konzapata.com

Este es el nuevo plan que Guaidó discutirá con Mike Pompeo en Bogotá

lunes 20 de enero de 2020, 15:38h
Por Jesús Seguías (KonZ).- Por fin hay un objetivo claro y viable: Hay que negociar con Maduro una salida electoral y en la cual habrá (sin duda) concesiones mutuas. Lo contrario sería exigir la capitulación del adversario, haciendo inviable el objetivo. Seguiríamos en un punto muerto. Sería repetir la estrategia fracasada de 2019. Principio del poder: toda acción debe estar alineada con el objetivo.
La Casa Blanca quiere romper el estancamiento del caso venezolano / Flickr: Gage Skidmore
Ampliar
La Casa Blanca quiere romper el estancamiento del caso venezolano / Flickr: Gage Skidmore
La cumbre de hoy lunes en Bogotá, con la presencia de Mike Pompeo, Duque y Guaidó, así como representantes de 18 gobiernos de la región, revelará seguramente las nuevas estrategias de la Casa Blancay los hilos del próximo desenlace del caso venezolano.

2. El gobierno de los Estados Unidos es la única fortaleza real con que cuenta la oposición venezolana en este momento para enfrentar a Maduro. Lo demás ya no cuenta.

3. La Casa Blanca quiere romper el estancamiento del caso venezolano, convertido en “un chicharrón” según el exembajador colombiano en Washington, Francisco Santos.

4. Una de las bases de la nueva estrategia consiste en que hay que romper la dinámica fratricida entre los venezolanos, donde ambas partes se desgastan en intentos infructuosos de derrocar al otro.

5. El 30 de abril pasado, Guaidó quiso derrocar a Maduro propiciando una insurrección militar, y cuyo resultado fue el fracaso total. El 5 de enero de este año, Maduro quiso derrocar a Guaidó en la Asamblea Nacional, no sólo fracasando en el intento sino que logró amalgamar a una oposición que venía fracturada y debilitada. Ese bochinche “golpista” hay que disolverlo cuanto antes y dar pasos hacia lo factible y con resultados tangibles. Es urgente.

¿Cuál es la prioridad en la reunión entre Mike Pompeo y Juan Guaidó en Bogotá?


Leer más



6. Venezuela está al borde de la “cubanización” como caso político en el continente. El gobierno comunista de Cuba y Washington se odian, pero terminaron conviviendo sin mayores obstáculos. Ambos conocen y respetan las reglas de juego establecidas desde la crisis de los misiles en 1962. Cuba no es amenaza para la seguridad nacional de EEUU. Elliot Abrams dice que no cree que Maduro cometa la estupidez de amenazar la seguridad de EEUU. Y Maduro ya lo sabe.

7. Está claro que la destitución de Maduro ocupa lugar relevante en la narrativa política y electoral de Trump. Creyeron inicialmente que la meta era más fácil y que con un fuerte gruñido de la primera potencia económica y militar del mundo, además de un cuerpo de sanciones, era cuestión de días para que Nicolas Maduro saliera a pedir asilo en Cuba o Rusia. Meses después, Trump reconoce que Maduro le resultó ser un “jugador duro” (o sea, se estaba comiendo un elefante). 2019 sólo sirvió para validar esta hipótesis.

8. Para 2020, la Casa Blanca diseñó una nueva estrategia. En las próximas horas se conocerán más detalles. A partir de hoy, 20 de enero, Bogotá será lugar propicio para descubrir por dónde vienen “los tiros”.

EL NUEVO PLAN

9. EL OBJETIVO: Por fin hay un objetivo claro y viable: Hay que negociar con Maduro una salida electoral y en la cual habrá (sin duda) concesiones mutuas. Lo contrario sería exigir la capitulación del adversario, haciendo inviable el objetivo. Seguiríamos en un punto muerto. Sería repetir la estrategia fracasada de 2019. Principio del poder: toda acción debe estar alineada con el objetivo.

10. LA PROPUESTA: Convocar elecciones presidenciales y parlamentarias totalmente transparentes a finales de este año, y en las que participe el chavismo, quizás con el mismo Nicolas Maduro como candidato.

11. LA RUTA: Pompeo habla fuerte: “Ocurrirán más cosas”. Sin duda se refiere a más presiones de todo tipo para lograr el objetivo, es decir, negociar elecciones ya, en vez de pedir el “cese a la usurpación” como paso previo. Alineados con el objetivo.

12. ALIADOS INTERNACIONALES: Los Estados Unidos vienen forzando acuerdos con Rusia y China, especialmente el primero. Estos son los únicos que pueden presionar con efectividad a Maduro, amén de garantizar el éxito del nuevo plan. Aún no se sabe si ya lograron pactar una sola estrategia. En Bogotá se sabrá. Mientras tanto, Pompeo está trabajando a marcha forzada en el Caribe y Europa para coordinar una sola estrategia.

