konzapata.com

La historia de cómo la oposición en Bolivia aprovechó una coyuntura que terminó con el fin de Evo Morales

lunes 11 de noviembre de 2019, 14:00h
Por Redacción (KonZ).- Este microanálisis, como lo llama, fue escrito por Jesús Seguías antes de conocerse la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia. Pero Seguías, presidente de Datincorp, ya anticipaba el desenlace y así lo manifiesta. Dice el autor: “Con la excepción de su torpe división hasta el día de las elecciones, los opositores bolivianos supieron aprovechar las rendijas (elecciones potencialmente fraudulentas) y hoy le han trancado el juego a Evo Morales y lo tienen realmente acosado (quizás sea expulsado del poder en las próximas horas)”.
La oposición boliviana decidió pelearle a Evo Morales en todos los terrenos / Foto: @evoespueblo
Ampliar
La oposición boliviana decidió pelearle a Evo Morales en todos los terrenos / Foto: @evoespueblo

Este análisis de Jesús Seguías trata de cómo la oposición en Bolivia aprovechó una hendija, entró por ella, y acaba de terminar con el fin del mandato de Evo Morales. Resulta pertinente el microanálisis de Jesús Seguías de cara a la realidad en Venezuela. Leamos lo que señala el presidente de Datincorp.

1. La rebelión que hoy estremece a Bolivia sólo pudo ocurrir gracias a la decisión de la oposición boliviana de acudir a unas elecciones que se sabía podían ser manipuladas por el gobierno.

La decisión boliviana de ir a elecciones donde no había garantías de pulcritud hizo la diferencia. Nunca esperaron de Evo Morales concesiones graciosas. Decidieron pelearle en todos los terrenos. Gracias a Dios los bolivianos no hicieron caso a consejos de algunos venezolanos (al parecer incorregibles) que se abstienen de pelear en el terreno electoral porque “el adversario va a hacer trampa”.

2. La oposición boliviana comprendió que debido a su vocación democrática (o a la carencia de armas y ejércitos para derrocar a Evo Morales), era necesario aprovechar todas, absolutamente todas las rendijas, todas las fisuras que vaya dejando el adversario en el camino, incluida la electoral. Es un principio del poder.

3. De no haber acudido a esas elecciones apelando al argumento del fraude, la oposición boliviana quizás estaría limitada a atacar e insultar al gobierno desde las redes sociales, o convocando marchas no letales, convirtiendo a la denuncia en una política (craso error conceptual) y con cero resultados.

4. Los motivos que hoy lanzaron a miles de bolivianos a la calle fueron fraguados al calor de unos escrutinios que masacraron una esperanza de cambio el día de las elecciones recientes. Eso es un factor motivante poderoso, en tiempo real, inmediato, y con pruebas en la mano que legitiman una protesta como la que conmueve a Bolivia hoy.

5. De acuerdo a los resultados de una auditoría ordenada por el organismo electoral, todo indica que hubo irregularidades que obligarían a acudir a una segunda vuelta, o a la destitución de Evo Morales convocando a nuevas elecciones.

A Evo Morales lo perdió la enfermedad del chavismo. Esa...

Leer más

6. Pero nunca faltan errores capitales en opositores que se enfrentan a los gobernantes pertenecientes al Foro de São Paulo. Los opositores bolivianos acudieron divididos al proceso electoral impulsados no por razones políticas de peso sino por la peor tragedia latinoamericana: las ambiciones desmedidas y el narcisismo de actores políticos clave congelados en la historia. De haber ido unidos a las elecciones, la diferencia de votos a favor de la oposición hubiese sido abrumadora y quizás hoy estarían cobrando sin mayores traumas.

7. Pero retrocedamos la película, y supongamos que los opositores bolivianos decidieron no acudir a esas elecciones presidenciales bajo el argumento que Evo Morales iba a ejecutar un fraude, y por tanto era perder el tiempo. En este caso cabe preguntarnos: ¿la oposición boliviana estaría en el punto en que se encuentra hoy, es decir, poniendo en jaque a Evo Morales, convirtiendo un fraude en una victoria política de grandes dimensiones? Es evidente que no.

Para el académico Fernando Mires la oposición en Venezuela...

Leer más

8. La decisión boliviana de ir a elecciones donde no había garantías de pulcritud hizo la diferencia. Nunca esperaron de Evo Morales concesiones graciosas. Decidieron pelearle en todos los terrenos. Gracias a Dios los bolivianos no hicieron caso a consejos de algunos venezolanos (al parecer incorregibles) que se abstienen de pelear en el terreno electoral porque “el adversario va a hacer trampa”.

9. Con la excepción de su torpe división hasta el día de las elecciones, los opositores bolivianos supieron aprovechar las rendijas (elecciones potencialmente fraudulentas) y hoy le han trancado el juego a Evo Morales y lo tienen realmente acosado (quizás sea expulsado del poder en las próximas horas).

10. La historia del poder y los éxitos asociados a éste transcurren en medio de decisiones sabias, acertadas y oportunas, donde se desatan la racionalidad y la creatividad, y se administra con criterio de escasez la emocionalidad. O sea, priva la madurez política.

KonZapata