konzapata.com

Guaidó promete acciones contra la corrupción en sus propias filas

lunes 02 de diciembre de 2019, 21:00h
Por Zenaida Amador (KonZ).- Los temas estaban en boca de todos y apuntaban a irregularidades cometidas por miembros de la oposición y más específicamente por diputados de la Asamblea Nacional (AN), que es la única institución democrática que prevalece en Venezuela. Aun así, Juan Guaidó esperó hasta que los hechos saltaran a la palestra pública para pronunciarse. Cesar de sus funciones a varios parlamentarios, intervenir la Comisión de Contraloría de la AN y avanzar en las investigaciones pertinentes desde la plataforma del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) son parte de las acciones que prometió ejecutar en lo inmediato para corregir una situación que pone en entredicho sus diez meses de gestión tratando de forzar la salida de Nicolás Maduro del poder.
Guaidó está obligado a actuar con mano firme contra la corrupción / Foto: @jguaido
Ampliar
Guaidó está obligado a actuar con mano firme contra la corrupción / Foto: @jguaido

Desde hace semanas el ruido sobre la compra de voluntades en la Asamblea Nacional de Venezuela venía subiendo de intensidad. Uno de los que expuso públicamente el tema fue el diputado José Guerra, quien tuvo que dejar el país debido a las amenazas del régimen de Nicolás Maduro en su contra. Guerra reveló que con “maletines verdes”, repletos de dólares, se trataba de mellar la mayoría de la oposición en el Parlamento.

Decretó la invalidez de todos los documentos presentados por la investigación o expedidos por la AN o sus diputados que exoneren a las empresas o ciudadanos vinculados con la corrupción, lo que será comunicado a los organismos pertinentes, a los que se les aclarará que “ningún funcionario del Gobierno legítimo o diputado del Parlamento venezolano está autorizado para expedir documentos o avales de ‘buena conducta’, o con fines relacionados sobre empresas o ciudadanos”. Mientras, la Comisión de Contraloría se encuentra intervenida y en reestructuración.

Luego vino Rafael Ramírez, expresidente de PDVSA y acusado de millonarios actos de corrupción durante su gestión, quien mostró documentos de una subcomisión parlamentaria que absolvía al empresario, al boliburgués, Alex Saab, sancionado por el Tesoro de Estados Unidos por la red de corrupción que construyó de la mano con el régimen de Nicolás Maduro a través de los CLAP.

Según los documentos, los parlamentarios cesaban su investigación sobre una de las empresas vinculadas a Saab y sus manejos, lo cual -a juicio de Ramírez- responde al hecho de que el empresario boliburgués les pagó. Las tensiones crecieron en las filas opositoras, sin que se aclara el fondo de los señalamientos.

La semana pasada Juan Guaidó anunció la remoción de Humberto Calderón Berti como su embajador en Colombia, argumentando que “hemos decidido hacer modificaciones en relación a nuestra política exterior". El hecho se produjo luego de meses de tensiones, donde era vox populi que Calderón Berti rechazaba algunos manejos dolosos que hubo en relación con la ayuda humanitaria internacional, a propósito de los hechos del 23 de febrero pasado, y otras acciones del Gobierno interino de Guaidó, como la escogencia de los miembros de la junta directiva de la estatal Monómeros Colombo Venezolanos S.A.

Finalmente, Calderón Berti se pronunció públicamente al respecto y pidió transparencia, integridad y un cambio de rumbo en la gestión. También habló de la compra de diputados de la AN. “Nosotros no hemos salido del régimen por un elemento que es denominador común: la corrupción del régimen, de los militares, de empresarios y de ciertos seudoopositores”.

Por último, el portal de periodismo de investigación Armando.Info publicó un trabajo sobre las vinculaciones de varios parlamentarios con Alex Saab para exculparlo, lo que terminó de remover las aguas.

Hechos y primeras reacciones

El reporte periodístico mostró que diputados, varios de ellos pertenecientes a la Comisión de Contraloría de la AN, estuvieron vinculados en gestiones para eximir a Carlos Lizano y la compañía Salva Foods, aunque ambos guardan relación con Álex Saab. Se trata de los representantes de Primero Justicia Luis Eduardo Parra Rivero, Freddy Superlano, José Brito y Conrado Pérez Linares; del partido Voluntad Popular Richard Arteaga y Guillermo Luces; y de Un Nuevo Tiempo Chaim Bucaram, Héctor Vargas y William Barrientos.

