konzapata.com

El Banco Central también se quedó sin plata en efectivo. Maduro se lo come todo.

lunes 03 de febrero de 2020, 18:00h
Por Juan Antonio Avellaneda (KonZ).- Fuentes del Banco Central de Venezuela informaron a Bloomberg que el BCV tiene hoy en día menos de 1.000 millones de dólares en efectivo en sus bóvedas. Bloomberg comenta que las Reservas Internacionales se ubican en apenas 6.610 millones de dólares, el menor nivel en los últimos 30 años. Ya KonZapata lo había adelantado. Maduro se gastó en diciembre la poca plata que tenía.
Maduro se gastó en diciembre la poca plata que tenía / Foto: Presidencia
Maduro se gastó en diciembre la poca plata que tenía / Foto: Presidencia

De los 6.610 millones de dólares que hay en reservas en el Banco Central de Venezuela, BCV, apenas unos 800 millones son divisas en efectivo, unos 200 millones en activos líquidos de fácil venta (bonos), 1.600 millones en oro en bóvedas en Londres de difícil acceso por las sanciones, 400 millones en derechos ante el FMI y 73 toneladas de oro equivalente a 3.600 millones de dólares en bóvedas en el BCV. Pero este activo cada vez se le está haciendo más difícil al régimen de Maduro venderlo en el mercado.

Se puede afirmar que hoy Venezuela se encuentra en medio de una crisis de liquidez de reservas internacionales. ¿Cómo se llegó a esta grave situación?

Ya el 23 de enero KonZapata había adelantado esta nota: Maduro se gastó en diciembre la poca plata que tenía el régimen.

Maduro se gastó en diciembre la poca plata que tenía el régimen


Leer más

La nota está basada en fuentes militares. En ella se explica cómo Nicolas Maduro gastó para estructurar un estado de ilusión y consumo en la recta final de 2019 y en las fiestas de Navidad.

A grosso modo las reservas internacionales son el saldo que le queda a un país luego de pagar importaciones, pagar deuda, intereses, y otras salidas de dinero con el monto proveniente de los pagos por exportaciones, préstamos, remesas o cualquier otra entrada de divisas.

En el aspecto exportaciones-importaciones, el modelo económico del Socialismo del Siglo XXI se ha basado en destruir la industria local provocando que hoy básicamente se importe todo lo que consume el país. Ello aumentó exponencialmente las cifras de importaciones mientras que llevó casi a cero la cifra de exportaciones de productos no relacionados con el petróleo.

Esta crisis de liquidez del BCV afectará al régimen de Maduro dado que se le harán más complicadas las importaciones de alimentos para el programa CLAP, así como de cualquier otro producto que le sirva para mantener los programas sociales.

Es el petróleo el que siempre ha dado los mayores ingresos en las exportaciones y aunque con seguridad Maduro culpará a las sanciones ya se conoce que desde el 23 de enero de 2019 cuando se impusieron las mismas se han dejado de producir 500.000 barriles de crudo. Pero desde 2013 hasta hoy se estima que se han perdido 1.200.000 barriles de producción, 500.000 por las sanciones y el resto por la ineficiencia y corrupción en PDVSA.

Referente a la entrada y salida de dinero, a pesar del control de cambios, es conocido cómo han salido de Venezuela miles de millones de dólares. Por el contrario, la entrada de dinero vía inversiones es casi cero, dado al alto riesgo que existe para los grandes capitales del mundo. Las líneas de crédito están cerradas desde hace un tiempo y con la deuda externa en default esta posible forma de entrada de dinero no existe. Sólo queda el tema de las remesas que lamentablemente sí es positivo para las reservas internacionales. Es lamentable porque eso arroja una idea de los niveles de pobreza y que los pobres dependen del dinero que envían familiares en el exterior.

Esta crisis de liquidez del BCV afectará al régimen de Maduro dado que se le harán más complicadas las importaciones de alimentos para el programa CLAP, así como de cualquier otro producto que le sirva para mantener los programas sociales.

El libro Doña Bárbara con Kalashnikov de Juan Carlos Zapata ya está disponible en Amazon y Kindle


Encuentralo Aquí