konzapata.com

El viaje misterioso de Diosdado Cabello a La Habana y las consecuencias en el poder

viernes 20 de diciembre de 2019, 22:00h
Por Juan Carlos Zapata (KonZ).- Ese viaje de junio de Diosdado Cabello a La Habana tenía elementos de fondo. La excusa era la celebración del Foro de Sao Paulo en Caracas. Pero lo que estaba en juego eran cuestiones de poder. Cabello viajó a La Habana en mejores condiciones que otras veces. Esta vez a plantear sus puntos.
Cabello viajó a La Habana a plantear sus propios puntos / Estudios Revolución-Granma.
Ampliar
Cabello viajó a La Habana a plantear sus propios puntos / Estudios Revolución-Granma.

Estaba la foto. De Diosdado Cabello con Raúl Castro, General del Ejército y Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba; Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, y José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido. Estaba el mensaje. Que había sido un encuentro fraternal. Estaba el motivo. Los preparativos para el Foro de Sao Paulo que se iba a celebrar en Caracas dentro de un mes. Todo eso estaba a la vista. Como las declaraciones cuando se iba, en el aeropuerto de La Habana. Pero ¿cuál era la operación secreta?

El secreto es lo que se desvela ahora. La negociación con Cuba. De hecho, desde entonces la posición de Cabello en la estructura de poder no ha desmejorado en estos meses. Por el contrario. Tiende a seguir mejorando. Porque se prepara para el nuevo reto. La nueva lucha interna contra Maduro y contra la oposición. Cabello quiere controlar la Asamblea Nacional. No dejarle ese espacio a la oposición pero tampoco a Maduro. Y como dice la fuente, amigo de Cabello, esa lucha interna ya comenzó.

Ya había ocurrido el 30 de abril. Había rodado mayo. Había entrado junio. Y los actores, los protagonistas de la megaconspiración estaban bajo sospecha. Rodaban los nombres. La responsabilidad supuesta de aquellos jerarcas del TSJ, el mundo militar, la boliburguesía, los servicios de inteligencia y, por supuesto, de los actores de la oposición. Pero Cabello no estaba en la jugada. Lo habían dejado fuera de la conspiración contra Nicolás Maduro. Y ello lo favoreció. Se dijo entonces y se dice ahora: Resultó ser el gran favorecido de la fracasada operación que intentaba echar a Maduro del poder. Así entonces consolidó posiciones. Y una vez logrado esto, había que ir a Cuba y plantearle al poder cubano las cosas como eran porque no sólo es que no estuvo metido conspirando sino que en la misma mañana de los hechos, apareció defendiendo a Maduro, batiéndose por Maduro.

Una fuente del entorno de Cabello es quien revela, seis meses después, que ese fue el verdadero motivo del viaje. Discutir con Castro, con Díaz-Canel, con Machado Ventura, parcelas de poder, y discutir reglas de juego para lo que se avecina. La fuente, de todo crédito por la conexión que mantiene con Diosdado Cabello, asegura que las conversaciones llegaron hasta el detalle de plantear cuotas en el ámbito militar. Esta vez, Cabello viajaba a La Habana no en desventaja como otras veces sino en posición de hacer demandas.

Diosdado Cabello está en todas las opciones del poder (Y tiene un plan)

Diosdado Cabello está en todas. Quiere estar en todas. Se está...

Leer más

Cuando se produjo el encuentro, escribimos esto en KonZapata: Que el viaje y la foto eran “una forma de Cabello de reconocer que el factor cubano juega como poder. Y que él también juega como poder. Se están reconociendo de manera mutua. La foto cobra importancia en el contexto actual. Luego de los hechos del 30 de abril en los que Cabello y la inteligencia cubana jugaron un rol de primer orden para desbaratar el plan que intentaba sacar a Nicolás Maduro del poder. Maduro es el factor cubano en el régimen chavista. El general Vladimir Padrino López es el factor ruso. ¿Y Cabello? Es él. Juega para sí mismo. Y juega en todos los terrenos. Con civiles y militares. Dentro y fuera del Palacio de Miraflores. Juega en la Constituyente. Juega en el PSUV. Y juega en la calle, con la militancia del PSUV, donde se muestra, porque algo busca Cabello”.

El pretexto fue la organización del XXV Foro de Sao Paulo...

Leer más

Era lo evidente. El secreto es lo que se desvela ahora. La negociación con Cuba. De hecho, desde entonces la posición de Cabello en la estructura de poder no ha desmejorado en estos meses. Por el contrario. Tiende a seguir mejorando. Porque se prepara para el nuevo reto. La nueva lucha interna contra Maduro y contra la oposición. Cabello quiere controlar la Asamblea Nacional. No dejarle ese espacio a la oposición pero tampoco a Maduro. Y como dice la fuente, amigo de Cabello, esa lucha interna ya comenzó. Y ese punto también fue discutido en La Habana.