Todas las investigaciones confirman que los venezolanos están cansados de esta confrontación inútil, donde además ambas partes se esfuerzan en demostrar de manera deplorable y con pasiones cínicas quién es más corrupto e incompetente que el otro. El rechazo a los partidos políticos y a los políticos en general es abrumador. La desesperanza seguirá empujando a millones de ciudadanos al exterior. Colombia recibirá el mayor impacto. Ojalá esto influya en una correcta toma de decisiones en Bogotá.

13. ALIADOS VENEZOLANOS: Hasta ahora la Casa Blanca ha limitado su cuerpo de aliados estratégicos de mayor peso a los líderes de Voluntad Popular y Primero Justicia, especialmente el primero. Quizás por afinidad política. Pero no le resultaron los aliados más útiles. Ahora deben abrir el abanico. Hay que incorporar en las decisiones a quienes generen más confianza en el chavismo para negociar. Elemental. Básico. De perogrullo. Deben concertar con estos actores políticos con el mismo pragmatismo con que lo vienen haciendo con Rusia y China. Todos son necesarios. No significa que abandonen a VP y PJ pero sí que den protagonismo a quienes sean más útiles y confiables para una negociación. Lo contrario es alejarse del objetivo.

14. EL ROL DE JUAN GUAIDÓ: Guaidó debe seguir siendo el principal vocero opositor por dos sencillas razones: Uno. Es a quien los Estados Unidos (la mayor fortaleza opositora) reconoce como principal vocero (esto es mucho decir); y dos, es quien tiene el mayor apoyo del pueblo opositor. Ponerse a inventar nuevas opciones en estos momentos críticos puede ser contraproducente y torpe. Nadie en la oposición puede autocalificarse como liberado de errores, por tanto están obligados a actuar con madurez y seriedad. Ahora que el objetivo está claro, es pecado capital ponerse a discutir pendejadas, y mucho menos entrar en mutuas descalificaciones. Obvio: Juan Guaidó debe saber que se agotó el tiempo de las equivocaciones, y que no tiene carta blanca de nadie.

15. RESULTADOS: Pompeo advierte: “Maduro sabe que estamos hablando en serio”. Es decir, o Maduro acepta sentarse a negociar una salida en serio y sin maniobras dilatorias lo antes posible, o vendrán acciones más fuertes de parte de los Estados Unidos y sus aliados. Nadie sabe de qué se trata. Quizás en Bogotá se sepa.

16. MOTIVADOR IMPORTANTE: El “impeachment” (juicio político) contra Trump en el Congreso y las elecciones presidenciales de este año están sesgando cualquier toma de decisiones en la Casa Blanca. Ambos hechos están acelerando las acciones. Sin duda, Trump debe cuidarse de aventuras tramposas, pero debe generar acciones de alto impacto y sin mayores costos que permitan desviar la atención del país durante el juicio y en pleno año electoral.

17. UN EJEMPLO EN LA PALESTRA: La muerte del general iraní Quasem Soleimani es quizás parte de la misma estrategia. Como ya vimos, Trump atacó con precisión quirúrgica a uno de los hombres más protegidos del mundo, pero se cuidó de no provocar una guerra con Irán, advirtiendo que el objetivo no era derrocar al gobierno iraní. Ganó puntos en el electorado estadounidense, y el gobierno iraní sigue de pie. Cosas de la política y el poder.

18. ¿Y SI NO HAY ACUERDOS PARA ELECCIONES PRESIDENCIALES? De no llegarse a acuerdos y de fracasar las presiones para elecciones presidenciales, pues entonces habrá que participar en todas las consultas que se hagan al pueblo venezolano para que se exprese. Hay que designar un CNE consensuado lo antes posible. Eso es factible. Y hay que prepararse para votar. Los venezolanos estarían dispuestos a hacerlo masivamente si la oposición unida y la comunidad internacional afecta a la oposición así lo acuerdan. No olvidemos que 2019 sirvió para validar que los elefantes se comen en rodajas, y que el “todo o nada” ya es inviable en Venezuela.

19. Ojalá opositores y gobierno venezolanos comprendan que llegó la hora de entenderse por el bien de todos. Los acuerdos ganar-ganar son los únicos viables. No hacerlo sería suicida para ambas partes, además de un acto de estupidez imperdonable.

20. Es deplorable que la nación haya quedado a merced de las decisiones extranjeras (generalmente sesgadas por los legítimos intereses particulares de cada país). Es demostración de incompetencia de nuestros políticos para comprender los límites básicos de sus acciones.

21. Todas las investigaciones confirman que los venezolanos están cansados de esta confrontación inútil, donde además ambas partes se esfuerzan en demostrar de manera deplorable y con pasiones cínicas quién es más corrupto e incompetente que el otro. El rechazo a los partidos políticos y a los políticos en general es abrumador. La desesperanza seguirá empujando a millones de ciudadanos al exterior. Colombia recibirá el mayor impacto. Ojalá esto influya en una correcta toma de decisiones en Bogotá.