konzapata.com

Por qué Evo Morales no consultó a Raúl Castro y a Nicolás Maduro antes de renunciar

jueves 21 de noviembre de 2019, 22:00h
Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Evo Morales se apresuró y renunció a las primeras de cambio. Esto lo dice una fuente de inteligencia de Cuba. También señala que Evo Morales ha podido quedarse en Bolivia. Que ha podido mudar la sede del gobierno para una de las provincias donde cuenta con mayor respaldo. Y desde allí dirigir la resistencia. Desde Chapara. Entre Cochabamba y Beni, por ejemplo.
Evo Morales se apresuró y renunció a las primeras de cambio / Foto: @evoespueblo
Evo Morales se apresuró y renunció a las primeras de cambio / Foto: @evoespueblo

La fuente, de alto crédito, que imparte cursos de inteligencia para militares del Estado Mayor de las fuerzas armadas de Cuba y Venezuela, apunta que los cubanos son expertos en resistir y que la recomendación para Evo Morales iba a ser precisamente esa, que resistiera en Bolivia, así como Nicolás Maduro ha resistido en Venezuela.

Pero, Evo Morales no los consultó, dice. No consultó a la inteligencia. No habló con Raúl Castro. Y cuando La Habana reaccionó, cuando Maduro inclusive reaccionó en Caracas, ya Evo Morales estaba montado en el avión que lo llevaría a México luego de un extenso periplo.

La fuente apunta que los hechos ocurrieron de esta forma porque Evo Morales no tenía de “cabecera” a asesores de inteligencia de Cuba. He allí la gran diferencia respecto a Maduro, quien vive rodeado de asesores de Cuba, a quienes consulta permanentemente.

La fuente apunta que los hechos ocurrieron de esta forma porque Evo Morales no tenía de “cabecera” a asesores de inteligencia de Cuba. He allí la gran diferencia respecto a Maduro, quien vive rodeado de asesores de Cuba, a quienes consulta permanentemente. La fuente señala que ahora a Evo Morales le corresponde mantener la resistencia desde afuera.

Esta versión ha sido corroborada por otra fuente vinculada a Evo Morales. Esta señala que el expresidente de Bolivia no tenía por qué consultar a La Habana ni mucho menos a Caracas. Y explica:

-No lo vas a creer. Pero la afinidad entre Evo y Cuba no es tan cercana como se cree. Había solidaridad y apoyo. Pero no dependencia. Y con Maduro es menor la cercanía. Casi ninguna. Evo defendió en la última Asamblea General de la ONU a Cuba pero no a Maduro. Evo era cercano a Hugo Chávez, a quien consideraba un hermano, un padre. Pero con Maduro es otra la relación.

La fuente dice que la inteligencia de Cuba es experta en estudios y ejercicios de resistencia. Y los casos se analizan en los cursos de Estado Mayor. Se presentan ejemplos de éxitos y fracasos. Hasta cuánto tiempo hay que tensar la cuerda, y cómo hacerlo. “La resistencia es un factor determinante para resolver conflictos sociales a favor del que tiene el poder”, apunta la fuente.

Aun dando por cierta la versión del colaborador de Evo Morales de que este no mantenía relaciones de dependencia con La Habana, Cuba posee los detalles del estado de la Fuerza Armada y la fuerza policial de Bolivia, de los movimientos sociales y del balance de fuerzas políticas. Manejan información geográfica, cultural. Y con esa información hacen el diagnóstico y las respectivas proyecciones.

La base de datos es precisa, dice la fuente. Y se puso en desarrollo en los tiempos de la guerra de Angola. En los cursos de inteligencia que se imparten en Cuba siempre la guerra de Angola es una historia que se usa como ejemplo a seguir. Con la información levantada, Fidel Castro pudo dirigir con precisión algunas de las batallas, a pesar de las limitaciones de comunicación. Aún no había internet. Ni Whatsapp. Ni nada que se le parezca. Fidel Castro podía ordenar desde la distancia por dónde debían transitar los tanques, cuál río cruzar, con qué tribu entrar en contacto, y así por el estilo. Toda la información la habían levantado médicos, instructores y militares.

Esto es irreversible, dice un colaborador de Evo Morales...

Leer más

Se contaba, inclusive, con información geológica para determinar si las carreteras sostenían a los tanques o dónde se podía levantar una pista de aviones.

Señala la fuente que ahora a Evo Morales le corresponde mantener la resistencia desde afuera. Seguir apostando a que no haya tranquilidad en Bolivia. Y esperar la evolución del escenario de desorden y caos. “El libreto es resistir. El libreto es permanecer. En Venezuela este libreto ha sido exitoso”.

La fuente sospecha que Evo Morales se aceleró con las negociaciones diplomáticas. Pero el colaborador de Evo Morales que habló con KonZapata dice que tampoco. Que Evo Morales no consultó la renuncia con ningún mandatario de la región. No lo hizo ni con Alberto Fernández ni con Andrés Manuel López Obrador. Señala que la decisión fue suya, de Evo Morales, y que se habló con Fernández, presidente electo de Argentina, y López Obrador, México, sólo para cuadrar el operativo del viaje, y que ese operativo, en todo caso, fue obra del exvicepresidente, Alvaro García Linera, y no del exmandatario hoy en el exilio.