Desde esa instancia parlamentaria venezolana se enviaron comunicaciones a la Fiscalía General de Colombia y al Departamento del Tesoro de Estados Unidos tratando de lavar la cara de Lizano y de Salva Foods, empresa que maneja las tiendas CLAP en Venezuela.

Operaciones financieras, viajes y relaciones cruzadas se tejen tras esta articulación parlamentaria, liderada por el diputado Luis Eduardo Parra y Carlos Lizano, según lo evidencian los hallazgos del reporte.

Ante las informaciones el presidente de la Comisión de Contraloría de la AN, Freddy Superlano, se separó de su cargo y pidió una investigación sobre la actuación de esa instancia parlamentaria. El diputado Parra, por su parte, argumentó que “existe un laboratorio de guerra sucia montado contra nosotros y algunos colegas diputados del Parlamento venezolano, por una red de extorsionadores” en la que incluyó a los periodistas de Armando.Info.

Ante los señalamientos Guaidó dijo que valoraba el trabajo que hacía la prensa libre y sus investigaciones. Incluso llamó a todos los sectores a trabajar en el desmontaje de la corrupción, dejando muy en claro que se trata de “individualidades” del Parlamento que están involucradas y que eso no puede echar por tierra el trabajo que vienen realizando todos los demás diputados de la Asamblea Nacional.

“La corrupción que ha desangrado a nuestro país no puede ser tolerada, ni permitiremos que individualidades manchen el sacrificio de años y de muchos en esta lucha”, indicó.

Las medidas de Guaidó

A los señalados Guaidó los suspendió de sus responsabilidades en la AN, aunque aclaró que se debe avanzar en las investigaciones independientes de los hechos, porque estas pueden conducir al allanamiento de su inmunidad parlamentaria. Profundizó al respecto señalando que esta semana avanzará en la selección de un contralor especial del Parlamento, para lo que llamó a la sociedad civil para que los interesados se postulen.

También dijo que aprovechará la reunión prevista para este martes de los miembros del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) para profundizar en las investigaciones personalizadas de corrupción del régimen en América Latina.

Decretó la invalidez de todos los documentos presentados por la investigación o expedidos por la AN o sus diputados que exoneren a las empresas o ciudadanos vinculados con la corrupción, lo que será comunicado a los organismos pertinentes, a los que se les aclarará que “ningún funcionario del Gobierno legítimo o diputado del Parlamento venezolano está autorizado para expedir documentos o avales de ‘buena conducta’, o con fines relacionados sobre empresas o ciudadanos”. Mientras, la Comisión de Contraloría se encuentra intervenida y en reestructuración.

El operador tiene experiencia. Ya lo hizo en la campaña de...

Leer más

A nivel de los partidos políticos también hubo reacciones. Primero Justicia sancionó a los parlamentarios de su bancada removiendo a Parra de la Comisión de Medio Ambiente y a Pérez y Brito de la Comisión de Contraloría. Desarrollarán una investigación disciplinaria interna.

Voluntad Popular (partido de Guaidó) removió de la Comisión de Contraloría a Luces y Arteaga, mientras sigue con las indagaciones. “Los parlamentarios señalados estarán sometidos a cualquier investigación, medio u organismo independiente que permita llegar al fondo de este caso, garantizar el derecho a la defensa y aclarar su participación en cualquier hecho irregular”.

Un Nuevo Tiempo removió de sus cargos que cumplen en la AN a los diputados Héctor Vargas, Chaim Bucaran y William Barrientos. Además, anunció el inicio de “una profunda investigación interna por parte de la comisión de ética de nuestra organización”.

Cuesta arriba para la lucha

Los hechos explotan en un momento crítico para Guaidó, quien experimenta un desgaste de su popularidad y no ha logrado reconectarse con la población a pesar de los esfuerzos reiterados por reanimar la protesta de calle.

Resulta crucial el manejo adecuado de esta coyuntura sin perder más curules del Parlamento que puedan debilitar la mayoría opositora, especialmente ahora cuando resta menos de un mes para el cambio de directiva de la AN que, por acuerdo entre los principales partidos, le permitiría a Guaidó seguir siendo su presidente.

A juicio del director de la firma Datanálisis, Luis Vicente León, los hechos recientes tendrán un impacto amplio sobre la oposición en su conjunto, incluyendo a quienes piensan que pueden tomar ventaja del momento. Lo ideal sería que la oposición diera una respuesta unificada ante la gravedad de los eventos, dejando de lado por ahora las divisiones internas e intereses individuales. “Agregar un conflicto interno será el mejor regalo de Navidad para Maduro”, aseguró.