konzapata.com

Qué es lo que está cambiando en Venezuela con la dolarización de facto

viernes 08 de noviembre de 2019, 21:50h
Moris Beracha (KonZ).- No ha habido ninguna decisión por parte de Nicolás Maduro para hacer si quiera el intento de aplicar un programa ordenado que contribuya a recuperar la maltratada economía venezolana.
La gente puede más con la inflación que con la escasez / Foto: Pixabay
Ampliar
La gente puede más con la inflación que con la escasez / Foto: Pixabay

Por la vía de los hechos y ante el desmantelamiento de la producción petrolera y la aplicación de sanciones desde Estados Unidos (que impiden el libre flujo de recursos financieros), la economía de Venezuela está experimentando una metamorfosis.

El dólar es la divisa creíble y de valor real ante la desaparición del bolívar como referencia de pago. Esto ha sido posible porque con la supresión del control de cambio y la desaparición de los subsidios en divisas (Cencoex y otros mecanismos de adjudicación controlada); así como de la flexibilización del control de precios los actores económicos como empresarios, comerciantes y el ciudadano común han encontrado en el dólar la única manera de guarecerse del torrencial hiperinflacionario.

Cuando se estudia esta realidad no hay que dejar a un lado la psicología de la población que por años sufrió de la terrible escasez de alimentos y productos de primera necesidad. Hoy se consiguen con más facilidad, pero a precios que pocos pueden pagar. No obstante, se confirma lo que se ha estudiado por años en la psicología social y que tiene que ver con que la población lidia mejor con la inflación que con la escasez.

Todos los precios tienen sus referencias en divisas en todos los estratos de la población. Su uso se ha vuelto el día a día y las transacciones se hacen libremente para aquellos que tienen acceso a conseguir, aunque sea un dólar.

El contrabando desde la frontera es el día a día y una manera de hacerse con productos muchas veces más baratos que se venden en distintos estados en comercios informales.

Asimismo, las importaciones puerta a puerta representan una vía con la que los venezolanos han logrado hacerse de productos más económicos que los que se ofertan en comercios regulares. La razón tiene que ver con lo costoso que resulta la producción nacional si se le compra con el producto importado.

El que ingresa productos desde el exterior lo hace con capital propio, porque quiere invertir y le resulta el margen de ganancias.

Esto representa un cambio en la relación comercial de los privados que por casi dos décadas dependieron de la adjudicación de divisas del gobierno.

Cuando se estudia esta realidad no hay que dejar a un lado la psicología de la población que por años sufrió de la terrible escasez de alimentos y productos de primera necesidad. Hoy se consiguen con más facilidad, pero a precios que pocos pueden pagar. No obstante, se confirma lo que se ha estudiado por años en la psicología social y que tiene que ver con que la población lidia mejor con la inflación que con la escasez.

Algunos analistas explican el ascenso desbordado del dólar...

Leer más

De allí que la indexación de los salarios al dólar se ha convertido en una realidad, unos más que otros, pero ya está allí. Sin lugar a duda más allá de las distorsiones creadas por una administración irresponsable, la economía venezolana sobrevive en gran parte por el impulso que los propios ciudadanos empeñados en quedarse en el país le están dando a raves de un mini boquete de libertad económica.