político, se dificulta cualquier iniciativa. De hecho, Rusia reconoce la Asamblea Nacional que preside Guaidó. Maduro ha anunciado que en 2020 habrá elecciones parlamentarias. Rusia debe estar pensando en 2020. Mientras tanto, sigue sin soltarle dinero a Maduro.

El libro Los Machetes de Juan Carlos Zapata ya está disponible en Amazon y Kindle.

Leer más