konzapata.com

Guaidó trae más presión contra Maduro. ¿Qué hará?

miércoles 12 de febrero de 2020, 18:00h
Zenaida Amador (Konz).- Una vez más, el régimen de Nicolás Maduro expone su talante violento y la debilidad real que tiene frente a la figura de Juan Guaidó. Ningún funcionario fue capaz de impedirle el paso, ni siquiera en el punto de control migratorio del Aeropuerto Internacional de Maiquetía a su llegada a Venezuela; ningún otro lo esperó para arrestarlo, como tantas veces amenazaron los distintos voceros del chavismo incluyendo al propio Maduro. Por la vía formal no hubo impedimentos para su ingreso, porque todo fue dejado en manos de los grupos entrenados para hacer el trabajo sucio del régimen. Sin embargo, Guaidó no sólo llegó, sino que ya marcó una hoja de ruta.
Ningún funcionario fue capaz de impedirle el paso a Guaidó / Foto:  CCN
Ampliar
Ningún funcionario fue capaz de impedirle el paso a Guaidó / Foto: CCN

Conviasa se convirtió en excusa para el reacomodo de las fuerzas de choque de Nicolás Maduro y camuflar su plan de acción ante la inminente llegada de Juan Guaidó a Venezuela. Así, desde este lunes, comenzaron unas supuestas protestas en contra de las sanciones aplicadas por Estados Unidos a la aerolínea bandera del régimen venezolano mientras corrían las horas para el esperado regreso de Guaidó tras su exitosa gira internacional. Y fueron precisamente personas identificadas con insignias de Conviasa las que encabezaron la violenta arremetida contra el presidente interino y los medios de comunicación que registraban su llegada.

En el primer mensaje al país tras su regreso, Guaidó se plantó frontalmente contra Nicolás Maduro y su régimen. “No te enfrentas (…) Cobarde, Nicolás. En nombre de los venezolanos aquí estamos”.

El acto no fue casual ni espontáneo. Los supuestos “trabajadores” de la aerolínea Conviasa fueron movilizados al aeropuerto en autobuses horas antes del momento estimado del arribo de Guaidó en un avión de TAP proveniente de Lisboa. Llevaban instrucciones claras. Tan sólo 24 horas antes Nicolás Maduro, quien lideró una arenga entre sus grupos violentos para arremeter contra la administración de Donald Trump por sancionar a Conviasa y a su flota de aviones, dijo que Juan Guaidó “les pidió a sus amigos de EEUU que sancionaran a Venezuela y por eso tiene que pagar”.

Si bien Guaidó logró vencer el cerco, y entre golpes y empujones pudo salir de las instalaciones del aeropuerto con dirección a Caracas, en la refriega resultaron lesionados al menos cinco periodistas, así como varios parlamentarios sin que los funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado hicieran algo para impedirlo. También fue retenida la diputada Deyalitza Aray y los choferes de los autobuses, interceptados antes de llegar al aeropuerto, en los que se movilizaron los parlamentarios para darle la bienvenida a Guaidó.

¿El intocable?

Varias veces los voceros del régimen han hablado de encarcelar a Juan Guaidó, quien como presidente de la Asamblea Nacional asumió funciones ejecutivas de la República toda vez que Nicolás Maduro usurpó la Presidencia de Venezuela en enero de 2019. Sin embargo, a lo largo de este año las amenazas no han cristalizado. Esto demuestra que la legitimidad de Guaidó, válida para más de 50 países, pesa y mucho.

De hecho, su reciente gira lo llevó a Colombia, Bélgica, Inglaterra, Suiza, Francia, España, Canadá y Estados Unidos a lo largo de más de 20 días de agenda. Quizá el punto culminante del periplo fue su presencia, como invitado de Donald Trump, en la presentación del discurso del Estado de la Unión en el Capitolio de EEUU.

El reconocimiento a su figura, a la Asamblea Nacional que preside, y el compromiso internacional de colaborar para que Venezuela retome la senda democrática son parte del equipaje con el que Guaidó regresa al país sin que el régimen se atreviera a impedirlo.

Un Guaidó con más respaldo internacional REGRESA a Venezuela dispuesto a cobrar

Leer más

“Ya se le va a terminar su gira, su paseo turístico, y cuando llegue no va a pasar nada. Seguro seguirá con su show. Guaidó es la nada, no puede generar otra cosa que no sea la nada”, señaló este lunes Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Maduro, en un intento por subestimar la trascendencia del recorrido internacional de Guaidó.

¿Y ahora qué?

En el primer mensaje al país tras su regreso, Guaidó se plantó frontalmente contra Nicolás Maduro y su régimen. “No te enfrentas (…) Cobarde, Nicolás. En nombre de los venezolanos aquí estamos”.

Desde la plaza Bolívar de Chacao, en Caracas, el presidente interino aseguró que vino a ponerse a trabajar de inmediato, sobre la base de los acuerdos y los compromisos alcanzados internacionalmente, para hacer posible el resurgir de Venezuela. De hecho, convocó a sesión ordinaria de la Asamblea Nacional para este miércoles y aseguró que “juntos”, refiriéndose a los líderes de la oposición, empujarán las puertas cerradas por la dictadura, en alusión al bloqueo de acceso al Palacio Federal Legislativo aplicado por el régimen.

Después de la amenaza de Trump y el ÉXITO de Guaidó, ¿cuál es el camino que le queda a Maduro?

Leer más

Aseguró que los llamados cuerpos de seguridad del Estado son en verdad “órganos represivos de la dictadura” y recordó que propuso una Ley de Amnistía “para buscar una solución y garantías”, pero “la escalada de violencia de la dictadura es muy grave”.

Viene más presión. Es lo que está en la agenda, según aseguró. Los mecanismos de presión “sólo van a aumentar, por más polémicos que sean”, lo que asoma la posibilidad de nuevas y mayores sanciones. “Falta un poquito, nos falta echar el resto”.

Así que debe venir una nueva ola de movilización ciudadana. “Sé que pedir más es difícil a quienes no tienen ni cómo comer, no tienen luz o agua (…) pero tenemos el compromiso de instituciones multilaterales para reconstruir Venezuela”. La promesa de futuro está allí, pero para alcanzarla es necesario que acabe la dictadura. “Es el momento de seguir adelante”.