konzapata.com

Países latinoamericanos cercan en bloque al régimen de Nicolás Maduro

miércoles 04 de diciembre de 2019, 15:01h
Zenaida Amador (KonZ).- La activación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) a mediados de septiembre despertó grandes expectativas en cuanto a la presión que se podría ejercer sobre el régimen venezolano, ya que muchos pensaron que daría pie en lo inmediato al empleo de la fuerza militar para forzar la salida de Nicolás Maduro. Pero tal medida es uno de los últimos estadios a considerar dentro del marco de acción del TIAR. Aunque lejos de lo que muchos anhelaban, el TIAR va de forma lenta, pero firme, quemando sus capas de actuación, incluso en medio de las complejidades internas que aquejan a sus países signatarios.
Las medidas del TIAR comenzaron por el propio Nicolás Maduro / Foto: PSUV
Ampliar
Las medidas del TIAR comenzaron por el propio Nicolás Maduro / Foto: PSUV

Las decisiones adoptadas este martes 3 de diciembre en Bogotá por cancilleres miembros del TIAR dan cuenta de esto. En una primera línea se definieron 29 personas, comenzando por el propio Nicolás Maduro, a quienes se les aplican medidas de restricción de ingreso y tránsito; pero existe una lista con 2.000 nombres que también podrían ser alcanzados por las sanciones.

“Aquí no hay acciones unilaterales ni hay invitaciones al uso de la fuerza, aquí lo que hay es una invitación constante a que el cerco diplomático se profundice, pero que las sanciones sean cada vez más efectivas, más dicientes y mantengan vivo el espíritu de un continente que quiere que se haga efectiva la Carta Democrática Interamericana”, explicó Iván Duque, presidente de Colombia, para quien es necesario fortalecer el frente común en contra del régimen de Maduro que es, a su juicio, “una amenaza regional”.

Dónde el TIAR puso el foco: Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Alex Saab, Delcy Rodríguez, Tarek William Saab, Vladimir Padrino López, Cilia Flores, Marlene Contreras de Cabello, José David Cabello, Luis Damiani, Arcadio Delgado, Tareck El Aissami, Rafael Franco, Alexander Gramcko, Gladys Gutiérrez, Hannover Guerrero, Iván Hernández, Tibisay Lucena, Carlos Malpica, Juan José Mendoza, Maikel Moreno, Calixto Ortega, Manuel Quevedo, Jorge Rodríguez, Lourdes Suárez, Iris Varela, Carmen Zuleta de Merchán y Raúl Gorrín.

Lo acordado por el TIAR constituye la aplicación de las primeras medidas regionales en bloque contra Maduro, que terminan por hilvanarse con las ya adoptadas por Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea. Las sanciones individuales generan presión en los grupos de poder del chavismo y, en el pasado, han sido activadoras de acercamientos internacionales con personeros del régimen para allanar el camino a una salida pacífica de Maduro.

De allí que esta acción regional, que complica la movilidad de un grupo importante de personalidades del régimen, funciona como una vuelta de tuerca en esa dirección.

Además, en la reunión se acordó definir los parámetros y condiciones para las futuras inclusiones de personas y entidades de la lista consolidada de sancionados, para lo cual evaluarán implementar mecanismos de intercambio de información con autoridades técnicas de Estado que no forman parte del TIAR y que han tomado medidas sancionatorias contra el régimen de Maduro y su entorno.

Las excusas

Nicolás Maduro reaccionó de inmediato llamando “imbécil” a Iván Duque, porque “tiene encendido a ese país (Colombia), porque nadie lo quiere con 80% de rechazo, e instaló una reunión del TIAR”. En tono de sorna dijo que quedó en evidencia que fracasó la pretensión del gobierno colombiano de violentar la paz del continente.

“Ha sido una reunión de fantoches y payasos, no han podido con Venezuela y con TIAR o sin TIAR no podrán con Venezuela”, señaló. “Yo puedo decirle, Iván Duque, usted es un ridículo. ¡Porky, usted es un ridículo y ha fracasado con el TIAR! No ha habido más nada”.

Aun en su afán por desmeritar lo ocurrido, en la lista de sancionados -que lo incluye- está su esposa, Cilia Flores, pero también parte de su gabinete (Delcy Rodríguez, Tareck El Aissami, Iris Varela); de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (Maikel Moreno, Carmen Zuleta de Merchán); del mando militar (Vladimir Padrino, Iván Hernández Dala); de la Asamblea Nacional Constituyente (Diosdado Cabello) y del entorno de empresarios boliburgueses ligados al régimen (Alex Saab, Raúl Gorrín), entre otros.

Carlos Trujillo, embajador de Estados Unidos ante la OEA, explicó con claridad las consecuencias de tales sanciones: Estas personas “no podrán viajar por los países miembros del TIAR, abrir cuentas bancarias; no van a tener ninguna actividad en esos países”. Se trata de un cerco importante sobre el régimen y sus articuladores.

En escalada

Para Julio Borges, comisionado de Juan Guaidó para las Relaciones Exteriores de Venezuela, la reunión de este martes “significa la articulación, la organización de toda la presión contra la dictadura de Maduro. Es la decisión de toda América de continuar con medidas completas”.

Explicó que “el TIAR es una escalera de medidas que va a continuar, tras esta reunión se efectuará otra y en los próximos meses y así sucesivamente iremos incrementando la presión para lograr lo que necesitamos, una salida democrática y un país con futuro”.Este martes se reunieron en Bogotá los cancilleres miembros del TIAR / Foto: @Infopresidencia

El propio tratado establece en su rango de acción la aplicación, de forma individual o combinada, de medidas que van escalando en intensidad y que contemplan desde el retiro de jefes de misión; la ruptura de las relaciones diplomáticas y consulares; la interrupción parcial o total de las relaciones económicas o de las comunicaciones ferroviarias, marítimas, aéreas, postales, telegráficas, telefónicas, radiotelefónicas o radiotelegráficas; hasta el empleo de la fuerza armada.

En tal sentido, los cancilleres decidieron convocar una próxima sesión en el primer trimestre de 2020, aunque se mantienen activados como órgano de consulta del TIAR.

Es un efecto constrictor que, aunque lento, luce perseverante.